Rocían de gasolina y le prenden fuego al restaurante El Gran Pastor

pastor

Monterrey, NL., 08 de febrero 2019.- Un grupo de hombres con bidones de gasolina irrumpieron en el restaurante el Gran Pastor, pidieron a los 30 trabajadores que desalojaran el local y entonces rociaron el combustible para después prenderle fuego.

El propietario de este restaurante fue quien denunció a presuntos zetas que quisieron cobrar derecho de piso.

Alejandro Zuñiga, director de bomberos dijo que recibió la llamada de auxilio  a las 6:50 horas y que lograron contener el fuego que consumió parte del área de comedor y la cocina.

Empleados confirmaron el atentado. Decenas de agentes municipales y policías estatales acudieron al lugar y recabaron información sobre este incendio.

Como se recordará, en este lugar fueron detenidos cuatro presuntos integrantes de los zetas, que posteriormente fueron liberados por un Juez de Control.

Los procesados que libraron la prisión preventiva y a quienes se les impuso la medida cautelar de resguardo domiciliario mientras se desahoga el proceso son Alberto Llorens Reyes Retana, de 25 años; José Ulises Treviño García, de 40, y Eduardo Frías Veloz, de 30.

Sólo uno de ellos quedó en prisión preventiva justificada en las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones, por la existencia de un arma con la que presuntamente amenazó a las víctimas.

Un Juez de Control determinó someter a los cuatro a proceso penal por el delito de chantaje.

Omar Piña Sánchez, de 48 años, quedó en prisión preventiva, ya que es acusado por la supuesta víctima como la persona que lo amenazó con una arma.

Treviño García fue candidato de Morena a la Alcaldía de Juárez en las pasadas elecciones.

 

Los cuatro fueron detenidos el 24 de enero a las 17:30 horas en el Restaurante El Gran Pastor, ubicado en Roble y Ricardo Margáin, en la Colonia Valle del Campestre.

Tenían media hora de reunión con Héctor Javier García Ovalle, director de administración y finanzas de la empresa Pepito Company dedicada a proyectos de animación comercial.

García Ovalle fue quien denunció a la división de Gendarmería de la Policía Federal que estaba siendo objeto de una extorsión por parte de los detenidos quienes le exigieron el pago de 12.9 millones de pesos, ya que en el 2016, Llorens Reyes Retana invirtió 698 mil dólares, monto que el denunciante no le quiere pagar, incluso por eso lo tiene demandado penalmente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s