fbpx

Bartlett se «lava las manos», niega que mina de Múzquiz fuera proveedora de carbón de la CFE

-Sin embargo hay documentos que le fueron entregados donde se muestra lo contrario.

Momentos en que es trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense la primera víctima mortal en una mina de Rancherías, del municipio de Múzquiz.

Ciudad de México, 05 de junio 2021.- Manuel Bartlett y la Comisión Federal de Electricidad decidieron “lavarse las manos” en el caso de la mina Micarán de Múzquiz donde quedaron atrapados 7 mineros, uno de ellos ya localizado, y desmintieron en forma categórica que los propietarios de esa empresa fueran proveedores de carbón de la paraestatal.

En un comunicado difundido este sábado, la empresa del Estado “desmiente categóricamente que la mina donde ocurrió el lamentable accidente en Coahuila sea proveedora de carbón de la CFE”.

En consecuencia, era imposible que su director estuviera enterado del estado de la mina”, se lee en el comunicado de prensa.

Sin embargo, en redes sociales circulan documentos que le fueron entregados a la CFE en donde se dan a conocer las condiciones infrahumanas en las que laboraban los trabajadores dentro de la mina de arrastre.

La organización Familia Pasta de Conchos aseguró que el 23 de octubre del año pasado mandó una carta a Manuel Bartlett, director de la CFE quejándose de las condiciones de la mina Micarán, accidentada el viernes.

En la misiva, que no recibió respuesta, pidieron una reunión con Bartlett Díaz a fin de garantizar condiciones para la “no repetición de siniestros y fallecimientos evitables en las minas de carbón” de Coahuila que presuntamente proveen carbón a la CFE.

“Desde octubre del 2020 se denunciaron ante la CFE las terribles condiciones de esta mina, sin que las autoridades tomaran medidas acordes al riesgo”, lamentó este sábado la organización Centro ProDH, que asesora a las víctimas de Pasta de Conchos.

Al parecer, en la mina de Micarán no había agua potable para los trabajadores, quienes trabajaban en zapatillas, sin ventilación, medidores de gas ni extinguidores, y no sabían si estaban afiliados al seguro social.

La asociación Pasta de Conchos sospecha que, según su propio recuento, en la mina quedaron atrapados ocho trabajadores en lugar de los siete que aseguran las autoridades.

Pese a todo, la CFE insistió en desconocer la forma en que se laboraba en esa mina, lamentó lo sucedido y expresó su solidaridad hacia los familiares de las víctimas por este accidente ya convertido en tragedia. (Con información de López-Dóriga Digital/El Demócrata)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: