fbpx

Mujer de 60 años evita asalto y la balacean; crece la inseguridad en Torreón

*** Denuestra alcalde interino su ineptitud; violencia llega a centros comerciales.-

anciana1
En este lugar fue arteramente atacada María Delia Padilla. (Foto de El Siglo de Torreón)

Torreón, Coah., 24 de febrero.- La inseguridad se ha convertido en esta ciudad en un mal endémico e incurable como consecuencia de la incapacidad del alcalde interino Jorge Luis Morán, quien parece más preocupado en atender asuntos partidistas que en brindar protección a los ciudadanos.

Ahora los delincuentes han tomado hasta los estacionamientos de centros comerciales y plazas para asaltar, agredir y lesionar a los habitantes de Torreón.

Prueba de ello fue el asalto que se registró en el Centro Saulo de esta ciudad en donde una mujer resultó herida al negarse a entregar sus pertenencias a un par de pillos que no dudaron en dispararle con un arma de fuego, salvándose de la muerte en forma milagrosa.

Los hechos sucedieron ayer después del mediodía, cuando María Delia Padilla Miranda, de 66 años de edad, se encontraba en el área de estacionamiento de ese centro, iba a abordar su Volkswagen Jetta cuando fue interceptada por un hombre que intentó despojarla de su bolso. Al oponer resistencia el delincuente sacó de entre sus ropas una pistola y a quemarropa disparó contra la humanidad de la indefensa mujer, logrando herirla de gravedad.

Ya en el suelo, con el costado izquierdo sangrando, la mujer no pudo evitar que le arrebataran su bolso. El delincuente tomó las llaves del auto y subió a éste con la finalidad de llevárselo pero como no conocía las mañas del vehículo no pudo encenderlo. En su ayuda acudió su cómplice, una mujer joven y tampoco pudo encender la unidad por lo que decidieron echar carrera perdiéndose entre los vehículos.

Llamadas de auxilio encendieron el código rojo. Hasta el lugar llegaron agentes de diversas corporaciones mientras paramédicos de la Cruz Roja le brindaron primeros auxilio a María y la trasladaron al Hospital del ISSSTE, donde se le practicó una operación de urgencia para extraerle la bala, contener la hemorragia y salvarle la vida.

Mientras tanto, policías estatales se dieron a la tarea de localizar a los delincuentes. Unos jóvenes limpiabrisas entregaron al presunto agresor de María pero fue liberado tras corroborar que no era uno de los delincuentes.

Este tipo de asaltos violentos se vienen registrando desde las últimas semanas debido a que Jorge Luis Morán no ha querido prestar atención a la seguridad pública, inclusive se habla de que ha hecho recortes en el presupuesto de esa dependencia y que las patrullas a veces no cuentan ni con gasolina para efectuar rondines.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: