fbpx

Exige Lupita Oyervides a Gobierno Federal cumplir con tratamientos oncológicos a niños coahuilenses

Monclova, Coah., 01 de Julio 2021.- Lupita Oyervides diputada local del PRI por Monclova, mencionó que el día de hoy sube a la tribuna para hablar del tratamiento y la falta de medicamentos que se tiene en el sistema de Salud, ya que en Coahuila hay 26 niños con cáncer que el Gobierno del Estado está costeando los medicamentos.

Otra vez Coahuila pone el ejemplo pero sigue tomando las tareas del Gobierno Federal, y el Gobierno Federal ¿Cuándo? ¿Cuándo van a surtir? ¿Cuándo van a tener de manera continua los tratamientos para los niños o los adultos que tienen enfermedades oncológicas? Es un tema que no puede quedar a la decidía, que no puede quedar en el olvido, expresó.

Que haga lo que quiera hacer el Gobierno Federal, como quiera lo esta haciendo, pero que lo haga bien. Si va a cambiar de nombre un programa como lo hizo con el Seguro Popular a ponerle el INSABI (Instituto de Salud para el Bienestar) cambiaron el nombre pero no cambiaron las reglas, ya no tenemos cirugías, el cuadro básico de medicamentos no existe, este tipo de estudios de gabinete desaparecieron y ahora resulta que el cambio de un nombre de un programa viene a beneficiar, no, que también le meta recursos, reveló.

Porque es muy fácil cambiar una regla o cambiar el nombre pero complicado es que le meta los recursos. Vuelvo a decir el Gobierno Federal le esta fallando a los mexicanos porque no esta atendiendo lo que nos duele y lo que nos duele es la seguridad, la salud, la falta de tratamientos y el olvido del campo, finalizo.

Miles de voces se han alzado estos últimos días, en reclamo de una justa y urgente demanda: la renuncia del epidemiólogo Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Dr. Hugo López Gatell. Ello en consecuencia de las desacertadas e insensibles declaraciones que realizó, calificando las denuncias por falta de medicamentos oncológicos infantiles como una “narrativa golpista” y “una guerra psicológica” tendiente a crear una revuelta contra el gobierno federal.

Al margen de estas reprochables manifestaciones en voz de un funcionario cuya investidura legal y pública, lo obligarían a salvaguardar la salud de todas y todos los habitantes, vuelve a quedar en el centro de las noticias la preocupante crisis que vive el sistema de salud mexicano, debido a la escases de los medicamentos necesarios para hacer frente a una de las más crueles enfermedades, como lo es el cáncer.

Esto resulta todavía más alarmante, en razón a que quienes dirigen la política sanitaria en el país se rehusan a reconocerla. Y es que esta idea de negar la escasez ha sido una permanente que viene desde lo más alto del Ejecutivo Federal.

En materia de desabasto de medicamentos para instituciones del sector público, el gobierno ha cambiado reiteradamente sus declaraciones públicas buscando apartar su responsabilidad, pasando desde culpar a gobiernos pasados de acaparamiento, acciones de sabotaje por farmacéuticas, influyentismo y, ahora, alegan se trata de una mentira con tintes golpistas.

No fue sino hasta julio del pasado año, después de innumerables denuncias provenientes de padres de familia y directivos de hospitales, que el Presidente López Obrador al fin reconoció esta situación y afirmó que las compras se harían en el extranjero. Sin embargo, a más de un año, todavía no se adquieren los medicamentos que necesitan las niñas y niños con cáncer.

De acuerdo con el informe denominado “Mapeo del desabasto de medicamentos en México”, correspondiente al primer cuatrimestre de 2021, que realizó la organización Cero Desabasto, desde febrero de 2019 y hasta el 30 de abril pasado, se registran 4,504 reportes que detallan la falta de alguna medicina o suministro médico en instituciones públicas del sector salud de todo el país.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), es la institución que concentra el mayor número de reportes por desabasto, con el 43 por ciento, seguida por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), con el 28 por ciento y el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), el 21 por ciento.

Señor Presidente, esta crisis es muy real. Las niñas y niños afectados sufren día a día la dolorosa realidad de luchar contra el cáncer sin los medicamentos e insumos para hacer frente a esta batalla, que deberiamos de pelear mano a mano con ellos.

José Cruz Díaz, padre de Azul, de cuatro años, cuenta que hace un año le diagnosticaron a la niña tumor de Wilms con metástasis en los pulmones. Él asegura que desde hace meses comenzaron a escasear los medicamentos y señala:

“A veces no hay vincristina, que les cuesta alrededor de 2 mil 500 pesos, o el filgrastim, de mil 500 pesos, y el más caro que han tenido que adquirir, en 7 mil 500 pesos cada caja, es el candesartán”.

Para completar el costo de los medicamentos organizan rifas. Él aseguró que no tiene intereses políticos, que incluso antes de las elecciones iban a ofrecer una rueda de prensa junto a otros padres frente al nosocomio, en donde se atiende a 120 niños con cáncer, pero evitaron hacerlo porque no querían que el tema se politizara o fuera usado para beneficiar a algún partido político.

Yessica Salazar, madre de la pequeña Regina, diagnosticada en 2019 con leucemia linfoblástica aguda, cuenta que han faltado hasta cinco medicamentos e insumos como agujas para cateter y declara:

“Lo que estamos viviendo es real. Es algo bien triste que el gobierno a estas alturas crea que es algo irrelevante”.

Graciela Martínez Mares relata que es entendible que a veces no haya fármacos como revolade, que cuesta más de 12 mil pesos por caja, pero le parece increíble que a su hijo Ángel, quién padece cáncer testicular, no le quitaran un catéter y se lo dejaran siete días porque no había material para esterilizar.

Omar Enrique Hernández, representante de la asociación de padres de familia de niños enfermos, pidió enfocarse en el problema principal, que es la falta de medicamento y expresa:

“No queremos desviar el tema. Estamos enfocados en que queremos una contestación de qué sucedió con el medicamento que se prometió que iba a llegar el 26 de junio”.

Por todo ello, es urgente que el Titular del gobierno federal y quienes laboran en la función de salud pública, dejen de lado sus interéses políticos y cualquier enfrentamiento partidista que a nivel personal tengan, asumiendo la obligación que tienen de garantizar la salud a todas y todos los mexicanos, en especial a nuestros niños.

Para el caso de Coahuila, el Gobernador Miguel Ángel Riqulme Solís tomará cartas en el asunto: hay 14 casos de familias con hijos que padecen cáncer y que no son atendidos por la Federación, estas familias, que dejaron de recibir medicamentos, solicitaron ayuda y serán atendidos por el Estado.

Ante esta situación, las diputadas y los diputados del Partido Revolucionario Institucional, hacemos un atento llamado al Titular del Ejecutivo Federal para que, a través de la Secretaría de Salud garantice el derecho constitucional a la salud y que no se interrumpan los tratamientos oncológicos debido al desabasto de medicamentos e insumos.

Con información de NRT.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: