fbpx

Encarcelan a embarazada por fumar marihuana; cometió delitos contra el feto

Alabama, EE. UU., 09 de Septiembre 2022.- Ashley Banks, una mujer de 23 años, fue encarcelada cuando llevaba alrededor de seis semanas de embarazo. ¿El motivo? A finales de mayo la detuvieron por llevar una pequeña cantidad de marihuana. Han pasado más de tres meses y aún continúa en la cárcel.
La única opción que le ofrecen para salir es ir a rehabilitación, sin embargo, estos servicios le negaron a Banks la solicitud porque no consideran que tenga un grado de adicción suficiente.
Si esta medida de fuerza ha podido llevarse a cabo es porque en 2013 la Corte Suprema de Alabama dictaminó que la ley destinada a proteger a los niños de las drogas, también podría usarse para proteger a los fetos. La decisión se basó en un pensamiento típico difundido por los grupos antiabortistas, que cree que los fetos merecen todos los mismos derechos y protecciones que los humanos fuera del útero, incluso cuando esto suponga la pérdida de esos mismos derechos para la madre.
La paradoja de este caso es que la embarazada, tras seis semanas en prisión durmiendo en el suelo debido al hacinamiento, contrajo una grave infección que aumentaba el riesgo de tener un aborto espontáneo. Comenzó a sangrar y continuó haciéndolo durante otras cinco semanas.
El encarcelamiento de Banks está lejos de ser un caso único: las mujeres en algunos estados de EEUU pierden fácilmente su libertad por el hecho de estar embarazadas.

Con información de PlayGround.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: