fbpx

Caso Guerrero pone en riesgo la gobernabilidad

vivosSin duda la desaparición de 43 estudiantes de una escuela normal rural de Guerrero pone en jaque a la clase política de México y es porque no existe un estado derecho claro, pues hay huecos dentro del sistema judicial y esos huecos permiten que exista la impunidad y sobre todo, impide que las autoridades en el poder no sean investigadas por quienes se supone deben ser los juzgadores de servidores públicos.
Es terrible la falta de criterio judicial para poder permitir que tanto el gobernador de Guerrero con licencia Ángel Aguirre y que la desaparición del alcalde de Ayotzinapa junto a su esposa sea un hecho que nadie conoce, pues es responsabilidad de las autoridades judiciales buscar a estas personas para que acudan ante los tribunales para ser juzgados por los delitos de homicidio y desaparición forzada, pero eso es imposible, pues existe una red de corrupción en los 32 estados del país que van a ocultar a estos ciudadanos en caso de ser vistos en algún municipio.
Es claro el hecho de que con el regreso del PRI al gobierno del país iba a regresar la represión, la censura, el genocidio y la corrupción se agravaría, pues es bien conocido que este partido permite este tipo de actos y no hay quien frene este mal.
Es evidente que muchos dirán que el gobernador Aguirre no es priísta y es cierto, es militante del PRD, pero la corriente a la que pertenece es comparsa del PRIgobierno, tanto así que una diputada local en Coahuila permitió que se aprobara la mega deuda en el estado, siendo que desde el nacimiento del partido del Sol Azteca iba a ser una oposición fuerte ante el PRI, pero la llegada de Jesús Ortega y después de Jesús Zambrano y ahora de Carlos Navarrete, seguirá permeando la corrupción y la concertación con el tricolor.
Recordemos que el PRD mucho tiempo se dijo que era la vieja izquierda del PRI y resultó ser cierto y de esto nos dimos cuenta después de 20 años de su fundación a pesar de los esfuerzos de Cuauhtémoc Cárdenas de que no fuera así pero lamentablemente, este señor como dice una cosa, dice otra y hace lo que le viene en gana, tanto que al final tuvo que doblar las manos ante la venta del patrimonio petrolero.
Al interior del PRD se ha perdido la hegemonía política de Cuauhtémoc Cárdenas y ha sido rebasada por la imagen de los «Chuchos» en gran manera, lo que hace que más militantes vayan abandonando al partido, a pesar de que se sigue diciendo que es un partido de oposición pero en la práctica es un partido satélite del PRIgobierno.
Se ha dicho que parte de la culpa la tiene también el gobierno federal por proteger a sus correligionarios políticos y es verdad, pues el alcalde de Ayotzinapa es militante del partido tricolor y eso da pie a que se diga lo anterior y que la salida del gobernador de Guerrero va a devolver la confianza de los guerrerenses en los políticos pero tal parece que solamente se trata de maquillar un hecho que ha consternado no solo al país sino al mundo entero.
En las redes sociales ha venido circulando una página que pide que el Presidente Enrique Peña sea presentado ante las cortes de la Haya, para que comparezca por el número de muertes que suman en lo que lleva al frente de la Nación, algo que parce no ser suficiente para tal efecto para muchos, pero que es relevante, pues en dos años se han duplicado el número de muertes que hubo en la administración Felipe Calderón.
Ahora bien, es un hecho que el PRI tiene que superar lo hecho por sus antecesores de posición y es cierto había que superar el número de muertos, pero creo que ahora si se exageró pues en dos años se ha superado lo ocurrido en seis años, y es la primera vez que cae un gobernador por hechos violentos, anteriormente no había ocurrido algo así pues se sable que hubo otros que dejaron el cargo por peculado pero nunca por un hecho lamentable como el de Ayotzinpa, Guerrero.
Es triste ver que la ingobernabilidad de México se vea a corto plazo por observadores internacionales, no importando que en el discurso el Presidente de México se haga ver como un falso redentor que quiere castigar con todo el rigor de la ley a los culpable de estos hechos pero bien ya lo dijo su padrino Carlos Salinas de Gortari, aquí vivimos la política ficción y es cierto,por eso no existe un real y claro estado de derecho y por eso los grandes delincuentes no pisan las cárceles o los los verdaderos culpables de hechos violentos sino los chivos expiatorios y por eso se protege a Ángel Aguirre un ex priísta pintado de amarillo que quiso ser un buen gobernador y quedó en el ridículo por ser comparsa del tricolor partido. Lástima de persona… fin.

Escribe: Carlos E. Robledo

(robledoesparzac@yahoo.com.mx)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: