fbpx

La Quimera de Pep.-

Escribe: JL Cuevas.-

riquelmillo10
Miguel Riquelme. Es hora de iniciar otro capítulo.

Escribió con todo el conocimiento de causa, Adam Przeworsk quien es profesor en la Universidad de Nueva York, que la democracia es la institucionalización de la incertidumbre. Cierto.

Los procesos democráticos son antagónicos a la “dedocracia” esa que se parece más a un modelo monárquico medieval en el que el sucesor debía ser casi un hijo (en el medioevo debía ser su primogénito y varón), un incondicional, casi un extensión de quien se va porque hay espaldas que cuidar y esa no es tarea menor. Es decir, casi se vuelve un proceso de designación divina; hágase la voluntad del señor.

Apostarle a una certera democracia es una aventura bastante temeraria para los participantes porque implica resultados, transparencia, honestidad y sobre todo procesos limpios. ¿Cuántos procesos verdaderamente cumplen con lo necesario?

Otra cosa, en una democracia es de lo más común estar en desacuerdo y eso no lo digo yo, sino Fernando Savater. Precisamente debe convencerse al electorado por qué el camino que propone cada uno es el más adecuado; y no sólo por qué sino también el cómo y con qué.

Quienes piensen en un proyecto democrático deben apostarle a tiempos de respuesta muy precisos, a trabajar en intervalos de tiempo definidos que permitan mostrar con la obra qué se están haciendo las cosas propuestas y qué no. No sé puede pensar sólo en un largo plazo porque el poder adormece.

En el Estado vivimos varios meses de incertidumbre democrática, ya se sentaron. Es hora de iniciar otro capítulo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: