Matamoros, un municipio con crisis permanente

Del Tintero

NOTICIAS DE LA ALDEA

Por: Fidencio Treviño Maldonado.-

La desgracia llega al pueblo, cuando todos están de acuerdo en que así sea.

E. Kent.-

matamoros4

Matamoros, Coahuila es un municipio con aproximadamente 125 mil habitantes, cuenta con 67 comunidades ejidales y converge con los municipios  de Francisco I. Madero (Chávez),  Torreón, San Pedro, Viesca, de Coahuila, y Lerdo, Durango.

Es municipio pobre, con crisis permanente y casi en ruinas, dejado de la mano del todo poderoso gobierno y de Dios. Por años ha sido botín de muchos políticos y su estadio sigue en el mismo rasante. Desde hace 80 años, en la época del reparto agrario que el poder político estuvo en personas que pertenecían al PRI, un sistema impuesto que nunca quiso cambiar al menos en este municipio y la alternancia de mando nunca llegó.

Promesas llegaban de los nuevos gobiernos y esas mismas volaban como grandes mentiras investidas y reinventadas para las próximas administraciones. Llego un momento en que este pueblo o municipio  tuvo 3 diputados en el Congreso Local, en 1998 uno por el PRI , otro por el PT y otro por la UDC, los tres sirvieron para nada.

Esto como muestra de lo que hacen los que llegan bajo promesas de traer o gestionar algún beneficio al municipio. Así fueron pasando periodos y los poderes se dividieron en dos grupos antagónicos que aun persisten y son: uno liderado por Raúl Onofre Contreras, del ejido Coyote, quien ha sido alcalde por tres veces y el otro jefe es Jesús Contreras Pacheco, este también dos veces a ocupado la silla de Independencia y pabellón S / N.

Raúl Onofre fue alumno del profesor Contreras Pacheco y por cuestiones políticas de poder, llegó el divorcio político y se separaron, recordando que Jesús Contreras, por años (22 años), tuvo el poder de disponer, quitar y poner al cabildo completo, es decir convertirse en cacique en este municipio, para después renunciar al PRI y cambiarse a la UDC, de Lenin Pérez y también hacer su propio partido político el PPC  (Partido Primero Coahuila), quien a estas fechas perdió el registro como Partido Local.

Sumido en el oscurantismo y dividido políticamente está el municipio de Matamoros, la lucha por el poder se desata en cada elección, ahí no importa el bienestar social, sólo existe el interés de ganar dinero, Matamoros es un municipio rural y su sostén son cultivos no muy productivos y con pocos ejidos, la mayoría vendidas sus tierras y derechos de agua rodada aprovechados por los consorcios lecheros, el cambio funesto del Articulo 27 les vino a dar la estocada final al campesinado de este municipio.

En el año 2017 se vislumbró una esperanza con un nuevo candidato, Lic. Juan Carlos Ayup Guerrero por el PRI que políticamente había crecido como la espuma en este municipio y escalado peldaños, llega a ser regidor, diputado local, funcionario estatal como director de SEAS y a ocupar la silla Municipal. En esta elección de nueva cuenta se da el pleito “Raúl Onofre -Vs- Jesús Contreras”.

La familia Ayup es bastante apreciada no sólo en este municipio sino a nivel regional, sobre todo por su Padre Don Rodolfo ” El Potrillo ” Ayup Sifuentes , todo un gran basquebolista a nivel internacional y persona dotada de una personalidad a todo cabalidad y brillante político de la vieja guardia, presidente municipal y diputado, entre otros puestos que supo desempeñar muy bien, llega su hijo por mayoría de votos, se comenta que con la ayuda de Raúl Onofre y Miguel Riquelme y la desilusión a pocos meses de tomar protesta que el pueblo reprobó la gestión y el resultado fue desastroso para el PRI en este municipio.

Sin duda influyó mucho el efecto López Obrador que hasta este rincón llegó y un candidato Dr. Horacio Piña, que antes había sido independiente e hijo de una leyenda en el Béisbol de nombre Horacio Piña García y, será este mismo doctor quien a partir del día 1 del año 2019 tomará las riendas, recibiendo un municipio en ruinas, con crisis añejas, pleitos de grupos y organizaciones buscando culpables de la derrota de su partido, con una deuda inpagable e inabonable, de 54 o más millones, sólo reestructurada, dineros extraviados como el ISN y de los parquímetros que desde hace años nadie rinde, ni da cuentas y se comenta que de esos aparatos para medir tiempo de estacionarse en los años que no dan información son entre 3 o 4 millones lo recaudado y ahí está la papa caliente entre Raúl Onofre y Juan Carlos Ayup, al igual que el monje loco –“nadie supo, nadie sabe”.

El gabinete o cabildo que fenece (2018/ 2018), se va con más pena que gloria, pasó inadvertido en obras para el pueblo, sus calles, drenaje, entre otros un desastre, las “inversiones” son propias de la economía que llega al municipio, una o dos maquilas a exprimir la fuerza de los jóvenes y salarios de miedo y Matamoros a seguir siendo el dormitorio de Torreón y Gómez Palacio Dgo. ¿Por qué ? muy simple, son miles de trabajadores maquileros los que desde las 6 de la mañana  viajan a sus Centros de trabajo y regresan a las 6 u 8 de la noche a pernoctar en Matamoros, o en alguna comunidad.

Un municipio que urge de proyectos, un nuevo panteón, una universidad, dos secundarias y 4 o más primarias, un rastro ya que el actual es un “matadero” a piso abierto, drenaje fluvial al menos en el centro comercial, campos deportivos, más cultura y apoyo a esta, áreas verdes e inversiones por parte del Estado y del municipio mismo promoviendo los productos que ahí se procesan y cultivan, melones, sandias, ladrillo entre otros.

El actual cabildo que encabeza el Dr. Horacio Piña es novel y se ven bisoños sus integrantes y sólo sobresale el Profe. Jesús Contreras Pacheco quien es en esta nueva aventura el alfil que sacará adelante las cuestiones políticas del nuevo cabildo y aunque digan “que la iglesia estará en manos de Lutero “, no hay en este municipio nadie más capaz que este político, tal vez con más mañas que artes, pero no se ve de otra manera  y por donde  y ojala Matamoros y sus comunidades, no sigan siendo un municipio olvidado y lleno de anarquía, en donde los comerciantes , los taxistas, los expendedores de alcohol y otras organizaciones hacen y deshacen a su antojo y lo peor todos quieren la  cereza del pastel.

El PRI llevará a 4 integrantes en el nuevo cabildo, tres regidores y uno de segunda sindica de minoría y NO se ve al menos de entrada que el PRI pueda levantar otra vez en el municipio de Matamoros, sin embargo si el cabildo o la administración que encabeza el Doctor Piña sigue igual que su antecesor, pues el que pierde como siempre seguirá siendo el pueblo; Esta historia to be continuará.

Sugerencias y comentarios; kinotre@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s