Defiende alcalde sus sartenes hechos “esculturas”

+Simplemente no gustó
+Escultura antimonumento

 

IG-LA COLUMNA.-

Por Isidro García.-

sartenes
TORREON, COAH., 18 de marzo 2019.- POR TANTAS COSAS que son para el comentario diario, nos habíamos quedado pendientes de las “esculturas” de los “árboles”, cada uno con 16 sartenes y ollas, en la Plaza de la Mujer en el camellón frente al edificio del Instituto Municipal de la Mujer (IMM). Jorge Zermeño Infante defendió estas “esculturas” que, dijo, se hicieron “con la mejor intención” pues se trata de un “antimonumento”. El alcalde fue más allá al señalar que “me parece de muy mal gusto que a propósito de algo que se hace con la mejor intención, inmediatamente salgan opiniones negativas sin conocer el contenido que ahí está”. Como en otras ocasiones, Zermeño se molestó por las críticas y señalamientos y ahora dijo que le parece de muy mal gusto que surjan opiniones negativas cuando también ha señalado, como en el tema de seguridad ha dicho que “no podemos buscar que a través de un evento o dos, de mala leche, se quiera decir que no está haciendo nada”. El alcalde panista reacciona así cuando no le gustan las críticas, señalamientos o reclamos de los ciudadanos o las preguntas de los reporteros. En el caso de los “árboles” de las sartenes, Zermeño llegó a decir que “inmediatamente salgan opiniones negativas sin conocer el contenido que ahí está”. El alcalde generaliza pues no pocos ciudadanos se dieron la vuelta para ir a ver las “esculturas” y se dieron cuenta de lo que está escrito ahí. Para defender las “esculturas” que fueron noticia nacional, el edil declaró que lo más importante es el mensaje que plasma lo que le sucede a las mujeres violentadas, violadas, abandonadas y ahí están los testimonios claramente expresados…”. Por supuesto, el mensaje es lo más importante y sería una estulticia el no darle la debida importancia a lo que han expresado las mujeres que han sido víctimas de algún tipo de violencia que no sólo es física, sexual, económica o psicológica, sino que hay una gran diversidad de violencia. Lo que no se ha entendido o no se ha querido entender es simple y sencillamente que las “esculturas” no fueron del gusto de los ciudadanos y particularmente de las mujeres que no se vieron representadas en una escultura de sartenes. Los testimonios de las mujeres víctimas de violencia pudieron haber sido expresados de una manera diferente pero, insistimos, las “esculturas” simplemente no gustaron a los ciudadanos y esto no justifica que se critiquen las opiniones negativas y mucho menos considerar que hay”mala leche”. En lo que hemos leído de los antimonumentos, nos encontramos con que quizá la obra más famosa fue el antimonumento realizado por Jochen y Esther Gertz como crítica al régimen nazi en Hamburgo (1986) que trata de un pilar en el que la gente podía escribir lo que quisiera, y poco a poco se iba hundiendo en la tierra, entrando a formar parte de ella y creando así una obra realizada por el conjunto de la sociedad…

DECÍAMOS, la nota de las “esculturas” de las sartenes fueron noticia nacional y vale la pena señalar lo que dijo Plumas Atómicas: “La escultura pretendía ser un “antimonumento” y terminó siendo un mega fail. En un artículo para explicar qué es un antimonumento, Juan Antonio Herrero Iñiguez señala: “Uno de los temas más interesantes que se pueden tratar dentro de la esfera del arte actual es el arte urbano y las obras de arte en los espacios públicos. En torno a este asunto existen diversas teorías y controversias, ya que hoy en día debemos separar entre escultura pública y escultura en espacio público. La escultura pública es aquella que toma al público como modelo de estudio y a la vez de expresión, una fusión entre arte y sociedad cuya voluntad es la reflexión conjunta. Sin embargo, la escultura en el espacio público será una obra colocada en el ámbito urbano, pero sin un planteamiento crítico o reflexivo de fondo. Esto nos da dos tipos de arte “público”, uno de ámbito decorativo y otro de ámbito crítico. En la actualidad, el monumento antiguo sigue teniendo gran importancia dentro de la ciudad, sobre todo por el atractivo turístico; en muchas ocasiones éste ha perdido su función original o incluso ha sido relegado a espacios secundarios como las rotondas. Toda esta problemática llevará sin duda a una reinterpretación del monumento, que dará lugar a lo que Miwon Kwon llamó el “antimonumento”. Desde que Rodin quitó el pedestal de sus esculturas, el concepto de monumento empezó a cambiar y a reinventarse. El antimonumento será una obra artística situada en el ámbito urbano, como resultado de las condiciones físicas e históricas de ese lugar, y llevará consigo una crítica que anime la reflexión. Entre algunos de los artistas que nos dan propuestas de este tipo están Christo y Jeanne-Claude, que se dedican a tapar con grandes lonas fuentes y monumentos importantes de las ciudades, cambiando la visión que hasta entonces se podía tener de esos lugares. Un ejemplo sería el Empaquetamiento del Monumento a Vittorio Emanuele en Milán (1970). El espectador al ver este tipo de obras se queda sorprendido, y se encuentra ante un contexto urbano extraño, haciéndole ver ese mismo espacio de otro modo que quizás no se había planteado. Otro ejemplo pueden ser las proyecciones que hacía Wodiczko de personas sin techo en edificios de renombre estadounidenses, como crítica hacia el cambio de valores de la sociedad americana…”. Luego de leer y ver algunas obras “antimonumento”, nada qué ver con los “árboles” de sartenes…
dirección@reportelaguna.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s