fbpx

Utiliza empresario cañones antigranizo para alejar lluvias de Parras

GENERAN POLÉMICA EL USO DE ESOS ARTEFACTOS QUE, SEGÚN GENTE DEL CAMPO, PROVOCAN SEQUÍA.-

Parras, Coah., 10 junio 2020.- La polémica se ha desatado en Parras de la Fuente por un tema que, según la gente del pueblo y ejidos cercanos, los ha afectado en sobremanera en la eficiencia y calidad de producción en huertas y viñedos.

Y es que un grupo de ciudadanos molestos acusan a algunos particulares, entre ellos al empresario Rivero, de provocar la actual sequía con el uso de cañones antigranizo.

Estos artilugios, que utilizan algunos ‘creyentes’ para evitar la caída de granizo y con ello salvaguardar las cosechas, es símbolo de la sequía para un gran número de pobladores en la ciudad.

Mediante explosiones de gas acetileno (o gas LP) y oxígeno, estos dispositivos emiten ondas de choque que se desplazan a la velocidad del sonido e interfieren, según aseguran quienes diseñan estos artefactos, con la cristalización del granizo. Sin embargo, una creencia que también circunda a estos aparatos es la de que provocan sequía en donde son utilizados.

Ante ello, la actual administración municipal emitió una investigación recopilatoria, firmada por el director de Ecología Edgar Tolentino, sobre el uso y utilidad de los cañones granífugos, y expusieron en redes sociales las razones por las que se considera que estos artilugios no son dañinos al medio ambiente y mucho menos son los causantes de la sequía.

Aunque la investigación ahonda y comprueba, con 38 referencias de investigaciones y notas periodísticas, que no hay suficientes pruebas científicas para asegurar que los cañones tengan un impacto sobre el medio ambiente, también existen otras corrientes de investigación no observadas, como la de Juan José Zamorano Mendoza, de la Upaep, o la de Carlos Morales Méndez de la UAEM, expertos que aseguran que el uso de estos artefactos sí genera un daño considerable al medio ambiente.

“Si se usan cuando se están uniendo las gotas de agua y no hay granizo, lo que hace es dispersar y no hay control en la atmósfera porque (ésta) no es estática. Si se quiere hacer control en una zona, debe ser suficientemente grande para que los vecinos no se vean afectados” asegura en una publicación de Milenio del 2018 Zamorano Mendoza, quien señaló también que la dispersión de nubes sí provoca que deje de llover en la zona y provoca un daño al ciclo natural y al medio ambiente.

Incluso en algunos estados, como el de Michoacán (en 2019), se ha prohibido y regulado su uso por considerarse una herramienta inútil y de consecuencias dañinas y contaminantes.

Así, existen dos corrientes opuestas de investigación sobre el tema, sin embargo son más las investigaciones que aseguran que no hay pruebas suficientes para determinar si el uso de estos cañones es negativo o beneficioso.

Personas entrevistadas por TV Parras, que aseguran ya haber leído la investigación de Edgar Tolentino, declaran que, a pesar de la evidencia teórica, es muy notorio como las lluvias que vienen llegando de repente se alejan, cuando los aparatos son encendidos.

Cabe resaltar que en Coahuila no hay ninguna ley que prohiba su uso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: