Descubren negocios millonarios de los Zermeño hechos con recursos de los torreoneses

+Jorge Zermeño, cuestionado
+Jonathan Ávalos, también
+Priistas se van con Ulises

 

IG-LA COLUMNA.-

Por Isidro García.-

jorges6
Torreón, Coah., 13 de mayo 2019.- EN NINGÚN MOMENTO como ahora, el alcalde de Torreón ha sido sumamente cuestionado. Hay opiniones divididas sobre el trabajo gubernamental y sobre la persona de Jorge Zermeño pero ciertamente hay quienes creían en él y ahora han manifestado estar decepcionados. Por tantos hechos, denuncias y críticas, ha sido puesta en tela de duda la honestidad y la decencia del alcalde, así como su eficiencia, eficacia, capacidad, aptitud y experiencia. A pesar de los hechos, denuncias y críticas, hay quienes lo defienden, aunque ha sido duramente cuestionado por otro sector de la sociedad. Hay también quienes votaron a su favor pero que por angas o mangas se han decepcionado de su gobierno. Zermeño Infante ya tiene más de 16 meses (12 meses de la administración de un año y 4 meses de la administración de tres años) y ya registra un enorme pasivo y las palabras que se han presentado recurrentemente son las de corrupción, tráfico de influencias, irregularidades, ilegalidades, abusos y tropelías. Basta con echar u vistazo a las notas publicadas en estos 16 meses y particularmente en los últimos meses para encontrar la palabra “corrupción” asociada al alcalde, quien ha negado que exista esta situación. Hay muchos temas por los cuales ha sido señalado pero hay uno particularmente interesante, el de su hijo Alfonso Zermeño González, a quien se le ha relacionado en diferentes negocios al amparo del poder municipal, como el reciente de la empresa Supervisión Técnica del Norte, S.A. de C.V., a la que en tan sólo 16 meses se le otorgaron contratos por casi 181 millones de pesos. Las cosas han llegado al punto que el Congreso del Estado aprobó por mayoría para exhortar al Gobierno Municipal para que instruya a su órgano de control interno para que en el ejercicio de sus facultades legales inicie una investigación exhaustiva, además de solicitar a la Auditoría Superior del Estado, por conducto de la Comisión de Auditoría Gubernamental y Cuenta Pública que en el proceso de fiscalización de la cuenta pública y de los informes de avance de gestión financiera del municipio de Torreón, revise a detalle los procedimientos de licitaciones públicas y adjudicación de contratos con la citada empresa. El alcalde ha minimizado el punto de acuerdo del Congreso del Estado al decir que “son peticiones con algún interés o para llamar la atención”. Para muchos observadores y analistas del acontecer político regional, así como para los ciudadanos, Alfonso Zermeño tiene mucho qué ver pero pareciera que el único que no se ha dado cuenta es su padre. Sin embargo, hay que decir que no es la primera vez que Jorge Zermeño ha sido cuestionado en su decencia y honorabilidad. Nos cuentan que la primera vez que fue alcalde en el período 1997-1999 hubo una junta en la que participaron regidores, militantes y dirigentes panistas. “Oye, Jorge, por ahí se comenta que andan mal las finanzas municipales”, habría expresado Juan Antonio García Villa. Molesto, Zermeño respondió: “Yo no soy ningún ratero”. Jorge, indignado, se levantó y se fue. Hoy, a Juan Antonio García Villa, como diputado local, le ha tocado la denuncia por corrupción por casi 181 millones de pesos en contra de Jorge Zermeño Infante. Las cosas han llegado a tal grado que hay quienes ven una posible salida, tarde que temprano, de Jorge Zermeño de la alcaldía. Es el caso de Jesús de la Garza del Comité del Paseo Morelos de Torreón, quien declaró que no ve lejana una posible “destitución” del alcalde Jorge Zermeño Infante, debido al desorden financiero de su administración como los del SIMAS y los recursos que se habían etiquetado para el Centro Histórico pero se aplicaron para otras obras. Zermeño ha sido criticado por De la Garza y De la Garza ha sido criticado por Zermeño. En este contexto, habría que decir que los de ahora no son los mismos de hace dos décadas, que los de ahora son tiempos de redes sociales en los que los ciudadanos pueden hacer denuncias de hechos inapropiados o incorrectos o abusos de los funcionarios públicos. Los tiempos de ahora también son diferentes porque, se supone, han mejorado los procesos de fiscalización de los recursos públicos. Zermeño ha sido criticado también por la falta de obras públicas que contrasta con la aplicación de recursos económicos en la nómina municipal. Pero aún hay más, los ciudadanos le reclaman al alcalde por no cumplir lo que les prometió. “¡. Zermeño ! ¡NO CUMPLE! ¡Lo hacemos responsable de los daños que suframos!”. Firma el Frente Ciudadano por Torreón que se creó para empujar la construcción de un drenaje sanitario y pluvial. Los integrantes de ese Frente, en el que hay varias colonias, exigen mayor rapidez en los trabajos que se realizan al suroriente de la ciudad para evitar inundaciones en la temporada de lluvias (que está a la vuelta de la esquina) como las que se registraron en el 2018. La ocupación y preocupación de los colonos es que, como diría el clásico, el tiempo avanza inexorablemente y no le ven fin a las obras con las que se puedan evitar las inundaciones en la próxima temporada de lluvias. Además de tantos problemas, siguen surgiendo casos de presuntas irregularidades e ilegalidades como la licitación pública del programa alimentario 2019 para beneficiar a los socios y amigos, adivinó Usted, de Alfonso Zermeño. Sobre todo en los negocios en los que se mencionan los nombres de Alfonso Zermeño y de Armando Valdés, hay quienes dicen que es el pago de los gastos de campaña. ¿Jorge Zermeño cuestionado? Cuestionadísimo…

A PROPÓSITO de alcaldes que están haciendo lo que antes criticaban, ahí está también el cuestionado alcalde de Francisco I. Madero, Jonathan Ávalos Rodríguez, quien es un verdadero desastre. Porque no tiene desperdicio, compartimos la reciente columna Café Político de nuestro amigo Ramón Betancourt Vázquez. Esto es lo que escribió: “El gobierno municipal de Francisco I. Madero es un desastre. Al alcalde Jonathan Ávalos Rodríguez cada día se le complican más las cosas. A justo 4 meses y 10 días de su gestión, lo envuelve la fatalidad y el infortunio. Al alcalde no se le da la política, menos el arte de la gobernanza. Quizá no sabe que el fin de toda política es la consecución del bien común; la política como servicio a la gente, como gobierno de todos; y no de unos cuantos y menos a favor de la familia. Hago este prefacio en virtud de que los maderenses se han venido quejando de Jonathan ya que el nepotismo que derrocha –en la nómina–, es desbordante, excesivo, excepcional. Mire usted. El pasado lunes señalamos textualmente que: “cuando David Flores Lavenant fue alcalde (Madero), la nómina era de 700 empleados a los que se les pagaba 3 millones 600 mil pesos al mes. Con Modesto Alcalá la nómina creció a 850 empleados con un costo de 4 millones al mes. Pero llegó Jonathan y metió mucha gente a la nómina, sobre todo a bastantes familiares, amigos y cuatachos. La nómina le creció a 1,100 empleados a los que les paga 6 millones 210 mil pesos al mes. Cabe destacar que a Jonathan le llegan de participaciones 5 millones 400 mil pesos al mes, por lo que tiene que pellizcar 800 mil pesos de otros rubros para completar el pago de nómina. Es decir, el cochinito se está acabando y eso es preocupante ya que pronto tendrá que echar mano de subir y cobrar más impuestos y derechos en perjuicio de la población. Y ello los maderenses no se lo van a permitir” Nombres, nombres, nombres… Bueno, en virtud de que nos han solicitado –en las redes sociales– que demos a conocer nombres, ahí les van los de familiares y amigos que cobran religiosamente –cada 15 días–, de la sagrada nómina municipal. Ok. Doña Laura Rodríguez de Ávalos, jefa de Relaciones Públicas, es madre del alcalde. A Don Cenobio Ávalos –su padre– es Subgerente en Simas Municipal. A su hermano Emanuel Ávalos Rodríguez, antes subgerente de SIMAS, ahora es Director de Obras Públicas. Su cuñado Gabriel Arreola Borrego es subdirector en SIMAS. Yazmín Garay, novia del hermano del alcalde, hoy se desempeña como trabajadora social en DIF. El Director de Ingresos se llama Óscar Perales Esparza, quien es hermano del primer regidor Juan Carlos Perales Esparza. Por cierto, Ivette Arreola trabaja en el DIF; ella es prima de Iraís, esposa de Jonathan. Abel Ramírez (“Hevel Ramírez” en las redes sociales del Facebook), es Gerente de SIMAS y primo del alcalde. Corina Guzmán, supervisora de la oficina de Obras Públicas; ella es esposa de Gabriel Arreola, hermano de la esposa de Jonathan. Otros más… Por cierto, el “Bibis”, CP David González, tesorero municipal, es esposo de la regidora María Cipriana Mercado Campa, mujer que cubre su horario en la escuela preparatoria “Lázaro Cárdenas” ubicada a dos cuadras de la Presidencia Municipal, el cual empata con el horario que debería cubrir en la Tesorería. Es decir, trabajan a medio pelo (aunque cobran completo) en ambos lugares. Además, el cuñado del tesorero, Pablo Mercado Campa cobra como Subgerente Operativo de SIMAS. Caso especial amerita el Dr. Manuel Parra, Director de Bienestar Social, originario de Mazatlán y que vive en Gómez Palacio. Cómo si en “Chávez” no hubiera buenos médicos. “Coordinación de la Guardia Civil Municipal”… Otros casos de nepotismo entre funcionarios al seno de la administración son: la maestra Conchita, Directora de Bibliotecas, quien además de desempeña como directora de una escuela y no ha dejado ese puesto, por lo que al igual que otros funcionarios, no cubren el horario de trabajo. Alejandra Flores que es Síndica y que apuntaló, con el favor del alcalde, a su hermana Zaira Flores que es la Directora de Parques y Jardines. Incluso, Francisco Cepeda, Director de Redes Sociales, es cuñado de la influyente y todopoderosa Síndica. Por si fuera poco, en la nómina municipal existen bastantes nombres de “empleados” que viven en Torreón, Gómez Palacio y Lerdo. Otros son vecinos de ejidos aledaños a Madero. Y vaya que existen cargos de nueva creación ya que al alcalde le dio por darles, a medio mundo, huesos “importantes” para que se sintieran felices y contentos, faltaba más. También, Jonathan metió muchos amigos de campaña a dependencias como la Dirección de Atención a la Niñez, Atención a Adultos Mayores, Redes Sociales, Difusión Social, Discapacidad, y a la Coordinación de la Guardia Civil Municipal que es creación y puntada suya ya que no existe en el organigrama municipal. Así las cosas en Madero pues”. Hasta aquí el Café Político de Ramón Betancourt…

EN ESTE brincadero de políticos del PRI al PAN o a MORENA, del PAN al PRI o a MORENA, etcétera, destaca la integración del exalcalde de Lerdo, Roberto Carmona Jaurégui, del exdirigente del Comité Municipal del PRI y exdirector del Colegio de Ciencia y Tecnología de Durango (Cocyted), Eliseo Medina Elizondo, y de la Estructura Alterna Unidos Por Durango, al proyecto del candidato de MORENA, Ulises Adame de León. El brinco de Roberto Carmona y Eliseo Medina del PRI a MORENA es significativo porque si alguien le sabe a la política lerdense son Carmona y Medina, quienes de alguna u otra manera han estado vigentes en el Municipio. Junto con Carmona y Medina, liderazgos de León Guzmán, Sapioriz, Ciudad Juárez, Valle de Nazareno, Las Cuevas y Salamanca, entre otras comunidades, le han apostado a Ulises Adame de León…
dirección@reportelaguna.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s