fbpx

Nada detiene el aumento al precio de la tortilla

México, 21 de Septiembre 2022.- Uno de los temas que más preocupa a todas las y los mexicanos, e incluso al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), es el reciente incremento en el precio del kilo de tortillas que no sólo ha afectado a millones de familias mexicanas, pues también las y los tortilleros se las han visto negras para poder afrontar el aumento en el costo del maíz, la harina de maíz, el gas, los salarios y hasta el papel con el que las envuelven.

Distintos factores como la pandemia de COVID-19, la especulación en el mercado, el alza histórica en la inflación y la guerra Rusia-Ucrania han provocado que de finales de 2019 a la fecha el costo de los insumos se incrementara en promedio 49 por ciento, lo que se ve reflejado en el aumento de este alimento.

En noviembre de 2020 un kilo de tortillas costaba 15.50 pesos en promedio a nivel nacional, mientras que actualmente su costo se ha elevado arriba de 21.80 pesos (alrededor de 40 por ciento), llegando cerca de los 30 pesos en estados como Sonora y Guerrero.

Actualmente el precio más bajo de un kilo de tortillas es de 15 pesos en tortillerías de Puebla, mientras que el más alto de 27 pesos en Guerrero, de acuerdo con cifras de la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortilla.

Existe una razón el precio de un kilo de tortillas subió 6 pesos en menos de dos años en prácticamente todas las tortillerías del país, un alza que los tortilleros atribuyen a un factor que –afirman- el gobierno de la llamada cuarta transformación pudo haber evitado.

Por qué subió el precio de la tortilla en la pandemia
La causa de que el precio de las tortillas se haya disparado durante a pandemia fue el alza en prácticamente todos los insumos que usan las tortillerías, algunos de los cuales legaron a duplicar su costo como es el caso del maíz, base de este alimento.

De noviembre de 2019 a la fecha el costo de la materia prima se han elevado para sumar un incremento general promedio de 49 por ciento, explicó Rubén Montalvo Morales, presidente del comité directivo de la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortilla.

A la par, el precio del kilo de tortillas ha subido un 26.45 por ciento entre enero de 2021 y junio de 2022 según datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El principal reclamo de las y los tortilleros es que pese al alza en la materia prima, el precio de las tortillas no ha subido en la misma proporción para que puedan cubrir sus gastos de operación.

“Cuando a nosotros nos suben 3, 4, 5 o 10 pesos el costo nosotros no podemos subir arriba de cincuenta centavos porque se nos viene encima el mundo, sin ver realmente que la tortilla está subiendo porque nuestros insumos están elevando en gran proporción su precio”, aseveró.

Este es el incremento que tuvieron durante la pandemia los insumos que usan tortillerías para hacer tortillas:

Las cifras presentadas en esta tabla fueron proporcionadas por la Cámara Nacional de la Industria de Producción de Masa y Tortilla a Grupo Fórmula Digital y representan estimaciones del precio a nivel nacional.

El consumo de cada tortillería y su nivel de producción dependen principalmente de su tamaño así como la región del país en la que se encuentran, pero en general todas utilizan los insumos presentados en la gráfica anterior.

Según estos datos, las tortillerías incrementaron sus gastos de poco menos de $20 mil pesos hasta llegar a más de $32 mil pesos, un aumento de alrededor de 12 mil pesos, equivalentes a 60 por ciento.

Esto cuesta hacer un kilo de tortillas
En total fabricar un kilo de tortillas le cuesta alrededor de 22 pesos a una tortillería considerando todos los gastos que implica (maíz, harina de maíz, gas, salarios, etc.), un costo que se elevó considerablemente tras la pandemia.

Con una tonelada de maíz se pueden elaborar alrededor de mil 400 kilos de tortillas, por lo que antes de la pandemia los tortilleros invertían 4 mil 500 pesos en maíz para ganar 21 mil 700 pesos vendiendo cada kilo de tortillas producido en 15.50 pesos.

En el caso del gas, se requieren 42 litros para procesar una tonelada de maíz y convertirlo en totillas, lo que implicaba un costo de 468.30 pesos antes de la emergencia sanitaria.

Es decir que a inicios de 2020 las y los tortilleros obtenían una ganancia de poco más de $16 mil 700 pesos por cada tonelada de maíz que convertían en tortillas, más que suficiente para solventar sus gastos de operación y obtener utilidades.

Todos estos gastos se incrementaron de la pandemia, por lo que actualmente los tortilleros deben gastar en promedio 10 mil pesos en una tonelada de maíz y 553.56 pesos en el gas necesario para procesarlo, de lo que obtienen poco más de 30 mil 500 pesos y una ganancia de alrededor de $19 mil 900 pesos.

Con estos ingresos deben cubrir no sólo la materia prima que utilizan en la elaboración de las tortillas, sino también todos los costos de producción, gastos que algunos tortilleros no han podido solventar por lo que se vieron obligados a cerrar sus negocios.

Tras la pandemia de COVID-19 los tortilleros deben gastar hasta 12 mil pesos más para convertir una tonelada de maíz en tortillas, mientras que sus ingresos sólo incrementaron 3 mil pesos, es decir, tuvieron una reducción en su margen de utilidades.

Empresarios prevén que el aumento en los insumos continúe durante los próximos meses, por lo que no descartan la posibilidad de que haya más aumentos al precio del kilo de tortillas en todo el país.

Con información de Radio Fórmula.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: