fbpx

EL NUEVO OESTE

La Quimera de Pep.-

Escribe: José Luis Cuevas.-

balacera5

Ahora ocurrió en Las Vegas, una de las ciudades que ostentan el título de nunca dormir. Un hombre disparó de manera indiscriminada en contra de civiles. Nada nuevo en los Estados Unidos. Este país que constituye un punto importante en el mercado de las armas, producción y consumo.

Le digo nada nuevo porque es un problema bien detectado desde hace tiempo, de hecho estima la Campaña Brady que cada año mueren más de 33 mil personas a causa de las armas de fuego; con un promedio de 93 diarios resulta sin duda un problema de seguridad pública. Una disputa que en el terreno de la política americana sólo los demócratas han puesto énfasis, pero que cada tiroteo se convierte en ese espejo incomodo en el que los civiles, como siempre, son los más expuestos.

Esta vez no se adjudicó el ataque a un grupo terrorista del exterior, de esos que ellos mismos arman: hoy armo a mi enemigo de mañana para que combata a mi enemigo en curso. ¿No?  Ahí tiene a los grupos guerrilleros que armaron en medio oriente para combatir a los soviéticos, y que posteriormente se convirtieron en Al Qaeda, ISIS, y los que vengan en el futuro porque DAESH no va a ser para siempre, aun y con la casa Saud; bueno ya hasta andan buscando al hijo de Bin Laden, a quien nunca vimos muerto, o abatido como se diría en la jerga mexicana. Tampoco es que haga falta eso pero así se acostumbra en el modo americano, la exhibición como en el caso de Sadam Husein.

Los riesgos de armar a la población son muchos y latentes. No creo que en el mundo haga falta más violencia, ni escenarios que nos recuerden al viejo oeste.

Por cierto que en México también se ha puesto sobre la mesa el tema, hace aproximadamente un año, el senador panista Jorge Luis Preciado propuso una enmienda legislativa para que se permita la portación de armas en negocios y vehículos. Desde luego fue desechada. Combatir la violencia con más violencia es el criterio más corto y no es la solución a nada. El país no es una película de los Hermanos Almada.

Sólo la educación y la justicia pueden salvar a este solidario país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: