fbpx

TRIUNFAR A MENTADAS DE MADRE

BAILE Y COCHINO.-

Por Horacio Cárdenas

A PROPOSITO

La democracia en México es una democracia joven, frasecita esta que se viene repitiendo desde la época en que Porfirio Díaz Mori era omnipotente presidente/dictador del país, que curiosamente un siglo y feria después, se sigue mencionando como justificación de la impericia de las reformas electorales, de las crónicamente recurrentes reformas políticas y por supuesto, que al pueblo se le siga tratando como infante, en el mejor de los casos como adolescente, y en el peor, como si fuéramos retrasados mentales.

De cuando la mayoría de la población era analfabeta, viene aquella práctica, de hecho allí encuentra su origen el logo de cierto partido aplanadora que todos quisiéramos vender como fierro viejo, de que el equivalente a las actuales lideresas, indujeran a sus acarreados a sufragar, diciéndoles que “la bolita” que había que tachar era la que tenía los colores de la bandera nacional. Al pópolo le sonaba lógico, el PNR y luego el PRI tenía en efecto el verde, blanco y rojo del lábaro patrio, bajo el que nos cobijamos todos los mexicanitos, nada que ver con el blanco y azul de Acción Nacional, con el sospechosamente rosa mexicano del extinto y olvidado Partido Popular Socialista, o con el verde con el horroroso monumento a la revolución que era el PARM, que más parecía un anuncio de gasolinera guachicolera que otra cosa, ah y por supuesto de los que estaban pintados de rojo de los que había que huir como de la peste, sucesivamente el Partido Comunista Mexicano, el PSUM, el PT, y otros que han aparecido y se han extinguido sin dejar más recuerdo que la utilidad que tiene para los periodistas para documentar alguna vacilada a la que no se encuentra otra explicación.

Tiene usted razón, era gachísimo aprovecharse de la ignorancia de la gente, eso de decirles que si tachaban otra bolita estaban poco menos que traicionando al país, y haciéndose cómplices de todo lo malo que nos aconteciera, no tenía nombre. Pero tampoco tenía nombre la estrategia que le siguió, porque ha de saber que dentro de los grandes logros de la revolución mexicana fue que la educación fuera para todos, objetivo que sigue lejos de cumplirse, pero que sí ha alcanzado a grandes masas de población, a la que en teoría, ya no se les puede engañar como a iletrados.

Cuentan en los bajos fondos del sistema político a la mexicana que ahora ya no se convencía a los electores asustándolos con el petate del muerto… ahora que ya comenzaba a haber inconformidad con el estado de cosas, y a reconocer como el culpable de la situación al partido del que habían salido los gobiernos, la estrategia cambió: se le decía a los electores todavía algo lerdos e ingenuos: tacha al emblema del partido que más gordo te caiga, y sí el PRI siguió ganando, porque lo tachaban para vengarse de las afrentas recibidas a lo largo de años que iban acumulándose, mientras crecían los problemas no resueltos. Salvo su mejor opinión, esta, como la anterior estratagema, no eran otra cosa que burlarse del pueblo.

Y uno podría, o querría pensar que las cosas han cambiado, pero resulta que no, y las diferencias aparentes no son otra cosa que el proverbial revolcamiento de la proverbial gata, nos explicamos, un fulano de no tan ilustre apellido, Arturo Cárdenas Román, que la gira y cobra como vocal de capacitación del INE en Coahuila, acaba de echar su propio felino a retozar en un proceso electoral que de por sí, se considera de los más complicados de que se tengan memoria. Según la preclara explicación del funcionario, por lo demás mantenido con nuestros impuestos ciudadanos, ya no solo se considerará como sufragio válido la “tacha” o la “palomita”, sino hasta las groserías, peladeces, insultos, mentadas de progenitora, etc. Con lo que de su ronco pecho, y quien sabe si amparado en alguna leyezuela a modo de un sistema que ya no halla qué demonios hacer para que la gente vote como se espera de ella, amenazó con que un rayón que toque el nombre de uno de los candidatos, sea un “dedo”, “caracolitos”, recuerdo familiar o lo que sea, contará como voto… a favor del mismísimo candidato al que usted le tiene tirria. Ahora sí que en este país donde la impunidad campea en todo lo que tenga que ver con responsabilidades del gobierno… se restituye el daño al candidato más vilipendiado, algo así como si se premiara al que se porta más mal, o al que más mal le cae al electorado… Cosas veredes, Mío Cid.

Sí decíamos antes de lo mal que han estado las reformas políticas y electorales al paso de los años, al grado de que con unas se pretenden corregir los errores de las anteriores, en este caso concreto, como en tantos otros, vamos para peor. No hace mucho se decía, se recomendaba, ¿se amenazaba?, claro que sí, con que la tacha debía ser perfecta, milimétrica, sin dejar lugar a dudas de por cual partido o candidato se estaba votando, si se salía un milímetro… para eso estaban los representantes de partido para acusar que debía ser anulado si era contrario a su postulado, o defenderlo si sí era el suyo, muchísimos votos se perdieron porque ¿Quién está acostumbrado a rayar con un crayón romo como los que proporciona el IFE ahora INE?, si esas cosas las dejó de usar uno cuando salió del kínder, y resultaba que querían un trazo perfecto. Incluso hubo broncas cuando tachaban varias veces el nombre de un candidato postulado por varios partidos, no sabían si cargárselo al más grande o a las rémoras, técnicamente debía ser nulo, y así un montón de excepciones imposibles de considerar desde detrás de un cómodo escritorio y un más confortable todavía sitio en la nómina

Ahora nos salen con que es al revés, si al que le mienta la madre es al candidato del PRI, que no toque su nombre, porque se lo cuentan a favor, y si pone su apelativo o incluso su apodo, también se lo anotan, mal y de malas, peores, pero para eso somos el país de los “memes”, el que a toda imposición estúpida de la autoridad, le sacamos la vuelta y le bailamos encima.

Ya habrá pensado el fulano este Cárdenas Román ¿a quién le va a anotar el sufragio de alguien que pone “ch… a su m… todos los candidatos”, alguien que tacha furiosamente de esquina a esquina atravesando la mitad de los nombres y de los partidos, a quien sigue neceando con que sea Cantinflas, el Púas Olivares, Juan Pablo segundo, que a como están las cosas de ridículas podrían contabilizar votos como independientes?, si pensábamos que había quedado erradicado para siempre el taqueo, el embarazo, y demás prácticas que inflaban el número de votos que salía de una urna y de una casilla, ahora va a resultar que hay más votos contados que votos emitidos.

Qué bueno que estén tomando providencias de que no va a haber resultados preliminares, tendencias ni demás vaciladas, con lo complicado que va a ser el conteo de votos y la adjudicación de cada uno de los sospechosos a uno u otro candidato que su representante en la casilla considere que es para él o ella, podrían pasarse no hasta las dos de la mañana del lunes, sino hasta el siguiente domingo.

En fin, en esto de la democracia no vamos madurando, vamos para atrás, y en esta ocasión, a punta de mentadas de madre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: