fbpx

La temible Cintya Elizabeth Villa Espericueta

BAILE Y COCHINO

Por: Horacio Cárdenas.-

Teníamos toda la intención de darle continuidad al artículo anterior, que titulamos Cintya Villa, peligroso agente libre, pero por esas cosas de la vida de las instituciones, la realidad se impuso. ¿Pues no un par de agentes de la Policía Civil de Coahuila le descerrajaron tremenda golpiza a un abogado allá en Monclova, todo porque este intervino en defensa de un ciudadano al que también le estaban tupiendo, y en su propio domicilio?, también hay que tener tantito colmillo, sabedores del viejo dicho de arrieros somos y en el camino andamos… un abogado con no mucha, con algo de experiencia en el derecho penal así como se practica y se ejerce en México, sabe que a un animal de presa no se le incordia mientras está degustando sus sagrados alimentos, y para el caso de personal policiaco, ni se le ocurra recurrir a artimañas como grabarlos con el celular, aducir que son eso, profesionales de la jurisprudencia, y lo peor, exigir que muestren una orden de aprehensión contra el ciudadano que cayó en sus miras, porque… porque lo tunden gacho, no siendo rara la ocasión en la que las lesiones ocasionadas ponen en riesgo la existencia, o la pierden de plano, allí o después.

La idea original era continuar con la vida y hechos de Cintya Elizabeth, no porque nos interese mayormente lo que sea o haga fuera de horas de trabajo, sino por lo que influye en su desempeño como servidora pública, concretamente como titular de la dirección de seguridad pública, vialidad y tránsito del municipio de Parras de la Fuente, puesto que ocupa “comisionada” desde el primero de enero del año 2019, y más que eso, por la implicación de que terminándosele la encomienda, pueda reincorporarse a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Coahuila, o en su defecto, a la Secretaría de Seguridad Pública, ya ve que en ese medio, el personal va y viene con una facilidad hasta sospechosa, aunque también existe la posibilidad de que haya presión desde la primera de las dependencias mencionadas para que el alcalde electo de Parras acepte que Cintya repita como encargada de la seguridad en el municipio, con el cuento de que ya tiene experiencia y conocimiento de la población y sus características, y de que sí, la reconocen como uno de los suyos… de esos que hay que tener lo más lejos posible, pero allí donde lo puedan controlar.

Lo ocurrido con el abogado César García Diosdado y su colega Pedro Peña Zamora a manos de dos elementos de PCC, a quienes ante la presión del Colegio de Abogados de Monclova, la Secretaría de Seguridad Pública estatal separó inmediatamente de sus cargos, en tanto que la Fiscalía General de Justicia abrió carpeta de investigación sobre el incidente, del cual no en vano las víctimas han manifestado temer por su vida y su integridad física, y es que… viendo que su futuro no pinta precisamente promisorio, podrían intentar llevar sus actos de violencia más allá.

Esto nos hace ver que pese a todo, hay tratos diferenciados entre el personal policiaco en Coahuila, no son los mismos que los mesmos. Sí, a este par de uniformados se les fueron las patas, se les hizo fácil ¿qué?, todo, golpear a un ciudadano en su domicilio, írseles encima a sus abogados, golpearlos salvajemente, destruir el teléfono con los que grababan la acción, y en cambio hay otros con los que se toman las cosas con más calma, y en este selecto grupo se encuentra Cintya.

Según su “resumen profesional”, Villa Espericueta causó alta en la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila, adscrita al tristemente célebre GATE (Grupo de Armas y Tácticas Especiales), que quien sabe porqué lapsus Cintya identifica como Fuerzas Especiales del Estado, cuando que son Fuerzas Especiales pero de la Fiscalía en el nuevo organigrama. Créame que ni al gobernador ni al secretario de gobierno ni a nadie le haría la mínima gracia que lo acusaran de que cuenta con “fuerzas especiales”, esas son cosas operativas en el mejor de los casos, y órganos de represión en el peor, que para eso está la fiscalía, favor de no confundir, tú Cintya.

Pues bien, la recién contratada Villa Espericueta estuvo sumida en quien sabe qué cosas entre septiembre del 2010 y enero del 2015, en que surge como Primer Comandante de la Región Norte II en Ciudad Acuña, pero algunas fuentes la sitúan en la zona donde ocurrió uno de los hechos más negros en la historia reciente de Coahuila, entre el 18 y el 20 de marzo de 2011 en Allende, y en los días posteriores en Piedras Negras, teniendo como epicentro el penal de esta última ciudad. ¿Qué papel jugó Cintya Elizabeth en los hechos de la Masacre de Allende?, desde aquí podemos decir que casi seguramente ninguno, si por algo se caracterizó la respuesta del gobernador interino Jorge Torres López y todo el aparato de seguridad dependiente de él fue que no hicieron nada, igualito que, mire qué curiosa es la vida, tampoco el comandante de la guarnición militar en Piedras Negras, un general Luis Cresencio Sandoval, que la 4T encumbró a secretario de la Defensa Nacional.

Lo que es cierto, es que los secretos jamás duran para siempre. La conciencia es traicionera, entre líneas, muchas veces decimos lo que juramos callar. Así le sucedió a Cintya al dar una entrevista al medio Capital Coahuila, que aparece titulada en su portal de noticias como Es la mujer del sexo fuerte: comandante Cinthya Villa, en la que ella personalmente detalla estar presente en la zona de guerra que fue Allende, allá por esos caóticos años que Coahuila aún trata de olvidar: “Hace años vivimos una emboscada en el tramo Piedras Negras–Allende en la que tuvimos la pérdida de una compañera, era como una hermana, en ese evento 13 compañeros más resultaron lesionados, unos de gravedad, algo que siempre vamos a recordar, y que agradeces a Dios es seguir aquí”. Esa emboscada sucedió meses después del célebre evento recordado por Netflix en la serie SOMOS, para más señas, el 06 de marzo del 2012.

Los silencios dicen más que las palabras, en este caso el silencio dura cinco años, que no aparecen en el resumen profesional de Cintya, pero en que a juicio de sus superiores jerárquicos le mereció la primera comandancia en Acuña, y luego de un año, repetir con el mismo nivel pero en Monclova, para luego pasar ya con la jerarquía de inspector a la Región Norte II, su querida Acuña, y luego en La Laguna, con sede en San Pedro, también curiosamente entre estas dos encomiendas transcurrieron cinco meses en que no sabían que hacer con ella. Y finalmente, la mandan al paraíso que es el pueblo mágico que era Parras de la Fuente, a cargo de la seguridad pública, con mando sobre una treintena de policías municipales, donde está ahorita.

Y uno pensaría ¿a poco un policía por el hecho de ser policía es bueno para todo?, en el caso de Villa, que comenzó como GATE, pretendidamente experta en armas y tácticas muy por encima de lo que sabe y hace un cachuchón cualquiera, para cuando ocupó la comandancia en Monclova no fue de un grupo táctico, sino de la policía investigadora, que se supone demanda un conjunto de cualidades y habilidades completamente distinta de las de un matón que es como muchos ciudadanos conciben a las fuerzas especiales, las de antes y las de ahora.

Igual están los paseos, la han traído por todos lados, a lo mejor por necesidades del servicio… a lo mejor para que no se corrompa, a lo mejor porque se mete en broncas allí donde va, pero no tan gordas como para tener que procesarla o despedirla. Entre esto está lo de aquella balacera en la que emboscaron a una fuerza considerable de la policía estatal sobre la carretera Ribereña, donde a nadie se le ocurrió armar un dispositivo tipo convoy, o aquel otro accidente por el rumbo de la Presa de la Amistad en junio del 2015, donde salió lesionada, y aunque no iba manejando, tampoco fue para decirle al agente que lo iba haciendo que le bajara.

Total, muchas sospechas de una carrera a ratos meteórica, a ratos apadrinada, pero siempre sospechosa de que es un personaje mediocremente útil, complicado, y del que no es fácil deshacerse. Ahora otra vez le andan buscando destino, y en ninguno es bienvenida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: