fbpx

Negligencia parreña

BAILE Y COCHINO

Por: Horacio Cárdenas.-

Dice un sabio y viejo principio del sistema político mexicano, que en México todo es político, hasta los estornudos son políticos.

Y bueno, si los estornudos son políticos, imagínese los saludos, los abrazos, los guiños, los apartes… todo. Algunos mensajes son clarísimos, no dejan lugar a dudas de lo que significan, otros son más equívocos, unos se resuelven al paso del tiempo y algunos de plano jamás. Sobre esto siempre es útil recordar, solo como ejemplo de lo que platicamos, el saludo risueño, no falto de afecto del gobernador Miguel Riquelme a uno que era diputado local por allá en diciembre del año pasado: ya falta menos… y bueno, a ese grillo no le fue mal, pero por momentos la ha de haber sudado.

Si entonces todo el sistema político mexicano, en general y el coahuilense en particular, funciona en base a gestos, señales, símbolos y sus respectivas interpretaciones, es que más difícil se nos hace encontrar una explicación a fenómenos sociales, económicos y sobre todo políticos como el caso de Parras de la Fuente en este momento.

Parras no es un sitio aislado en la escena política estatal, no vive dentro de una burbuja. Para bien o para mal, interactúa con los municipios vecinos, con lo que pasa a nivel del estado y a escala nacional. Todo esto presiona para que ciertas cosas ocurran y otras no, para que ciertas cosas que deberían suceder sucedan, y otras que deberían suceder apremiantemente, no pasen.

Solo para poner las cosas en perspectiva. Imposible pensar que el mote de Bronclova para la otrora capital del acero nació de un pleito de cantina. Durante muchos años y todavía Monclova ha sido un punto conflictivo para el gobierno estatal. Trienios van y trienios vienen, y el municipio es tan complejo que más prefieren los gobernadores cederlo a la oposición que tratar de gobernarlo, en general la jugada les sale bien por el desgaste que tienen los alcaldes.

Acuña es un caso parecido. Desde hace décadas que Carlos Salinas de Gortari, si no recordamos mal decidió regalar Acuña al líder del sindicato de la UNAM, Evaristo Pérez Arreola por favores recibidos. Acuña estaba lo suficientemente lejos como para que valiera la pena exiliar a Evaristo hasta allá, su cacicazgo todavía perdura en la persona de su hijo, y allá que se hagan garras. Ya si alguien piensa que la izquierda charra gobierna mejor que lo que lo hubiera hecho el PRI cosa de cada quien.

Regresando a Parras, desde muy temprano en el trienio quedó confirmada la sospecha de que Ramiro Pérez Arciniega iba a ser un gobernante miy por debajo de las necesidades de la población, y políticamente hablando, una mala inversión para el partido que lo patrocinó, MORENA.

Pensemos y digamos que al gobierno estatal le convendría una mala actuación del alcalde, para dar paso a la alternancia a favor del PRI en la elección del 2021, como finalmente ocurrió, pero eso sería pensar en una jugada o una falta de jugada de sacrificio, de lo más costosa, no en términos de lo que pudiera perder el sistema político estatal, sino en el perjuicio a los gobernados, del que cada día que pasa nos damos cuenta de su extensión y gravedad.

Del otro lado, a MORENA, a la representación estatal del gobierno de la república y al gobierno federal, le hubiera convenido que Ramiro Pérez tuviera un desempeño impecable. El objetivo, ningún secreto allí, era conservar Parras para morena, y de pasada servir de propaganda de lo bien que gobierna el partido, motivando a los electores de otros municipios a sufragar por los candidatos morenistas. No pasó.

No pasó y el gobierno del estado tiene un problema mayúsculo. Nos consta que hubo mensajes respetuosos, políticamente correctos, luego llegaron personeros ya no tan gentiles, hubo discursos con regaños y señalamientos bien específicos. A nada hizo caso Ramiro. Por soberbia, ignorancia, necedad o lo que fuera, y a nada hizo caso.

Del lado suyo igual. Allí si no nos consta pero se nos ocurre pensar que hubo llamadas, regaños y hasta amenazas, y a nada hizo caso, ¿por qué? Por lo que guste.

El activo que alguna vez fue Ramiro bien pronto se convirtió en pasivo, y hoy en una bronca para todos los involucrados, que amenaza con empeorar antes que mejorar. Todo por seleccionar gente que no lee ni quiere aprender a leer los mensajes del sistema.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: