fbpx

Ése no es mi candidato

BAILE Y COCHINO

Por Horacio Cárdenas.-

No somos particularmente afectos a las redes sociales, con decirles que ni cuenta de Facebook tenemos, y es que somos de la idea de que nuestra generación pasa demasiado tiempo con la nariz metida en el teléfono celular, ese que dicen que es inteligente, que es donde entra un en contacto preferente con las benditas redes sociales, como las llamaba en algún momento el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Pero también es cierto que de vez en cuando cae alguna perla, misma que no andamos cazando ni buceando por ella, sino que, apegándose al principio de las redes sociales, no faltará alguien quien nos haga llegar algo que podamos considerar interesante o de alguna utilidad. Ahora sí que son los mejores “filtros”, de lo que podemos ver, de lo que debemos saber, y de lo que no nos podemos perder.

Este que le vamos a platicar es uno de esos casos, de esos que podríamos pensar en algún momento que infringen la privacidad de las personas, pero que luego a la hora que pensamos que es una publicación, en el sentido más amplio del término, que sería hacer público voluntariamente algo que en otro momento o en otras circunstancias debió permanecer privado, pero que además denota el pensar y el sentir no solamente de una persona, la que hace la publicación, sino de una comunidad de la que se reconoce parte, en este caso, el partido que dijo que nunca iba a serlo, quedándose tan solo en movimiento, adivinó usted, el de Regeneración Nacional, de color guinda, abreviando MORENA, y con el mote de “la esperanza de México». Claro, no todos son de la misma opinión, pero algo de consenso habrá.

La publicación la hace Alma Rosa Garza del Toro, profesora universitaria, que de un tiempo para acá, desde que MORENA irrumpió en las escenas políticas nacional y en la de Coahuila, ha tenido un desempeño preponderante en la conducción del partido, a lo mejor no gozando de una suerte tan sonriente como la de su hermana Claudia, quien logró colocarse como delegada de los Programas Integrales de Desarrollo del Gobierno de México en la Región Centro del Estado de Coahuila, pero manteniéndose en el ajo partidista, con la ventaja de poder opinar lo que le venga en gana sin temer que puedan tomar represalias en su contra, al menos por eso. Además, así como le ha llovido a Claudia por ser quien es y moverse como se mueve, mejor llevarla calmada, pues no siempre vale la pena.

Bueno, pues hace algunos días Alma Rosa publicó lo siguiente: no es nada personal, pero recuerden, puso a su papá, derechista recalcitrante, de candidato cuando él no lo pudo ser, cual vil señor feudal. Que no hará si llega (dicha llaga) a ser gobernador por un proyecto que nunca ha sido suyo, que nunca ha abrazado. Es un sujeto de derecha, que a mi como mujer y de izquierda, no me representa. Y a ti?…

¿De quién está hablando Alma Rosa?, no se trata de jugar a las adivinanzas, el texto de la publicación va acompañado de una fotografía en la que aparecen, entre una bandera de México y otra de MORENA, y bajo un retrato (no oficial, pues recordemos que dijeron que esas cosas tan neoliberales y conservadoras no las iba a haber), de Andrés Manuel López Obrador jurando como presidente de la república en el escenario del salón de sesiones del Congreso de la Unión, dos personajes, uno de sport lagunero, con saquito caro, camisa sin corbata y pantalón de mezclilla, Luis Fernando Salazar, y el otro vestido como Mario Delgado, el mismísimo Mario Delgado, dirigente de MORENA. En la foto ambos aparecen sonrientes ¿cómo podría ser de otra manera?, ambos presumen de políticos, pero lo que importa es el gesto de las manos, Mario señalando con el dedo índice a Luis Fernando, y este con la palma abierta pero con el pulgar medio doblado, como queriendo decir… lo que usted quiera, ah y abrazados, tampoco podría ser de otra manera.

El texto de Alma Rosa no amerita explicación ninguna, sabemos de quien está hablando porque está la foto, y deducimos que le importa un sorbete lo que pueda perder, porque en la misma está Mario Delgado, el mandamás del partido, que no se ha caracterizado precisamente por su tolerancia para con la disidencia, ni la grande ni la chica, así que dándose cuenta es muy probable que borre a Alma Rosa del padrón de beneficiarios del partido. La médula es la última línea “… a mi como mujer y de izquierda, no me representa” ese es el sentir de mucha gente en MORENA de Coahuila, que la gente que está bajo los reflectores, que se ostenta como morenista y “obradorista”, como le dice Salazar en entrevista con Julio Astillero, no es gente de izquierda, vamos, es todo lo contrario, gente de derecha, que militó en el Partido Acción Nacional, que logró posiciones políticas de importancia gracias a este partido, y que en el momento en el que ya no está en posibilidades de seguirle ofreciendo candidaturas ganadoras, le larga la patada, tras lo cual va a arañar la puerta de MORENA, que cuando lo recibió hace algunos años, todavía tenía la actitud de “cacha lo que sea”, que es así como llegó al partido del que ahora espera le conceda la candidatura a gobernador del estado de Coahuila.

La foto dice mucho, ¿qué mensaje quiere mandar Mario Delgado señalando a Luis Fernando con el índice?: este es el bueno, no se vayan con la finta de que es Armando Guadiana con todos sus millones, ni tampoco es Ricardo Mejía Berdeja, apadrinado por el mismísimo presidente López Obrador y con quien se retrata cada vez que hay evento del corcholata fest, no, el bueno es el tránsfuga del panismo lagunero, quien proviene de lo más recóndito de la derecha calderonista, que tanto detestan en palacio nacional, pero al que le ven alguna cualidad, aunque seguramente no es la de ganar la elección de gobernador, que ya perdió no hace demasiado tiempo.

Aquí no es que los partidos de oposición… bueno acá todavía gobierna el PRI, que parece que va en alianza con el PAN y el PRD, hagan campaña negra contra un personaje como Luis Fernando Salazar. La guerra sucia la lleva él contra sí mismo, porque los laguneros lo conocen, simpatizaban con él como para hacerlo diputado local, federal y senador, pero por Acción Nacional, ver la misma cara, pero enfundado en el chalequito guinda de MORENA, como que no cae bien, no le cae bien a los panistas que lo ven como traidor, no le cae bien a los morenistas que lo ven como capaz también de traicionarlos a ellos a la primera oportunidad.

Son demasiadas las afrentas que sus malquerientes se encargarán de mantener frescas, y tanto, que los pronunciamientos en contra están a la orden del día, amenazando hasta con rompimiento con el partido ¿Qué tal para alguien que quiere ser gobernador a costa de lo que sea?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: