fbpx

Medidas recaudatorias propician daños sociales

foro de estudiantes

Discrepancia

Escribe: Eduardo Sarabia

El terrible accidente que se registró en días pasados en Ramos Arizpe, en el que un adolescente ebrio chocó un taxi matando a cuatro personas, la mayoría niños, pone de manifiesto la descomposición social que prevalece y que con medidas paliativas, las autoridades pretenden frenar, sin llegar al fondo de las cosas ni castigar conforme a la ley a los responsables, en este caso, al hijo de papi, protegido bajo siete llaves para que no se entere de la última gracia que hizo.
En primer lugar quedó plenamente demostrado que tener dinero hace la diferencia entre los ciudadanos, jóvenes y niños de Coahuila, porque mientras se lleva a la Residencia Juvenil a los pequeños que se robaron un pan, o que hurtaron algún objeto para llevar dinero a sus casas o que cometen infracciones por la rebeldía propia de su edad, otros en cambio no son tocados ni con el pétalo de una rosa, por aquello de que con dinero baila el perro.
Los que no tienen dinero, tampoco tienen futuro, entran a las residencias juveniles en donde seguramente refinan sus mañas y salen más entrenados para seguir delinquiendo, ahora con mayoría de edad y todo.
Los juniors en cambio no pisan ni la residencia juvenil ni las cárceles, protegidos por el dinero de los padres, pero igual se convierten en monstruos sociales a los que la condición humana de los demás les vale madre.
¿Pero qué hay detrás de todo esto que sucede con los jóvenes, pobres y ricos?
Es evidente que el abandono a su suerte en que viven. Porque no se explica cómo un muchacho de 15 años toma el carro del padre y se pone ebrio a más no poder, sin que sus “jefecitos”, le llamen la atención, sin que le pongan un límite a tanto vicio y permisividad.
Por fortuna el muchachito resultó herido solamente, ¿pero si muere? ¿le importaría a los padres? ¿llegarían a tener remordimiento por no frenarlo a tiempo? O simplemente les valdría madre, porque andan tan ocupados en sus propios negocios y broncas que los hijos son muebles en la casa, en la que ni siquiera supervisan sus cuartos ni sus actos.
Además, habría que analizar lo que sucedió después de que abrieron la caja de Pandora, cerrando las cantinas, imponiendo ley seca, que después se volvió muy aguada con la apertura los domingos.

Cuando esto pasó todos aplaudimos, porque qué bueno que ya no habría borrachos en la calle, o por lo menos serían pocos, pero sucedió al revés, la ciudad entera se volvió cantina, en las casas se consume alcohol ante la presencia de los hijos, incluso infantes, que son testigos de pleitos, malas palabras y toda clase de desfiguros de los padres y hermanos que en esas condiciones no son ningún buen ejemplo.
Ahora los adolescentes se juntan en cualquier casa con sus iguales o con adultos, corriendo graves riesgos y el alcoholismo creció exponencialmente y cuando se ven las grandes filas en los Oxxos, los sábados por la noche, como si se fuera a acabar el mundo, o cuando menos la cerveza, veo claramente que el asunto era solo de dinero, solo de recaudar más por la venta de alcohol, no por frenar esto que comienza como un juego y acaba como enfermedad, con todos sus males sociales asociados.
Otro asunto digno de revisión, es la actitud de la policía y del Ministerio Público que no actuaron como es debido, con el pobrecito adolescente, que sembró el terror y la muerte, que enlutó una familia, que cortó de tajo la existencia de 4 mexicanos inocentes, tres de ellos que apenas florecían ante la vida.

No se trata de asumir una conducta social de linchamiento contra el responsable, solo de que se le aplique la ley, tal y como está previsto, porque ¿entonces de qué sirven tantos paquetes legislativos aprobados por el Congreso del Estado, si a la hora de la verdad los suprime cualquiera y evita que las leyes cumplan su objetivo fundamental de proteger a la generalidad de los ciudadanos, de velar precisamente porque tengamos seguridad, sobre todo jurídica?
Si la impunidad prevalece, entonces no veo el caso de gastar tanto dinero ni tantas horas hombre inventando leyes que nadie va a obedecer.
Solo una anotación más, cuando limitaron los horarios en las cantinas, mi amigo Gonzalo me dijo: “Con este horario la gente va a salir más temprano de las cantinas y van a ocurrir más accidentes en la calle, en contra de las familias que todavía andan en la calle. Antes sólo morían los que andaban bien borrachos en altas horas de la madrugada porque la ciudad está más sola”.
Qué razón tenía mi amigo Gonzalo, ahora los accidentes son antes de las 2 de la mañana, porque desde el medio día del viernes o sábado o en plena mañana del domingo la gente anda bien ebria, y los retenes anti alcohol, son solo una medida más para sacar dinero.

Por otro lado, para nadie es una sorpresa la noticia de que grupos delincuenciales de Estados Unidos han irrumpido en la frontera mexicana sembrando el pánico y la muerte, eso se había documentado desde hace por lo menos unos 15 años, cuando se hablaba de un grupo de Nuevo México, llamado algo así como Minus Man, que se dedicaba a matar indocumentados y venía hasta México, en un acto algo así como de “precrimen” por si se nos ocurría cruzar para allá mejor mataban a los mexicanos antes de que concibieran esa idea, o cuando consideraban que alguien cruzaba gente.
Aquí lo que llama la atención es la pasividad, tibieza y desinterés de nuestro gobierno federal, que ni por error defiende a los mexicanos, aunque los mate la patrulla fronteriza sin razón alguna como ha ocurrido antes.
En Ciudad Juárez, todo el mundo sabe el alto grado de inseguridad y de impunidad, por eso no es casual que se sepa abiertamente que gringos asesinos están llegando a matar mexicanos como si fuesen perros.
Además en el asunto de la seguridad se le está acabando el tiempo a copete necio, o sea al presidente Enrique Peña Nieto, porque en los pocos días de su gobierno ya suman miles y miles los muertos en conflictos que se atribuyen a la delincuencia común, organizada y al narco y los mexicanos seguimos esperando que se cumplan sus promesas de campaña en materia de seguridad.
Asimismo, con una campaña mediática muy costosa por cierto, se habla de que hay millones de mexicanos con hambre y en pobreza extrema, y en lugar de aplicar ese dinero a alimentar a la gente que tiene hambre, se gastan sin misericordia en spots que a nadie ayudan.
Además la pobreza se resuelve con trabajo y salarios dignos, pero se han dedicado a generar una nueva especie de esclavos modernos, por eso me parece un acto de pura demagogia, eso de que ahora sí se luchará contra ese fenómeno social que tiene más de 40 años de moda en los gobiernos priístas y panistas, que la verdad han abonado a que suceda lo contrario, es decir, a que aumente la pobreza, el hambre y la marginación social.

Los hechos hablarían mejor que las palabras, pero no se verían igual de bonitos que los spots, con la gente lángida por el hambre, desnutrida, enferma, famélica, socorrida con una despensa agorgojada.
Y cambiando de tema, en la Universidad Autónoma de Coahuila, se vive un proceso electoral para renovar la rectoría y hasta ahora se perfila como candidato único Blas José Flores Dávila, quien tiene 27 años como catedrático de la Facultad de Sistemas en la Unidad Saltillo, en donde ha ayudado a preparar muchas generaciones de profesionistas.
Y en Torreón se vio que el Consejo Universitario está conforme con su gestión como coordinador de la Tesorería de la casa de estudios, porque su trabajo fue auditado 21 veces, por las auditoría de la Federación, del estado y de muchos otros organismos públicos y privados que le otorgaron recursos a la Universidad que con Mario Alberto Ochoa Rivera, creció en todos los sentidos, en la matrícula, en la certificación de la calidad de las carreras y postgrados, en sus espacios físicos, pero sobre todo mantuvo una estabilidad extraordinaria que ya la quisiera la UNAM, donde dizque manda José Narro Robles.

Si no hay sorpresas, Blas Flores, será el próximo rector y ha dicho que proseguirá con todas las acciones que emprendió el rector Ochoa, para mejorar la calidad de la educación de los coahuilenses y ampliar la cobertura.
Lo único que empañó un poco la gestión de Mario Ochoa, fue la desaparición de 4 estudiantes de la Feca de Monclova, y aunque él no tiene la culpa absolutamente de nada, porque el plagio presuntamente fue afuera del plantel, no deja de preocuparle y de ponerle piedras en el zapato, porque estaba a punto de dejar la casa de estudios sin mayores incidentes.
Y en lo político, el PAN se reveló ante el IEPEC y no quitó los espectaculares que puso en Torreón en una abierta y desafiante precampaña, prohibida por la ley, como si el adelantarse garantizara algo a ese partido que anda más perdido que yo. Habrá que ver si al Pollo le tiembla la mano para sancionarlos.
Y el PRD de Mary Thelma Guajardo Villarreal, también les dio la espalda, porque los prepotentes panistas no accedieron a pactar con los amarillos, bajo sus condiciones, porque como es lógico, también quieren ganar en por lo menos 8 municipios de Coahuila, en donde creen que tienen posibilidades.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: