fbpx

La Sección 38: solo una perla de la tracalería

BAILE Y COCHINO…

Por Horacio Cárdenas.-

Todo el mundo, sobre todo los derechohabientes, sus dependientes, sus amigos y parientes, pero en general la gran mayoría de la sociedad coahuilense está enterada de las tracalerías que se han cometido a lo largo de los años en el Servicio Médico de la Sección 38 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación.

Ni cómo evitarlo, pueblo chico, o estado chico, infierno grande, y no porque los coahuilenses como decía Eliseo Mendoza Berrueto sean unos pinches enredosos, que hay algo de eso, sino porque el gremio magisterial es por lo general uno de los más aguerridos, de los más politizados, y de los que menos gustan de quedarse callados, oiga, si su vida diaria es hablar y hablar y hablar tratando de quitarle lo burro a sus grupos de alumnos, ¿cómo no iban a querer que la sociedad se enterara de los problemas que les aquejan?

De los episodios más sonados de la lucha magisterial, así en esos términos, contra la corrupción del Servicio Médico de la Sección 38, está el plantón realizado durante semanas en la plaza de armas de la ciudad de Saltillo, donde pudieron verlos toda la clase política que desfila para entrar y salir del palacio de gobierno; la entrega del expediente íntegro, con firmas y documentos probatorios al presidente Andrés Manuel López Obrador durante la primera gira que hizo por Saltillo ya como mandatario, las demandas presentadas, y más importante, ganadas ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación. En fin, que quien quiera saber que a los trabajadores de la educación del Estado de Coahuila tiene suficientes elementos de juicio para formar su opinión.

Sabemos que a los profesores les dejaron de surtir medicamentos en las farmacias de las Clínicas del Magisterio, primero les cobraban un diez por ciento del valor de la medicina, luego se las dieron gratis… y luego se acabaron, cuando había se las entregaban de a poquito en poquito, y como rara vez había en existencia, los traían dando vueltas y más vueltas hasta cansarlos.

Se supo que se le debía a un proveedor algo así como 200 millones de pesos por concepto de medicamentos que surtió y nunca le pagaron, con esa deuda los 50 millones que alguna vez prometió el gobierno del Estado no le hacían ni cosquillas a todo lo que se debe, aparte de las medicinas.

Meses después se contrató a una empresa  privada que entregaba los medicamentos allí en la puerta de la clínica, esto duró cuando mucho dos meses, porque obvio, tampoco les pagaron.

Desde entonces, todo en la Sección 38 es no hay. Hasta aquí hemos hablado solo de las medicinas, pero la atención médica general, la de especialistas, los servicios de diagnóstico, todo ha ido de mal en peor hasta llegar al momento actual, que aunque suene a lugar común, es un punto de quiebre, pues la Suprema Corte de Justicia sentenció que son ilegales los cobros extraordinarios que se venían haciendo a los derechohabientes, y sin con ellos no había nada a que ir a la Clínica, ahora mucho menos, pues el ingreso regular del Servicio Médico apenas da para sostener a la burocracia dorada que lo regentea, y para nada más.

Pero una cosa es hablar de oídas y otra como se dice coloquialmente tener los pelos de la burra en la mano, y como decía el maestro Carlos Monsiváis, solo para documentar su optimismo, le traemos como muestra de cómo se hacen las cosas (mal) en la Sección 38, le anexamos el acta de una licitación pública, de la cual se derivó poco  beneficio para la población derechohabiente, pues sigue sin haber medicinas para ellos.

Si de esto se enterara la Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas, la Secretaría de la Función Pública federal, la Auditoría Superior del Estado de Coahuila, la Auditoría Superior de la Federación, saltarían chispas, y más de uno iría a dar con su osamenta en una celda, pero como a todos los involucrados parece que les corre atole por las venas, las raterías se siguen haciendo con un nivel de desfachatez increíble.

Le transcribimos el primer párrafo del Acta: En la ciudad de Saltillo, capital del Estado de Coahuila de Zaragoza, siendo las 16:00 hrs del día 1 de octubre de 2019, de conformidad con lo dispuesto en los artículo 42, 52 y 70 y (sic) demás relativos de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios del Estado de Coahuila de Zaragoza y en las bases de la licitación nacional 008/2019, para la “Contratación de la Administración Farmacéutica y Adquisición de Medicamentos” (doble sic) del Instituto de Servicio Médico de los Trabajadores de la Educación del estado de Coahuila, se reunieron en el Salón “Presidentes”… para llevar a cabo la Junta de Presentación de Propuestas y Apertura Técnica y Económica (triple sic), los proveedores interesados cuyos nombres y formas figuran al calce y al final de esta acta; así como los funcionarios siguientes”, y aquí es donde comienza la corrupta algarabía:

El Ing. Alejandro Treviño Saldaña, Director General del Instituto y Dictaminador Técnico del Subcomité de Adquisiciones, allí ya comenzamos mal, porque el mero mero aparece como juez y parte; el Profr. Osvaldo de la Cruz García, Director general del Área de Prestaciones y Servicios a Derechohabientes, ¿habrá alguien que nos pueda explicar cómo es posible que un director general dependa de otro director general?, el Ing. Sergio de la Peña Chapa, Director General de Área de Recursos Materiales y Servicios, otro igual aunque este se manda solo por ser cuñado de un tal Xicoténcatl de la Cruz, mandamás de la Sección 38 del SNTE, del que es oreja y personero, y la C. P. Yadira Hurtado Galicia, otra Directora General más, esta del Área de Finanzas y Contabilidad. Puros directores generales, no por nada el organigrama del SM está pandeado.

Y lo que es la verdadera joya del documento, el párrafo que dice: “Al no haberse presentado ningún Representante de la Secretaría de Fiscalización y Rendición de Cuentas del Estado de Coahuila”… momento su señoría, si no se presentó el representante (así como debe ser, en minúsculas), en se momento se da por suspendida la Reunión, porque los acuerdos que se tomen no son válidos al no existir una entidad que fiscalice la legalidad de los mismos. Aquí surge la hipótesis de que los conocen tan bien, pero tan bien en la SEFIR, que nadie aceptó la encomienda de atestiguar el evento, no fuera que a la hora de la rendición de cuentas… salieran embarrados, allí hay otra omisión, menor, de parte de esta dependencia, que mínimo debería descontarle el día al que debió ir y no fue, pero la teoría es esa, en la Sección 38 y en su pústula que es el Servicio Médico se sienten tan poderosos que se avientan a hacer las cosas fuera de procedimiento, fuera de la ley, y a brincarse a la autoridad del gobierno estatal.

Pero si eso está mal, hay algo que apesta peor, resulta que en la Licitación Pública Nacional solo se presentó un proveedor… ¿Qué pasó, no se publicó como ordena la ley en diarios nacionales, no se giraron invitaciones a los posibles interesados?, y aquí se presenta una disyuntiva, ante el incumplimiento de los contratos pasados, en lo correspondiente al pago por parte del Instituto, nadie quiso entrarle, ni los proveedores locales ni los de otras partes, o había dados cargados para que solo jugara y ganara Impulsora Cadenas Productivas y Comerciales, que sin rascarle mucho suena más a una empresa fantasma de las que trafica con facturas que a un negocio especializado en proveer medicamentos.

Dados los antecedentes de corrupción en el manejo de todos los aspectos del Servicio Médico, pero sobre todo ante la ausencia del representante de la SEFIR y de la propia auditora del SM y/o de la Sección Sindical, era para que se hubiera dictaminado desierta la licitación, que se hubiera vuelto a convocar, lo que sea que marca la ley, lo que marcan las formas políticas, la decencia vamos. Pero estamos hablando de la Sección 38, y nada debe impedir que los buenos negocios lo sigan siendo, y mientras tanto a la pregunta ¿y los profes, los que se enferman?, fácil, que sigan surtiéndose en las similares, hasta que les toque entregar el equipo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: