fbpx

El valor de un voto

NOTICIAS DIVERSAS…

Por: Héctor Barragán.-

La estructura burocrática electoral mexicana, que costará probablemente un par de billones de pesos (dos millones de millones según la cuenta mexicana) es la principal responsable de que se elijan este año del 2021 en acelerado proceso, más de 1200 personas para diferentes cargos públicos en la República, desde gobernadores, alcaldes con sus respectivos síndicos y regidores y seguramente, con toda su publicidad y erogaciones, no convencerá más que a la mitad de los votantes potenciales, los que integran el padrón con fotografía.

La triste realidad de la aritmética es que el voto de cada uno servirá para designar a unos cuantos funcionarios por cada voto y quizá no cubra los requisitos necesarios para el cargo, porque sencillamente es el más popular, el que gracias a la publicidad se digna conocer. Esto en cuantos, a los funcionarios, porque en cuanto a los congresistas, llegarán a la Cámara de representantes los que logren el apoyo de más votantes, según la tarea de sus partidos para el lanzamiento y así se agruparán en su parte de Congreso, para elevar propuestas a ordenamientos legales de los partidos más numerosos.

Comenzando con los legisladores, seguramente irán al diario de los debates las propuestas más importantes, necesarias, urgentes, en tanto se aprobarán las que presenten los partidos mayoritarios de parte del presidente… de manera semejante a lo que ocurre en los demás países.

Parece un juego de lotería, de esos que se reserva para su particular beneficio del supremo gobierno, el que lleguen a ocupar los ansiados cargos públicos los mejores individuos, los más calificados, pero que al propio tiempo disfruten de un prestigio de honradez y laboriosidad, calificativos que debe tener el empleado y en especial el funcionario público.

Pero habría que complementar el juicio votante con la información acerca de la inclinación del candidato acerca de las actividades y comportamiento al momento de conseguir el triunfo; del grupo al cual pertenece y con el cual tiene compromiso de actuar y las probabilidades de que su grupo asuma poder o lo conserve, y los «amarres» que tenga con las autoridades con las que habrá de ser colaborador. De lo cual dependerá el éxito o el fracaso de su gestión.

Son importantes los puntos de vista particulares, pero dependerá del tiempo y las circunstancias él puedan llevarse a buen fin.

En el caso de los representantes, es preciso esperar que las mejores ideas de beneficio social se lleven a cabo, por lo que será tiempo perdido si no compaginan con la política general del gran grupo si solamente sirven para enriquecer el acervo del diario de debates.

De los funcionarios será preciso suponer las probabilidades de que el elegido llegue a tener las relaciones necesarias para llevar a cabo sus proyectos, al contar con los apoyos políticos, financieros, populares.

Sería prudente conocer la opinión de los elegibles respecto de la necesidad de que los grupos de trabajo, la burocracia, se depure, lo mismo en calidad, es decir renovación, que en lo relativo a número, a partir de la vieja experiencia de que con el tiempo se ha vuelto una carga pesada para el desempeño de las funciones, igual por su número elevado que por la multitud de trámites y papeleo que se han inventado en el curso de los siglos.

En cuanto a los legisladores, el criterio de funcionalidad es aplicable, en número y calificación, porque forma parte importante del cuerpo burocrático nacional y constituye el centro de la política a seguir en la materia. Es el centro administrativo y legal para ese importante efecto.

Lamentablemente la mayoría de la publicidad política no resulta útil para elegir provechosamente. Lo mismo la del Instituto que la de muchos partidos; se omiten los problemas fundamentales y las aportaciones para resolverlos.

Pero como el propio juego de la lotería, hay que jugarlo para poder ganar y dejar la aspirante que demuestre contar con la calificación precisa que corresponde al privilegio de integrar la nominación de servidor del pueblo, no obstante, el poder limitado de cada voto en particular.

Del desempleo que bien podría considerarse de la mitad de la población, no se diseña política, no obstante, notables deficiencias como la falta de producción agropecuaria.

Y en apoyo de las actividades primarias, hay mano de obra suficiente para rehabilitar canales de riego, desazolve de arroyos, recuperación de potabilidad de corrientes y depósitos acuíferos, vialidades, puentes.

Establecimientos industriales para recuperación de residuos y desechos, de materiales contaminantes de posible uso económico.

Multiplicación amplia de los esfuerzos de reforestación, donde cabrían millones de trabajadores y podrían alimentarse de viveros rurales y escolares, de gran impacto cultural y fuente permanente de actividades.

La recuperación de potabilidad del agua se extiende al país entero como necesidad y posibilidad, y perspectiva en breve plazo de siembra de fauna que ya existió y significaría la recuperación de fuentes de alimentación y de ingresos.

De igual manera, es notable la omisión en los abundantes mensajes políticos, del reconocimiento de la inseguridad generalizada en el país, la diversidad de delitos y la ausencia de contribución de ideas y propósitos para resolver el grave problema

Y esto a pesar de que han sido víctimas de la delincuencia gran cantidad de aspirantes a los cargos públicos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: