fbpx

¿Laynez conducía ebrio? ministro descubre corrupción y abusos de Jorge Zermeño

IG LA COLUMNA…

Por: Isidro García.-

+ Autoridades corruptas y abusivas

+ Caso Laynez: ¿Quién miente?

+ ¿Y la filtración de datos personales?

AUTORIDADES CORRUPTAS Y ABUSIVAS.-

Si algo queda claro en el tema del arresto del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Javier Laynez Potisek, bajo el cargo de conducir en estado de ebriedad en las calles de Torreón, son los señalamientos de Laynez en contra de las autoridades municipales por corruptas y abusivas.

Al hablar de los hechos ocurridos el sábado 9 de octubre, el lagunero Laynez Potisek de entrada afirmó: “Nunca acepté ni aceptaré que iba en estado de ebriedad. Simplemente nunca tuve oportunidad de probarlo”.

Desde ese momento el citado habla de corrupción y lo reafirma al señalar abusos cuando precisa que “la detención que realizó el agente de la Policía Municipal de Torreón estuvo fuera de cualquier retén o protocolo de alcoholímetro. Hasta el día siguiente, me enteré de que, para justificar la detención, el agente anotó la infracción de tránsito denominada: “cambio intempestivo de carril”, lo cual jamás tuvo lugar”.

“A pesar de mi respetuosa y reiterada petición, a lo largo de todo este evento, nunca pude ver ni hablar con un médico, con una autoridad, con un juez, con un ministerio público ni mucho menos con un representante de derechos humanos”, reclamó el ministro de la Corte.

Javier Laynez Potisek siguió con sus señalamientos de corrupción y abusos cuando resaltó: “Quiero dejar claro que estoy totalmente de acuerdo con la lucha y los operativos anti-alcohol. Nadie tiene derecho a manejar en estado de ebriedad y esta conducta debe ser sancionada con severidad. Sin embargo, estos operativos deben sujetarse a estrictos estándares que eviten la corrupción y respeten los derechos humanos de la ciudadanía”.

Laynez pareció enviar un mensaje a las autoridades municipales de Torreón: “Así o quieren más”.

CASO LAYNEZ: ¿QUIÉN MIENTE?

Javier Laynez Potisek fue claro en acusar de corrupción y abuso de autoridad al Ayuntamiento de Torreón.

Jorge Zermeño Infante por su parte fue medio claro pues aunque dijo que la autoridad municipal actuó conforme a derecho no respondió a las acusaciones de corrupción y abuso de autoridad que hizo Laynez.

Laynez, línea por línea, negó que fuera en estado de ebriedad y denunció corrupción y abusos.

Zermeño dijo inclusive que Laynez es una persona responsable y apenas mencionó que no iba a entrar en polémicas por su detención.

Laynez insistió en su versión en que el Municipio le inventó la falta administrativa y Zermeño tímidamente dijo que se actuó correctamente.

Lo malo es que Laynez sólo dio su versión en lugar de denunciar formalmente los hechos de corrupción y abusos de autoridad.

Lo malo es que Zermeño no hizo nada para defenderse de los señalamientos de corrupción y abusos.

La cosa es muy sencilla, porque las versiones se contraponen, ¿quién miente, Laynez o Zermeño?

Zermeño sólo pateó el bote, como lo ha hecho a lo largo de su administración, por la declaración de Laynez de no presentar ninguna denuncia.

¿Y LA FILTRACIÓN DE DATOS PERSONALES?

Una pésima señal para los ciudadanos no sólo de Torreón o de La Laguna sino de todo el país, es la filtración de datos personales como ocurrió con los que se dieron a conocer del ministro Javier Laynez Potisek.

Sólo faltó que se dieran a conocer las actas de bautizo y de primera comunión de Laynez, quien a propósito dijo que “a pesar de que en las publicaciones realizadas se dan a conocer todos mis datos personales en flagrante violación a la protección que la ley otorga a los mismos, he decidido no presentar ninguna denuncia. No tengo absolutamente nada qué ocultar ni de qué avergonzarme”.

El caso es que los documentos sobre la detención de Laynez tuvieron su origen y ubicación en la Dirección de Tránsito y Vialidad y en los Tribunales Administrativos Municipales.

En la fotografía de Javier Laynez Potisek en su calidad de detenido, se puede observar el logotipo del Municipio de Torreón.

Sobre el tema, el alcalde Jorge Zermeño apenas dijo que hay una ley de respeto a los datos personales y que el Municipio no está autorizado en dar nombres de personas que en un momento dado pudieran ser detenidas o no.

Sin embargo, Jorge Zermeño, el alcalde que se presume decente y honesto, lamentablemente no dijo que se investigaría y castigaría la filtración de datos personales.

Zermeño ya no quiere queso…

Nos leemos mañana, Dios mediante.

reportelaguna2019@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: