fbpx

Vicente Leñero y Carmen Aristegui: los periodistas

nuestro** Carmen entre las más poderosas
*Emily enciende el árbol de navidad

“No está llamado el periodismo a resolver las crisis —qué falacia—; está llamado a decirlas, a registrar su peso, a gritar qué se esconde, qué se oculta o simula, cómo duele la llaga, por qué y cómo y a qué horas, desde cuándo y por dónde se manifiesta el yugo que oprime esta vida social”.
Vicente Leñero transmigró a otro plano de su Ser: desde allá, su escuela de periodismo acicatea a los gobernantes y a los periodistas a buscar; decir y respetar la verdad como factor determinante para enfrentar la crisis de descomposición política y social que sufrimos los mexicanos.
El pasado fin de semana, APRO publicó un excelente texto de donde tomamos el primer párrafo de esta columna. Ese párrafo es de la autoría de Vicente Leñero. Bien harían los políticos, los gobernantes y especialmente los periodistas, en reflexionar sobre el peso específico y aleccionador de ese pensamiento, respecto al periodismo que la sociedad necesita y reclama.
A diferencia de otros personajes destacados en las letras, Vicente Leñero no se concebía como poeta: él fue periodista en el más amplio concepto de la palabra, y que además destacó en otras expresiones de la literatura.
La claridad del pensamiento de Leñero como periodista, rebasa en mucho a los simples comunicadores que a además de la auto alabanza y las complacencias propias y ajenas, no van más allá de ser simples cronistas de lo que les gusta leer y escuchar a sus patrocinadores. Estos se hacen llamar “periodistas de elite”.
Esos periodistas de elite sirven para muchas cosas, menos para hacer periodismo libre, y de lucha social. Los estudiantes de periodismo, los directores de las escuelas de periodismo y de comunicación social, bien harían en acercarse y conocer mejor la escuela de Leñero, porque México necesita comunicadores no de escritorio, sino dispuestas a servir a la nación.
** Carmen Aristegui entre las más poderosas
Y hablando de periodistas, Carmen Aristegui es la segunda mujer más poderosa de México, de acuerdo con la revista Forbes, quien la situó en su ranking por arriba de la mujer más acaudalada de México.
El liderazgo de Carmen Aristegui en periodismo de investigación, denuncia y de opinión pública es indiscutible. La destacada periodista juega un rol de primer orden en la vida nacional en los días tan aciagos que padecemos los mexicanos.
Envidiada por sus competidores más recalcitrantes , aplaudida y respetada por la mayoría de ciudadanos sin vocación de esclavos, Aristegui y su equipo de colaboradores en Noticias MVS hacen escuela democratizando la información y abriendo espacios de opinión donde caben todos los criterios.
Cuando la corrupción y la impunidad carcomen desde sus entrañas a los gobiernos en sus tres órdenes llevando a México a la ingobernabilidad, la labor periodística Aristegui es el ariete que rompe estructuras de poder, donde los corruptos se han instalado para mandar desde nichos de intocabilidad.
A través de los espacios libres de opinión, MVS es la voz del pueblo, es la voz de esos sectores que otros medios de comunicación masiva no ven ni valoran como factores de igualdad de oportunidades. En eso cosiste la democratización de la información y de tribunas de opinión pública que garantizan el regreso de un estado de derecho tan ausente en nuestros días.
Visto así el poder que Forbes reconoce en Carmen, es superior en términos de servicio social y de autoridad democrática, al resto de las mujeres evaluadas también como las más poderosas de México. Las otras damas, aunque muy respetadas y poderosas, están muy lejos de aportar la utilidad social que Aristegui brinda a los mexicanos. Porque la información es patrimonio de la sociedad.
¡ Y… se hizo la luz de navidad 2014 !
Es de humanos presumir; por eso no resistí publicar las fotos de mi nietecita Emily Peralta, cuando encendió el árbol de Navidad en la Plaza de Armas de Saltillo. Yo tan criticón, recibí de esa linda niña una lección de respeto a las tradiciones y la personas.

Nuestro Norte    

  Escribe Mario Peralta Jiménez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: