fbpx

23 años, otra vez el TLCAN

La quimera de Pep.-

Escribe: José Luis Cuevas.-

TLC

Uno de los principales temas que manejó Trump durante su campaña, vuelve a escena para situarse en el primer plano: El TLCAN.

Esto luego de que el Presidente americano presentara un borrador de las modificaciones que pretende implementar, el cual antes debe ser revisado por el Congreso para posteriormente pasar a la etapa de negociar, lo cual suena poco verosímil debido a que, como ellos mismos han dicho, su postura sigue siendo la misma y no pretenden cambiarla… Entonces ¿Qué quieren negociar? Mejor dicho, buscan que los países participantes acepten las condiciones que plantea el gobierno americano, lo cual se parece más a una  imposición que a negociar. Muy similar a lo que hemos mencionado previamente en este espacio cuando hablamos de ‘1984’ de George Orwell: el doblepensar, la contradicción en el mismo discurso.

Esto que se parece más a una imposición afectaría en mayor medida a México, debido a que es el país con un menor peso específico y consideración a la hora de tomar las decisiones en ese círculo, por lo cual existe cierta desventaja en el nivel de negociar.

La propuesta, entre otras cosas, pretende eliminar la posibilidad de presentar una querella en caso de presentarse competencia desleal -como es el dumping-, pero sí busca que exista la oportunidad de incrementar los niveles arancelarios de presentarse un incremento en las importaciones que pudiera suponer un riesgo para su mercado interno.

Y mientras todo esto ocurre ha salido a la luz un estudio elaborado por el Centro de Investigación Económica y Política (CEPR), en el cual se presentan aproximaciones a los efectos (por no llamarle beneficios, lo cual sería excluyente) que ha tenido la implementación del TLCAN en los pasados 23 años, con una conclusión contundente, los beneficios no corresponden a los esperados, se quedan muy por debajo de estos mismos.

Esto porque la pobreza aumentó, y al ser comparados los niveles económicos registrados con otros países de América Latina, se observa un rezago. Además de ello encuentra crecimientos marginales de los salarios, atados para controlar la inflación; así mismo observa un fenómeno de desplazamiento de las familias que habitaban el campo en busca de oportunidades debido al incremento en la industrialización y el poco interés que se ha puesto en promover a nivel nacional la agricultura luego de que  EUU se convirtiera en ‘el granero del mundo.’

Es cierto que los otros países no forman parte del TLCAN y que por su parte participaran –o no- de otros tratados, lo cual puede mostrar un sesgo al ser comparados pero México, al estar cooperando con la nación que es punta de la nave en diferentes ámbitos, entre ellos el económico, tiene una área de oportunidad y de desarrollo diferente, misma que ha servido para los discurso y la diplomacia pero que, como menciona el estudio citado, no se ha reflejado en las calles del país.

Y la nueva negociación no pinta diferente, otra vez en desventaja.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: