La caída del Imperio del Rey Lagarto

Herejía Política.-

Escribe: Luis Enríquez.-

arturo-herrera-01

La caótica circunstancia que ha vivido el país, nos la hemos ganado a pulso los mexicanos. Tachamos el cambio con tinta de desesperación, y dejando de lado el intelecto y el pragmatismo, escogimos al que no habíamos elegido dos veces antes, sólo por ver si, de casualidad, el destino nos hacía el favor de consolarnos con un ligero progreso, el que tanto prometió la izquierda del país, representada por Andrés Manuel López Obrador.

En sus filas nos esperanzaron políticos y economistas como Germán Martínez, Porfirio Muñoz Ledo, Carlos Urzúa y Marcelo Ebrard, entre otros, simbólicos representantes de la serenidad y el intelecto centrado, que pintaban como el conjunto pensante que frenaría las visceralidades y locuras del emperador.

Pero, seis meses han pasado y no cabe el día que no exista un error por parte del Rey Lagarto, quien entre sus ‘mañaneras’, sus recortes, despidos, huelgas y renuncias de sus allegados no hace más que fruncir el ceño y seguir con su inmunda cuarta transformación. Porque no le cabe otro adjetivo a su reinado más que el de la inmundicia.

Ahora que ya no está Germán, que no está Carlos Úrzua, que Porfirio Muñoz Ledo se revela constantemente para hacer saber a Andrés Manuel que se está equivocando constante, imparable y categóricamente para el mal común de los mexicanos; ahora que Ebrard se dedica a cumplir los caprichos de campaña de Donald Trump; ahora que ricos y pobres, fifís y chairos, norteños y sureños sufren los embates de la “austeridad republicana”; ahora es cuándo la gente debe preguntarse si de verdad es necesario seguir creyendo en la promesa de un hombre que está empecinado en hacer, simple y sencillamente, lo que le da su chingada gana.

Dicen que, al final, la verdad siempre sale a la luz. Pero la verdad no es una prostituta que se lance al cuello de los que no la desean: antes bien, es una belleza tan frágil que ni siquiera el que lo sacrifica todo por ella puede estar seguro de su favor.

¿Cuál es la verdadera razón de la renuncia de Carlos Urzúa, mano derecha en el manejo del recurso público en el gobierno de AMLO? ¿Por qué su hija lo felicitó por declinar al puesto? ¿Por qué Carlitos ahora sí se dignó a escuchar su cuasi-apagada y diminuta voz de la decencia?

Dos días antes de la renuncia, Peña Nieto decide autoexiliarse a España, sin decir razón alguna que justifique la decisión de la huida del expresidente. Un día antes de la renuncia de Urzúa, López Obrador subió en Twitter la foto del recuerdo con el subcomandante Marcos y el EZLN. Nuestro colaborador y columnista Jorge Santa Cruz asevera que la áspera y débil relación entre AMLO y el subcomandante Marcos sostiene las bases del negocio del Uranio de Chiapas, el cual se extrae y pasa a ser parte de las reservas de Irán. Y dada la experiencia de Jorge, no dudo que el Rey Lagarto esté inmiscuido en una relación tóxica de Uranio con los sionistas comandados por Netanyahu.

Al día siguiente, la catastrófica renuncia del secretario de Hacienda. Pero ¿Qué tiene que ver todo esto con Urzúa? ¿Por qué minutos después renunció también Gualberto Ramírez a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos en Materia Especializada de la SIEDO?

¿Por qué a dos horas del catastrófico evento, la FGR capturó en pleno restaurante al abogado de Peña Nieto, Salinas de Gortari y Romero Deschamps, a Juan Collado, por el delito de delincuencia organizada?

Tal vez es sólo caos dirigido por el peje-lagarto, experto en el famoso efecto de la ‘caja china’, o tal vez la verdad, por el momento, no sea digna de mostrarse a nuestros ojos. Sin embargo, periodistas y ciudadanos empiezan a intuir que algo no anda bien, que el Imperio del Rey Lagarto se desmorona, que algo raro está sucediendo en los lindes del gobierno de esta nación, y ahora no queda más que especular, y esperar, pues no se sabe qué otra cosa pueda pitchar el presidente, en su próxima mañanera.

 

Un comentario en “La caída del Imperio del Rey Lagarto

Responder a Roberto Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s