El Proyecto Federal

NOTICIAS DIVERSAS.-

Por Héctor Barragán.-

crecimiento

Prevén los economistas ligados al gobierno  que el crecimiento del producto bruto interno podría ser de 4% anual, considerablemente más elevado que de los años recientes y algunos un tanto más alejados.

Sin embargo no sería muy considerablemente justamente por el rezago de los años recientes, la deuda de fuentes de trabajo y demás retrocesos de la sociedad.

De aplicarse los cuantiosos ahorros en cuestiones directamente productivas se conseguiría avanzar en la paz social que propiciaría el aumento de la actividad económica y de la temida inversión extranjera (apabullante y desplazadora) porque Las ayudas a la gente y las inversiones en educación, tan necesarias, fructificarán a mediano y largo plazo. El apoyo a la gente precarista claro que será un valioso estímulo económico al fortalecerse el mercado interno u un incentivo a la inversión y producción nacional.

Los números flaquean cuando se calcula el costo de impartir gratuitamente la educación nacional, porque los ahorros, con ser considerables, no cuentan con la buena voluntad de todo el pueblo (privilegiado por supuesto) como lo demostró la rebeldía del tribunal superior de justicia, cuyos integrantes se sienten con derecho a sus ingresos actuales y mucho más, por ser los más sabios, los más dedicados a trabajar y los guardianes de la justicia, con las excepciones que debe haber en cualquier comunidad humana y puño de arroz.

La economía mexicana necesita una mejor distribución del ingreso que genera, para aumentar sus ventas y sus ganancias a base de aumentar sus escalas de producción y volúmenes de actividad que no se conseguiría con un insignificante aumento 10 o 20% en los sueldos sino en mucho más, descontándolo de las utilidades actuales y con cargo a las incrementadas futuras. Porque además se tienen que abstener los productores, comerciantes e intermediarios de aumentar los precios, siguiendo su eterna costumbre de aumentarlos cuando les aumentan el costo de un insumo y em proporciones inmoderadas.

IMPUNIDAD.

El nuevo gobierno central ofrece acabar con la delincuencia y comenzará, necesariamente con terminar con la impunidad, con lo que el aumento de seguridad beneficiará al país y a sus integrantes en mayoría y a los productores en específico, sin aumentos en los costos burocráticos.

Previamente y sobre la marcha se tendrá que dilucidar sobre los límites de la amnistía, tipos de delitos, su gravedad, la importancia del daño social que ocasionaron. Hay que ser generosos, humanitarios, pero es preciso restituir a las víctimas por los daños y perjuicios, los robos y perseguir la delincuencia.

Hay daños por omisiones también, por falta de honradez en el desempeño de un trabajo o de un servicio, que no se debe solapar, a ningún nivel y no solamente en el gobierno, para recuperar la salud social, la convivencia inteligente y amable, la equidad y la justicia.

MENOS VIOLENCIA.

La demanda prioritaria del pueblo mexicano, captada por los candidatos a puestos públicos de primer orden en el país este 2018 fue la necesidad de abatir, si no fuera posible desaparecer la violencia, la que, a pesar de las declaraciones en diferentes partes se ha elevado durante años, hasta niveles insospechados e intolerables.

Y ha sucedido a pesar de la atención de las autoridades y el incremento considerable de los recursos humanos y financieros que se destinan, abandonando rubros necesarios al bienestar social y al desarrollo nacional en sus diversos aspectos, de lo cual se desprende que quizá la violencia no es controlable mediante la fuerza pública, no obstante que se reconoce la necesidad de castigos ante la delincuencia para evitar que la impunidad real que se acrecienta sirva precisamente de estímulo a las actividades delincuenciales.

Los esfuerzos oficiales contra el mal no sirven para tranquilizar a la sociedad si no mejoran los resultados y ante la imposibilidad financiera de compensar los daños sufridos. Vanos esfuerzos incapaces de motivar los sentimientos de gratitud de los gobernados, ni bastantes para reducir el odio y deseos de venganza de agraviados y simpatizantes de las víctimas, sino precisamente al contrario.

Perdón y olvido ofrecidos por el próximo gobierno federal, parece que despertaron un sentimiento contrario al pretendido, sin que haya alguna razón de que esa actitud pueda extenderse a todo tipo de agravios a la sociedad, a cualquier delito, por grave y doloroso o grave que sea y sea imposible de seguir. Pero excluyendo a los asesinatos, secuestros y peculado, entre otros graves, es probable que la sociedad no pueda aceptar esos buenos propósitos gubernamentales.

Por la sencilla razón de que otorgar el perdón, sin llegar al improbable olvido, resultará sumamente difícil, por escapar a la capacidad ordinaria del ser humano, en tanto los niveles de su desarrollo no lo permiten, la violencia corresponde a la característica de la animalidad, al escaso desarrollo intelectual y el perdón y el olvido.

Por lo cual, el ofrecimiento de intensificar la educación a todo nivel, mediante volverla gratuita, meta sumamente cara e improbable por ello, el incremento de la producción para contrarrestar la inflación y reducir la delincuencia, el facilitar créditos y facilidades para la creación de empresas y actividades agropecuarias, también con el costo, difícilmente reducirán la violencia a corto y mediano plazo, pero habrá que tener confianza y fe y participar en el esfuerzo nacional para ello.

Porque la otra solución, el perdón y el olvido, corresponden a una etapa superior, más difícil, que es el desarrollo de cada individuo en el ámbito espiritual, donde se carezca de envidias, ambiciones perniciosas, pereza y otras características actuales que hacen al ser humano enemigo mortal de su semejante. Pero la violencia no terminará por si misma, ni por el hecho de ignorarla, pero tampoco por la aplicación de la fuerza bruta, por ello parece necesario que haya participación de la mayor parte de la sociedad ante el problema que probablemente es el participar de la siguiente administración federal y para el país entero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s