fbpx

¿De dónde sacan armas grupos de autodefensa?

En cristiano

Escribe: Juan Alberto Jaubert

guerrero

En los estados del sur de nuestro país, sobre todo en Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Chiapas, operan las llamadas autodefensas, grupos armados quién sabe por quién, que según ellos, se constituyeron para defender a los habitantes de sus comunidades de los delincuentes que operan en sus zonas de influencia, pequeños poblados enclavados en la sierra.
Lo curioso es saber de dónde sacan sus armas, sus uniformes y por qué actúan con absoluta impunidad, porque cualquier ciudadano que se encuentre en la vía pública, provisto con armas de uso exclusivo del ejército, es inmediatamente detenido por cualquier autoridad y consignado a las autoridades federales, pero ellos no y aún más peligroso no dejas que ninguna autoridad entre a sus comunidades, aún las de programas de asistencia social, que lo único que buscan es ayudar a la población más marginada, ni a ellos les permiten la entrada.
Aquí lo más peligroso es que, como se ha publicado en algunos medios de circulación nacional, que esas zonas de influencia en realidad están infiltradas por el crimen organizado y puede pasar lo que ocurría en la hermana República de Colombia, donde una gran parte de su territorio era controlado por las guerrillas, que también controlaban desde esos lugares la refinación y el tráfico de la cocaína, ya que ninguna autoridad entraba a sus territorios, entonces ahí la única ley que imperaba es la de los propios narcotraficantes y sus grupos paramilitares.
Por lo que no es descabellado pensar que en nuestro país grupos criminales quieran controlar una parte de los estados del Sur, para poder hacer lo que les plazca, sin ninguna intervención de alguna autoridad establecida, llámese Federal, Estatal o municipal, ese es el gran riesgo que existe en estos momentos y que si no se ataca de raíz puede llevar a la ingobernabilidad total.

Hoy es el momento de acabar con esos grupos que lo primero que persiguen es ungirse como autoridades únicas donde lo que ellos determinen es lo que se convertirá en ley y el Estado Mexicano hasta ahora los ha dejado crecer y en algún momento ya no podrá hacer nada contra ellos, por que habrán crecido inconmensurablemente y para combatirlos habrá que utilizar enormes recursos militares y policíacos.
Se creen intocables en Guerrero y exigen a las autoridades las primeras cosas que se les ocurren, creyendo que las autoridades están a su servicio y tiene que obedecerlos en sus demandas y también asaltan comandancias de policía, para robarles armas y vehículos, finísimas personas.
Eliseo Villar Carrillo, coordinador general de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y de la Casa de Justicia, dirigió un mensaje al presidente Enrique Peña Nieto y al gobernador Ángel Aguirre, y exigió frenar el «hostigamiento», cancelar las causas penales y averiguaciones previas contra de sus integrantes.

También realizó 10 peticiones, entre las que exige el uso de armas de alto calibre, autorización de la licencia colectiva 110 de la Sedena, así como libre tránsito de la policía comunitaria de Guerrero y todo el territorio nacional, en asamblea, los integrantes de la CRAC votaron y rechazaron la propuesta del gobierno estatal para mover la sede de la mesa de negociación, por lo que, ante la negativa del gobierno de Guerrero de reunirse con los líderes de la CRAC, la asamblea comunitaria acordó realizar acciones similares a las detenciones de funcionarios, además integrantes de las policías comunitarias desarmaron a 18 elementos de Seguridad Pública de los municipios de San Luis Acatlán y Malinaltepec (La Montaña y Costa Chica), y aseguraron 18 fusiles AR-15 y tres pistolas calibre 9 mm, y en el municipio de Acapulco, el operativo de revisión de equipo a la Secretaría de Seguridad Pública iniciado el miércoles reveló que están «extraviadas» más de 100 armas.

Algunos uniformados reconocieron que «las tenían en sus casas», en San Luis Acatlán y Malinaltepec, integrantes de la Policía Comunitaria desarmaron a 18 efectivos de seguridad municipal, en las acciones se les quitaron 18 fusiles AR-15, tres pistolas de cargo calibre 9 milímetros marca Pietro Beretta, 10 de celulares, dos chalecos antibalas y 12 equipos de radiocomunicación, el primer operativo se hizo a las 12:50 medio centenar de comunitarios llegaron a la casa del alcalde priista Alejandro Contreras Velázquez y despojaron de cuatro fusiles AR-15, tres pistolas, equipos de comunicación y celulares a los uniformados sin que opusieran resistencia.
«¡Órale!, desármenlos», ordenó un mando de la Policía Comunitaria. Asustado, el jefe policiaco se resistió primero y en seguida fue despojado de fusil y radio, otro más ordenó al resto de policías preventivos del municipio de San Luis Acatlán:
«Órale, compas, entreguen el equipo, el arma, el radio, el cargador, todo entréguenlo» luego, en caravana, los comunitarios se dirigieron a las oficinas de Telecom, donde estaba un policía preventivo con un fusil AR-15 y un radio de comunicación, que le fueron quitados,el operativo para desarmar a los uniformados en esa región de la Costa Chica no tardó ni diez minutos, después otro comando de la Policía Comunitaria se dirigió a municipios de la Montaña, en Malinaltepec, donde desarmaron a diez policías más y los despojaron de sus equipos de comunicación.
Cerca de las 15 horas el vocero de la Casa de Justicia de San Luis Acatlán, Raúl de Jesús Cabrera, confirmó el operativo de desarme y adelantó que habrá más sorpresas como éstas si el gobierno del estado se niega a negociar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: