El negro negocio de la Carbonífera

///DEL TINTERO///

Por; Fidencio Treviño Maldonado.-

pocitos

“La gente dice que de barro soy//16 toneladas de carbón saqué y de nada sirvió, la tienda de raya me descontó….. (Canción 16 tons/ Alberto Vázquez)

Desde siempre, escarbar en la tierra ha sido el rasante de la civilización; la sociedad tiene que hacer pozos para extraer agua, para obtener arena, tierra y hasta piedras, inclusive escarbar para plantar árboles o tirar la semilla y mucho más profundo en la era moderna, perforar varias capas de la corteza terrestre para sacar petróleo, metales y el carbón.

Coahuila fue beneficiada con miles de kilómetros cuadrados de un mineral que muchas de las veces está a flor de tierra: el Carbón. Son decenas de pueblos los que abarca “La Región Carbonífera ” del Estado y  que por décadas han vivido de la extracción de carbón; son pueblos en donde el común denominador  de las familias es ser por tradición, y casi herencia, mineras.

Las minas están en manos de unos cuentos y son desde hace mucho tiempo la sobrevivencia de miles de familias en medianas y pequeños poblados de esta región minera. Compañías chicas, medianas y grandes monopolios han tenido éxito en la explotación de este mineral, y también en la explotación de los trabajadores u obreros en la que inclusive no sólo los que manejan las minas , sino quien maneja a los obreros: los líderes.

De ser mineros con “cierta” seguridad muchos vivales, ocuparon a estos en la Carbonífera, en los llamados pocitos donde, en viles norias, se introducen tres o cuatro topos negros, es decir personas que así les llaman y en carretillas estiradas por motos y un cable con ganchos y carrillos son sacados a la luz; esto se les paga aun por tonelada de carbón, estas personas no cuentan con seguro de vida ni seguro social, ni están afiliados a ningún sindicato, son trabajadores que con sudor y esfuerzo escarban a cielo abierto o metidos en un hoyo para sacar carbón, la tonelada a estos trabajadores se les pagaba no hace mucho entre $35 a $40 pesos, ya que al dueño del pozo fluctúa la paga entre  $1,500 hasta $1,900 pesos la tonelada vendida a coyotes o directamente a la termoeléctrica de Nava, Coahuila.

Ahora se desata la guerra y entra la minera MICARE (Minera de Carbón RÍo escondido) y otros concesionarios que por años entregan carbón a diferentes procesadoras, AHMSA, Termo, etc. En juego están contratos entre $ 360 millones de pesos  y preferencias por algunos mineros de altos vuelos y es que aquí en esta región todos los concesionarios o dueños del carbón en esta región juegan a ganar dinero, mucho dinero en este negro negocio y que va desde quien transporta, quien renta maquinaria y quien lo compra, es decir son coyotes muy trampeados y venados muy lampareados, tiburones muy arponeados que juegan con las empresas y con los obreros como dice el tango “Como juega el gato maula con el mísero ratón” de ahí que poco les importe la situación de pobreza, heridas o muertes de los mineros, que nada les valga llenar las carreteras de cientos o miles de camiones que transportan este mineral, de ahí el mal estado que estas vías guardan por lo pesados de las armatostes que acarrean el material.

Nuestras ilustrísimas instituciones inherentes a la contaminación, pues bien curadas en salud, cuidando sus escritorios y tomado café frente a su computadoras revisando sus facebook, riendo de las pendejadas que aparecen en sus aparatos de telefonía de la marca de una manzanita mordida y dejando a los lobos disfrazados de corderos que sigan degollando a los mansos y callados corderos, es decir la comisión de energía, como en este caso vigilada por los dueños de las   minas y consorcios, de nuevo el gavilán cuidando el corral de los pollitos.

La tierra es noble, los pendejos somos los que la pisamos y dejamos la estela de destrucción en ella y, se ve que en este negro negocio es oscuro por el lado que se vea o mire, no hay reversa en esta contaminación de quien usa el carbón en el caso de la termoeléctrica y mientras a los proveedores de nada les sirve recomendaciones de algunas instituciones que como las mamás a los niños les dicen “si siguen contaminando les va a pasar esto u aquello” y pues si sólo un consorcio va a ganar $ 360 millones de pesos en un contrato, se comenta que son más de $ 4,000 millones de pesos los que están en un sólo contrato y aún hay más de este negro negocio, cosa rara y curiosa, alguien de estos concesionarios del Carbón se oponen a la generación de energía sustentable por medio del viento”eólica” o algo que en nuestra región predomina vastamente El Astro Rey  (Celdas Solares)  ¿Por qué? pues porque el negocio negro del carbón está a flor de tierra y la explotación del hombre por el hombre es y seguirá siendo el gran negocio de la humanidad, lo dijo Carlitos Marx y lo repitió Engels. Es decir un negocio Negro en que coyotes, políticos, líderes y dueños de las minas ganan, los demás son simples peones de este sucio juego que entre el cochinero y la corrupción se da en un país elaborado de circunstancias y casualidades.

Comentarios y sugerencias: kinotre@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s