fbpx

Reyes Flores, el fallido cacique de Coahuila: 2 botones de muestra

BAILE Y COCHINO…

Por Horacio Cárdenas.-

Cuentan las anécdotas políticas y los manuales de supervivencia en la cosa pública en la salvaje selva del poder en México, que alguna vez un reporterillo bisoño, queriendo ganarse sus alas, se acercó al poderoso cacique Gonzalo N. Santos, señor de horca y cuchillo en su feudo de San Luis Potosí por varias décadas, para preguntarle ¿y cómo le había hecho para conservar el mando indiscutible durante tantos años?, a lo que el Alazán Tostado, quizá por piedad o ternura con el periodista, quizá para mandar un mensaje a la clase política, que trascendiera su tiempo, le respondió: mire muchachito, la cosa es muy sencilla, todo está en convencer a los de aquí, que tengo el total apoyo del centro, y a los de allá, de que tengo control absoluto acá, concluyendo con su característica sorna: ahora vaya usted e inténtelo. Hasta aquí la anécdota, de la que sabiéndola o intuyéndola, se han valido muchos políticos mexicanos para establecer cacicazgos políticos y económicos a los que solo les falta el derecho de pernada… o a veces hasta eso incluye.

Acá en Coahuila la Cuarta Transformación, impulsada por Andrés Manuel López Obrador desde la presidencia de la República, ha sido aprovechada por algunos personajes de la grilla local, para tratar de establecer sus propios cacicazgos, desplazando o montándose sobre los que ya existían de otras ideologías, particularmente del  viejo PRI, del PRI de siempre, pues en nuestro estado todavía no se ha dado el experimento de la alternancia que han vivido ya la mayoría de los estados de la República, y a cómo van pintando las cosas en este sexenio, de decepciones como ninguno otro que se recuerde, las cosas van a seguir igual, pese a lo que ya comentamos, el esfuerzo de algunos morenistas que presumen que, según ellos, traen “todo el power”, la confianza, la bendición implícita del presidente para armar durante los próximos tres años y feria, una campaña ganadora para el Movimiento de Regeneración Nacional, que codicia todo, entre ello Coahuila.

A qué más que la verdad, Reyes Flores Hurtado, delegado plenipotenciario de la federación en nuestra entidad, es quien más se ha estado moviendo para armar una estructura política y hacerse de las simpatías necesarias para ver realizado su sueño dorado, ser el candidato de MORENA al gobierno del estado, y montado en la ola lopezobradorista, si es que no se ha convertido en pura resaca para ese entonces, llegar a ser el siguiente mandamás del palacio rosa.

Pero contrario a lo que pregonaba y le sirvió por tanto tiempo a Gonzalo Santos en su férreo control sobre los potosinos, a Reyes no le está funcionando, hasta parecería que está sucediendo exactamente lo contrario, que los problemas lo han rebasado, que su capacidad de negociar y obtener respuestas de la federación se ha quedado muy por debajo de las expectativas de los ciudadanos coahuilenses y que estos de plano le están perdiendo la confianza, no a él en lo particular sino al puesto que ocupa, y ya están pensando en irse a México a plantarse ante quien todo lo resuelve, según dice él mismo, el presidente López Obrador en alguna conferencia mañanera, arrostrando el riesgo de llevarse una gaseada, tratamiento que se ha venido institucionalizando en el sexenio del señor al que no le gusta que le rayen las paredes de Palacio Nacional.

Desde hace dos semanas se había anunciado que el superdelegado Reyes Flores acompañaría a los profesores agrupados en el Frente Democrático Magisterial (FEDEM), a una visita al Hospital del ISSSTE en Saltillo, donde en presencia del director general del Instituto en Coahuila, ya que no se le puede llamar delegado, Álvaro García Flores, le expondrían la realidad que viven cotidianamente sus derechohabientes: falta de medicamentos, falta de especialistas, burocracia, despotismo, maltrato, y un larguísimo etcétera. Por su parte el director/delegado, alegaría en defensa de su dependencia lo que viniera al caso, de lo que saldrían algunos acuerdos en beneficio de todos. Hasta allí todo correcto.

Pero luego resultó que quien debería estar presente, el supuesto hombre fuerte de la Cuarta Transformación, Reyes Flores, no se apareció, tenía otros asuntos más urgentes que atender, así que mandó a sus achichincles para que presidieran la reunión en su nombre.

Se vale, digo, imposible que no haya problemas explosivos urgentes que atender, pero no por eso se debe minimizar el tema del ISSSTE, ni cometer el craso error de mandar a alelotes que actúen como perdonavidas con gente que: primero, fueron servidores públicos como lo son ellos hoy; segundo, son derechohabientes de una dependencia de gobierno que está omisa en el cumplimiento de sus responsabilidades y obligaciones, lo que ha minado la salud de muchos y acortado la vida de no pocos.

Total que con una prepotencia inusual en políticos que se precian de pertenecer a una administración que permanentemente presume su cercanía al pueblo, lo mínimo que les dijeron a los profes jubilados en que no tenían por qué hablar con ellos, pues carecen de personalidad jurídica para siquiera atrever a dirigirse al ISSSTE como institución, a su director y al superdelegado, aquellos pobres se quedaron con el ojo cuadrado, oiga, así sea el más modesto derechohabiente, tiene eso, el derecho de exigir los servicios con calidad, oportunidad y eficiencia, con solo exhibir su credencial o ni eso, dar su número de afiliación, con eso puede gritarle a quien sea en el ISSSTE, pues su salud o su vida dependen de ello, ya enchilados los profesores mandaron olímpicamente a la goma a los achichincles de Reyes, y se levantaron de la mesa de diálogo donde ni por un segundo lo hubo.

Un problema que debió quedar resuelto allí mismo, escalará a donde deba de escalar, todo porque el mero mero, andaba en otros menesteres más importantes, obvio, y sus déspotas empleados no arreglan un café con coronavirus, como quedó demostrado el viernes 13.

Y a todo esto ¿dónde andaba Reyes, qué era tan importante, como para dejar plantados a los derechohabientes del ISSSTE, y en las torpes manos de sus buenosparanada personeros? Ah, pues andaba según él tratando de arreglar el incendiario problema de la Región Carbonífera, donde los productores de carbón cada día que pasa se convencen más de que la mentada Cuarta Transformación nomás les está jugando el dedo en la boca, y que ninguna intención tiene de formalizar ni en el corto, ni en el mediano plazo compras de mineral para alimentar las plantas carboeléctricas de Nava.

A lo que está, supuestamente, dispuesto, es a hacer “compras de emergencia”, pero no contratos por varios millones de toneladas de carbón, acá entre nos, porque no sabe qué demonios hacer con ellas, pues las plantas están en veremos, algo que nadie se atreve a decir con todas sus letras.

Y cabe preguntarse ¿y arregló algo Reyes?, no, nada, nada de nada, porque Reyes, con todas sus ínfulas, no es Manuel Bartlett, el único que puede firmar el contrato que añoran los carboneros y los correspondientes cheques. Allí estuvo, en lo mismo, haciendo como que hace, con representantes de los empresarios, de los mineros, de la secretaría de economía, de la de energía, con mil gentes… de las que no depende nada, obvio, tampoco solucionan nada, su misión en la Carbonífera es impedir que marchen al centro, pues los mineros son más bravos que los jubilados del ISSSTE, nadie en el gobierno de los besos y abrazos los quiere en el Zócalo armados con picos y barretas.

Allí los tiene: dos botones de muestra de que Reyes Flores Hurtado antes que nada, carece de capacidad de respuesta a los problemas de Coahuila, y ya después, que tampoco se le da el don de gentes para convencer a la gente que se esté tranquila. Ambos problemas van a reventar más que pronto, cosa de días, ¿y qué explicaciones va a dar a su patrón El Peje?, y más importante ¿y en eso basa sus aspiraciones para llegar a gobernar el estado?

Un comentario sobre “Reyes Flores, el fallido cacique de Coahuila: 2 botones de muestra

Agrega el tuyo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: