Definitivamente… no son las formas, señor diputado

BAILE Y COCHINO.-

Por: Horacio Cárdenas.-

sesion2

El día de ayer, martes 11 de septiembre, se dio un hecho inusitado en el edificio sede del Congreso del Estado de Coahuila de Zaragoza. La sesión programada, debería transcurrir sin mayor complicación, si acaso los obligados posicionamientos de los diputados de los partidos de oposición, muchos de los cuales no tienen otro objetivo que ese, recordarle a sus compañeros de legislatura, a sus institutos políticos y a los ciudadanos, que son de oposición, la sesión era pues, de mero trámite, hasta que de repente se dejó venir la marabunta.

Integrantes de la Coalición de Trabajadores de la Educación, integrada por jubilados y pensionados de la Sección 38 del SNTE, de la Universidad Autónoma de Coahuila y de la Universidad Autónoma Antonio Narro, literalmente se posesionaron no solamente del área destinada al público, al escaso público que suele acudir a las sesiones del Congreso, sino también de la tribuna y de donde se ubican las sacrosantas curules de los diputados locales. Desde distintos puntos del estado, y en absoluto secreto para las entidades encargadas de enterarse de esa clase de cosas, se dejaron llegar con lonches, botellines de agua, y todo lo necesario para una larga estancia en el recinto parlamentario.

Apenas hubo tiempo para pasar lista de los legisladores presentes y aprobar la orden del día, cuando comenzaron a escucharse gritos de los profesores y extrabajadores del sector educativo, a fin de que la legislatura procediera a dictaminar y aprobar la reforma a la Ley del Servicio Médico, ya que en su opinión, en la de muchos simpatizantes, de quienes se han enterado del asunto y hasta de la dormilona y bien pagada Suprema Corte de Justicia de la Nación, la vigente conocida con el tétrico remoquete de Ley Moreira, en triste recuerdo de Rubén, el falso defensor de los derechos humanos que la promovió e impuso, es lesiva no únicamente para su salud, sino para su economía personal y familiar.

Lleno de aire, casi nos atreveríamos a decir de helio legislativo, el diputado Juan Antonio García Villa, posesionado de su papel de presidente de la mesa directiva, exigió orden a los presentes, indicándoles con ese engolamiento que solo pueden tener los panistas que han volado alto, que esas no eran las formas, que la sesión estaba en marcha, que en el orden del día no estaba incluida ni se podía incluir, aunque se quisiera, lo que pedían los maestros. Ya en el colmo de la evidencia de ese distanciamiento que les encanta tener del zarrapastroso pueblo al que tanto desprecian, les dijo que el público no podía intervenir en los sesudos y democráticos trabajos de la legislatura.

Y sí, casi se le vino el mundo encima, o sin el casi, a Juan Antonio, hubo que disponer un receso, manera elegante de decir que la presidencia, la mesa directiva y la legislatura en pleno, dejaban la plaza en manos de quienes la habían recuperado, porque se le recuerda al diputado que, aunque sea demagógicamente, se suele decir y reiterar que el Congreso es la casa de todos los coahuilenses. Que si no lo es, que lo digan, y entonces aténganse a las consecuencias.

Poco a poco los diputados se fueron retirando a la comodidad y seguridad de sus despachos, al menos en esta ocasión los manifestantes no consideraron oportuno seguirlos hasta ellos, solo dejaron allí a Berino y a otro, que les tocó hacer de tripas corazón y aguantar, para que tampoco dijeran que la rendición fue total. Y sí, ya en corto el presidente de la Junta de Gobierno y los coordinadores de los grupos parlamentarios se fueron a dialogar a otro sitio con los líderes de la Coalición, Roxana Cuevas, que hay que recordar que con todo derecho se siente como en su casa porque también hace años fue diputada, y por el PRI, Juana Esthela Guerrero y Gustavo García.

Se supone que Samuel les dio la suave de que en breve, parece que en dos semanas máximo, se les cumplirá lo exigido a los profesores, el menos lo del dictamen… que salga como ellos quieren, ah ese ya es otro cuento, que puede lo mismo ser la satisfacción de sus reclamos a cabalidad, o una jugarreta del régimen que agite todavía más las aguas, con pespectivas difícil de visualizar en este instante. Al menos por quince días, Samuel logró evitar la explosión, es un respiro para el régimen, pero cuando los profesores regresen por la respuesta, será con mucha menos paciencia, eso delo por un hecho.

Pero regresando a la postura inicial del presidente de la mesa directiva. Juan Antonio García se centró en las formas, en censurar a los manifestantes por no apegarse a ellas. ¿Y qué dice el diputado de las formas con las que han sido tratados y todos los días se trata a los derechohabientes del Servicio Médico del magisterio? ¿Es forma que ya no los traten especialistas, como ocurría antes, sino médicos recién egresados?, ¿son formas que se les receten medicamentos genéricos y tan o de patente, como era antes, y que de esos no haya existencia en farmacia y tengan que adquirirlos con su propio dinero, lesionando todavía más su economía?, ¿son formas que se les descuente el 3% de su pensión, que se les amenace con no proporcionarles el servicio que han pagado durante décadas, y que al final de cuentas se les deje en la indefensión ante padecimientos curables, que no se atienden por falta de lo dicho y todo lo demás?, claro que es cuestión de formas, pero esté seguro diputado, que si a los profesores se les hubiera tratado humanamente, se les dieran sus medicamentos cada vez, aunque fueran similares, no se apersonarían ni de a uno ni de a muchos en el congreso para exigirle a sus representantes que cumplan con su función de legislar, de velar por sus intereses.

No es nada personal, a lo mejor eso es lo malo, que ciertos diputados no se toman las cosas de los coahuilenses como cosa propia, a ellos lo que les importa es que todo funcione pulcramente bien, que nada empañe el democrático trabajo legislativo… a ver si ahora con la austeridad republicana que se viene, que dice Don Juan Antonio de las formas en que lo atiendan en el ISSSTE como a cualquier hijo de vecino, todavía peor que en el Magisterio, si se puede.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s