La suerte de los rubencistas

BAILE Y COCHINO.- Por Horacio Cárdenas.- Las cosas de los políticos no las deciden los políticos, por más que se sientan dueños de sus destinos y de aquellos quienes están subordinados a ellos, lo cierto es que en la grilla, lo que le ocurre a cierto politiquillo lo decidió alguien de más arriba, movido también por alguien…