No hay derecho

NOTICIAS DIVERSAS

Escribe: Héctor Barragán.-

michoacan

ESTADO SIN DERECHOS

Demasiado frecuente es la aseveración de que México posee el mejor sistema jurídico del mundo, su Constitución en su tiempo fue la más avanzada y los papeles de Códigos, Reglamentos Decretos y similares, constituyen un monumento a los legisladores.

Pero la supuesta Con situación vigente, la de 1917 ha acumulado 750 enmiendas, con Io cual ha perdido muchos de los avances que la caracterizaron como un instrumento invaluable para regir a un país, con justicia, equidad, dinamismo, independencia, progresividad.

Resulta fundamental el establecimiento o la manifestación de los derechos constitucionales, que bien pueden ser los modernizados derechos humanos, básicos para la administración de todos los países.

Pero el hecho de plasmar en la legislación los derechos y las prohibiciones y ni siquiera las sanciones a que se exponen Ios infractores de las leyes protectoras de los individuos es suficiente para garantizar la paz, la laboriosidad, la con vigencia y el desarrollo de Los recursos humanos de país.

No matar, no robar, no agredir, respetar al prójimo y sus pertenencias, no insultes… no impide que se sucedan las ofensas y las infracciones.

Y como conclusión se podría repetir la frase célebre del aplaudido cónico Cantinflas, “no hay derecho”

Las estadísticas sobren delincuencia crecen constantemente y no es aceptable explicarlo por el aumento poblacional, sino por la ineficiencia policíaca, la encargada del orden y la paz, además de la falta de educación, de oportunidades laborales y las carencias consecuentes.

Paralelamente se tiene que reconocer que el desarrollo de las actividades ilegales propicia la violencia, con el tráfico de armas fomentado por los productores de estas, aunado a la incapacidad de controlar el crimen de los cuerpos del orden.

El sistema judicial carece también de la eficiencia necesaria, entre otras razones por la falta de aplicación de sanciones y correctivos, porque la tolerancia y la impunidad parece que fomentan los delitos, la no exigencia de reparaciones de daños y de perjuicios estimula la delincuencia y la violencia.

El ejemplo más reciente, pero no el único es la obstrucción de vías férreas en el Estado de Michoacán, con un costo estimado según periódicos, de 205 miles de millones de pesos al día, por Io menos durante 17, que será difícil recuperar.

Lleva implícita la violación de leyes de libre tránsito, daños por impedir la operación de vías generales de comunicación, federales en este caso, daños a terceros y perjuicios a empresarios y trabajadores.

Pero el argumento de que hay libertad de expresión y de protesta no ampara el cierre de carreteras o ferrocarriles, evitar el paso de trabajadores y operación de negocios, cuando hay los cauces legales para exigir derechos de los maestros, en el caso presente,

Dejar de cubrir sueldos y salarios es porque un delito mayor, por con prevenir disposiciones constitucionales, que tampoco se han ventilado en los tribunales correspondientes.

De paseo vale comentar que loe ministerios públicos y jueces, parece que no cuentan con los criterios necesarios para calificar los delitos en graves y no tanto, por los montos de daños, la naturaleza de esos, como sería el patrimonio del pueblo, recursos fiscales, por ejemplo, que son peores que los causados a empresas o particulares 0

Tampoco se han calificado los daños a la colectividad por paros ilegales de profesores al alumnado y a las comunidades por impedir las labores ordinarias, como sucedió en más de un año contra la Ciudad de Oaxaca, no hace tanto tiempo como para olvidarlo.

No se fincó responsabilidad, celebrado juicio y sanciones a los causantes del malestar que originó loa paros de referencia, la retención de sueldos y prestaciones, pero vale decir que igualmente se omitió investigar los malos manejos existentes detrás del incumplimiento de los gobiernos de sus obligaciones salariales, cabe sugerir, extorsiones, desviaciones de cursos, favoritismos y cobro de plazas inexistentes.

Es de insistirse, si no hay sanciones se desarrolla la impunidad y así los actos ilegales.

Es de hacer resaltar que regímenes gubernamentales anteriores se han exc3dido en generosidad, al permitir que algunas personas se rodearan de abundancia, acumularan riquezas a costa del dinero y bienes públicos, con objeto de que se volvieran empresarios y promovieran en desarrollo económico y social del país, sin que nunca se volvieran promotores, ni se les retiraran los fondos mal habidos, pero tal corrupción se desarrolló hacia abajo en el nivel de trabajadores, haciendo el problema gigantesco y según algunos, irresoluble.

Los recursos de referencia deben ser exigibles, sin prescripción posible y considerados graves en extremo, particularmente las grandes fortunas, especialmente ellas, con objeto de regresar los recursos a la colectividad, su dueña y aplicarlos en su beneficio.

Las acciones necesarias no corresponden al jefe del ejecutivo, sino al poder judicial, sin posibilidades de benevolencia, que no corresponde a ese sector del gobierno.

Castigar a los delincuentes es entonces indispensable, aunque se sabe que las penitenciarías, los centros de rehabilitación están saturados, por decirlo, no tienen capacidad para mayor retención de maleantes, pero también se ha leído que, muchos de ellos se encuentran debido a delitos menores o faltos de recursos para tramitar sus juicios. Entonces habría sitio para más.

Mas no se trata de abarrotar de nuevo las prisiones, sino ocuparlas por breve plazo, revisar que sirvan para sostenerlas económicamente con trabajo productivo y útil a la sociedad y a los detenidos cuando salgan, luego de contribuir de manera importante a la reparación de los daños causados.

Criterios sencillos y prácticos para determinar el enriquecimiento ilícito es la riqueza aparente, usado en el inicio de las investigaciones de la Dirección de Auditoría Fiscal, de la Secretaría de Hacienda por los años cercanos a 1970, para determinar la evasión fiscal, que celebraba convenios rigurosos para recuperar el importe de los daños al fisco.

Se evitarán los casos de devolución de posesiones de personas que no puedan demostrar su adquisición honrada, con el producto de su trabajo, ni de impuestos cobrados por ejemplo a empresas por concepto de IVA, por considerar que no debió pagar, porque en todo caso Io erogar los clientes, a quienes no se les devolvió, Caso Jumex, entre los más conocidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s