fbpx

¡Hagan sus apuestas! empiezan a asomarse los gallos para suceder a Riquelme

PAPELERÍA EN TRÁMITE…

Por: Sergio Alvizo.-

Román Alberto Cepeda y Manolo Jiménez, dos gallos fuertes del PRI.

Hace unos días, le dieron la presidencia de MORENA a Diego del Bosque, el ex diputado federal. Llega a dirigir un partido dividido, con hambre de venganzas, con carros desaparecidos, sin saber dónde están las prerrogativas que les da el IEC.

Llega a un partido político, sí, ¿pero a cuál partido? Al interior del partido de moda, hay como diez dirigentes, caras visibles que buscan mandar y establecer sus feudos, está el MORENA de Guadiana, el de Reyes Flores, el de Tania Flores, el de Diego del Bosque, el de Claudio Bres Garza, el de las hermanas espanto: Tencha y Miroslava. O el MORENA de Luis Fernando Salazar, o el udecista de Lenin Flores. Acaso el MORENA de Ariel Maldonado. Estos colores partidistas, les sacan a los políticos morenistas su mejor versión del Game of Thrones mexicano.

Pasearse por el partido de moda es como caminar en un campo minado, el nuevo dirigente se sacó en la rifa al tigre. Diego del Bosque, tiene una tarea dura, vencer al mejor PRI de México, como se ha bautizado a la maquinaria electoral que se tiene en Coahuila. El PRI tiene en el estado a los distritos electorales más votados para el PRI, además ganó abrumadoramente en los comicios pasados. Como lo hizo Jericó, que aún parece que anda en campaña volviendo a las calles, colonias entregado apoyos o quizá también trabaja para un futuro inmediato.

La caballada del PRI es fuerte, está lista y es disciplinada, Manolo ha recorrido todo el estado, comenzó a unir. Observe nada más las visitas de alcaldes electos, no solo de su partido si no también morenistas. El alcalde de Saltillo ha comenzado a sembrar y cosechar. Está listo para lo que viene, incluso para tirar guante si se ocupa, como lo vemos entrenar todas las mañanas en el cuadrilátero.

El PAN es otra cena de negros, pero al parecer el trabajo de Paredes, Mario Dávila y Tere del Romo, va rendir frutos y acabarán con el cacicazgo de Memo Anaya. El líder moral del partido es Paredes, visita siempre el estado, se la vio en Torreón, Saltillo, Acuña, Piedras Negras. El futuro del PAN está en Paredes y Mario Dávila, no hay más.

Pero no olvidemos al PRD, los votos conseguidos en las pasadas elecciones son de utilidad y esto lo sabe la primera comadre del estado. Si hace 6 años dividieron, esta vez deberán unir y con esa cantidad podrían hacer ganar, en una posibilidad, a una coalición en Coahuila.

Las cartas de los partidos están echadas: el PRI tiene a Manolo, Chema, Olmos, Román y Vero Martínez. El PAN: a Alfredo Paredes, Marcelo y Mario Dávila. MORENA: tiene una abominable hambre de poder que se van a dar con todo al interior del PRD con Mary Thelma, su comodín.

Prepárese, estimado lector, que esta feria política apenas comienza. Escoja su gallo, vaya casando apuestas y… ¡cierren las puertas, señores!   

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: