Orgullo Robado

Noticias Diversas.-

Escribe: Héctor Barragán.-

chapo

No es otra cosa felicitarse por los triunfos ajenos, por las acciones exitosas de un deportista, las medallas y triunfos de un equipo deportivo. Hicieron su tarea, que superó de modo suficiente las de sus antagonistas, como sucede invariablemente. Unos ganan en tanto los demás pierden.
A cambio parece legítimo sentir gusto, alegría ante los aciertos de los compatriotas, pero nada más, sentirse superior por los esfuerzos de algún paisano es usufrutuar el trabajo ajeno.
En caso famoso del Chapo, es meritoria, si bien lenta la realización de su captura, además de sumamente onerosa, cara si se considera el tiempo empleado, el personal. Los equipos, los gastos de equipo, tecnología, los sueldos, cuando a nivel nacional hay muchos problemas prioritarios, más importantes y el gobierno lo sabe igual que la ciudadanía.
Y la captura significa que se tuvo éxito en una operación, luego de fallas en gran número que propiciaron su fuga previa. Pero en términos nacionalistas, poco se ha informado sobre su peligrosidad, las muertes que se le atribuyen no se han investigado, demostrado su culpabilidad.
El daño que ocasiona con el tráfico de drogas, quizá la producción, en principio se debe a la demanda de estupefacientes de tantos norteamericanos aunque ha elevado el precio a niveles sumamente atractivos y que el consumo nacional se le debe a ellos, no solo mediante el ejemplo, el desarrollo de tan buen negocio, sino su afán de controlarlo, endureciendo la vigilancia fronteriza y encareciendo así todavía más las drogas.
En cierta forma el famoso chapo es producto de los norteamericanos, es su empleado al convertirse en importante proveedor.
Pero al propio tiempo, lo convirtieron sus consumidores y controladores de la droga en el país norteño, en enemigo público de los mexicanos desde el momento que el gobierno nacional se encarga de perseguirlo, sin importarlo que tenga que gastar en armamento y parque, más todo lo demás, haciendo un lado sus obligaciones con el resto de los habitantes, sus apremios económicos, culturales y sociales.
Y presumir de haber cumplido una misión suena a broma, porque se tuvo éxito en la operación de captura, después de una gran fuga ampliamente divulgada, también a un alto costo.
Anotaciones viejas.
De fecha indeterminada la del asesinato de 20 reos en Tijuana con motivo de motín, esto provocado por malos tratos recibidos del personal, de los custodios y seguramente el alcaide y sus empleados.
A los periódicos se les comunicó que en realidad se trató de un pleito entre integrantes de cárteles, para tener el control de la prisión.
Pero de malos tratos, sin saberse de donde provinieron, resultó la muerte hace varios meses, aunque la nota se divulgó a fines de enero del 2016, de la muy elevada cifra de 130 a 150 detenidos.
Se llevó a la luz pública, según declaraciones, porque se suponía que se produjeron con el movimiento registrado en Piedras Negras Coah., en la prisión donde se evadieron nada menos que 150 reos, como se divulgó, esto sí, oportunamente.
De carácter totalmente diferente, fue la noticias de una aportación norteamericana, previamente a elecciones antiguas, por 800 millones de dólares para salvar pensiones, reactivar el empleo, apoyar los créditos de particulares, proteger los ahorros privados y evitar una crisis generalizada.
Con ese tipo de medidas se protegen las inversiones también, aunque no aparezca mencionado y es el tipo de medidas muy efectivas, pero que son ampliamente criticadas en los Estados Unidos, porque les parecen medidas socializantes, si bien son semejantes a las que preguntaba J. M. Keynes, aplicadas con resultados positivos para terminar la crisis del 1929.
DEL CARBON.
Una persona de mi singular afecto me facilitó el interesantísimo libro La Noche Eterna en las Minas, elaborado por Alfonso Berusto, en forma de novela.
Declaró el autor que su fundamento es empírico, como que tuvo que trabajar en la extracción del carbón de piedra y vivió las condiciones deplorables de higiene y seguridad, de riesgo constante. Se percató de la voracidad empresarial al descuidar el medio ambiente y las instalaciones y medidas de seguridad que les reportan considerablemente dividendos.
Pudo apreciar los sobornos a los profesionales de la Secretaría del Trabajo y demás encargados de la vigilancia, sin descontar a los integrantes del sindicato.
Es de considerar que este combustible es el más barato, no obstante lo cual deja márgenes muy amplios entre el costo de extracción y el precio de venta, de donde se desprende la facilidad de disponer de recursos para burlar las disposiciones legales y sanitarias en el ramo.
Al propio tiempo, es sabido que es un gran contaminante, aunque en algunos lugares de Estados Unidos y China, han conseguido abatir su alto perjuicio al medio ambiente.
Sería prudente procurar esa tecnología, para poder usar el carbón en gran escala, dejando de lado por el momento los combustibles de mayor precio.
Independientemente de que un programa de recuperación ecológica podrá generar actividades económicas por largo tiempo, empleos bien remunerados, programa ampliamente justificado; la mejora en el aprovechamiento del carbón mineral, intensificaría su utilización y finalmente se conseguirá la elevación del nivel económico de la región.
Es de insistir, que ese material es el más barato y por lo mismo ofrece la posibilidad de generar mucha riqueza y los avances tecnológicos reducen su característica contaminante. En tanto el petróleo a su vez, debería utilizarse para obtener millares de productos petroquímicos, de elevada densidad económica.
Desarrollar y modernizar la explotación y uso del carbón, resultará sensiblemente más barato, es decir, dentro de las bajas posibilidades de los inversionistas mexicanos, que las del petróleo, el gas y por supuesto incomparablemente preferible al gas shale, además está muy contaminante.
Como opción complementaria importante se ha señalado la regeneración de los suelos, porque su deterioro y contaminación se han producido a lo largo de trabajos mineros descuidados de los daños durante muchas décadas.
LOS PLATOS ROTOS.
Por lo regular son unos cuantos en cada contingente y marcha de manifestación, que saben el propósito verdadero, real, de lo que se persigue con la organización, de acuerdo con las encuestas que valientemente han hecho algunos periodistas.
El propósito real de las manifestaciones, paros, protestas y marchas, ciertamente que no aparece en las elaboradas mantas o modestos carteles, que tienen la virtud de atraer esos grupos y a veces muy considerables. Algo dicen de cierto pero no todo, pues los dirigentes invariablemente consiguen beneficios, dádivas y concesiones, de que no participan la mayoría de integrantes engañados.
Ha llegado su actitud a extenderse por todo el país al percatarse del poder adquirido, sobre la fuerza de los gobiernos con lo que han conseguido modificar leyes, impedir su aplicación, atenuar culpas y ocultar delitos de robo, daños, y continuar sus manifestaciones impunemente.
Ya han debilitado la autoridad oficial, a pesar de que el gobierno conserva, si bien solo de hecho o mejor dicho, de derecho la exclusividad o monopolio de las armas. Donde la autoridad todavía conserva más fuerza, el uso de piedras, palos y bombas incendiarias, las usan activamente y parecen llegar al gobierno de la chusma.
En cuanto a la circunstancia de que han tenido que reparar los daños causados, reparar perjuicios ni restituir pérdidas es algo que ha fortalecido a los grupos.
Esa impunidad, injusticias, más patente cuando se detiene a unos cuantos en ocasiones difíciles, pero la persistencia de la manifestación, hace que los liberen sin sanciones y fomente la irresponsabilidad de una parte y el desencanto del lado de los perjudicados.
Se habla de compensaciones, que no han llegado a las víctimas, nunca son suficientes y suele quedárselas la policía.
Queda prohibir las manifestaciones a personas que no justifiquen la protesta, los acarreados, los aprovechados delincuentes que se esconden tras la masa para hacer sus fechorías; emitir más leyes que tampoco se aplican, no se acatan o son cobardemente omitidas aunque se demuestre la culpa y la persona.
OTRAS NOTICIAS NEGRAS.
Relacionadas con las marchas o no, son manifestaciones de debilidad del poder público frente a los maleantes, los robos a viviendas, a clientes de bancos, la quema de autos, los robos a escuelas y tantos otros delitos.
La prensa no deja un día sin reportar eventos lamentables como los dichos y muchos otros.
Aunque la misma prensa presume las estadísticas enviadas con cargo al gobierno, presumiendo la disminución de tantos y cuantos por ciento en el número de asesinatos; en otros tantos puntos de por ciento en los robos domiciliarios; en otras cifras relativas y por supuesto favorables para la autoridad en accidentes viales debidos a exceso de velocidad… pero son los que llevan la estadística y manejan los números.
Resalta por supuesto la baja cifra de resoluciones de los problemas delincuenciales no quejados antes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s