fbpx

Se avisora un panorama parecido al de España

edesempleo

Noticias diversas

Escribe: Héctor Barragán

Los nuevos impuestos nunca son nuevos, ni novedad es que los mueven para arriba con cualquier pretexto electoral o para abajo, mejor dicho y casi nunca o solo provisionalmente. Es el caso tan mentado del IVA que alguna vez se llamó de ingreso mercantil y costaba menos del 5%, pero lo subieron en etapas hasta el 16 de hoy, por el cuento de que antes era «en cascada» y ahora es de solo una vez.
Traían ganas de ampliarlo, extender la base para que todos paguemos menos, pero el caso es que se ampliará pronto esa base, para que todos paguemos más. Porque alimentos todos consumen y medicinas no todos porque no tienen con qué. Pero el seguro popular les dará servicio médico y medicinas a todos… ¿Cuándo y con qué?
El nuevo PRI se descara y promoverá la ampliación de la base del IVA para que Hacienda o su satélite, SAT cobre más fácilmente y el gobierno tenga suficiente para sus gastos. Le sobrará entonces para pagarles más a sus burócratas del primer nivel.
Tendrá bastante para obsequiarle a sus consentidos de los sindicatos, que pueden pagar cuentas en dólares, es decir en países ajenos, por varios millones de pesos por mes.
Lo mismo para que un dirigente le regale un auto de 25 millones de pesos a su vástago.
Y también para seguir aumentando los subsidios a la democracia más cara del mundo, aunque sea una mera farsa de momento, pero van a ver como es un ejemplo mundial dentro de poco.
Nuevos partidos políticos financiados por el pueblo generoso, con todos sus familiares y sin capacidad de momento para que tengan una representación bastante, pero ya verán pronto.
Le sobrará dinero para tirarlo en la fiesta democrática, en campañitas, en partidos familiares operando dentro de la ley que se los permite y les paga hasta para sus placeres deshonestos, no solamente los del salario mínimo que solo alcanza para los placeres honestos.
Lo mismo que para credenciales muy elegantes, infalsificables, que sirven como documento oficial para identificación ante la banca, los trámites oficiales que no aceptan otra manera de certificar la personalidad. Credenciales que tienen vigencia fija y son respuestas sin costo, como las primeras, no obstante que son caras; además tienen como respaldo una nutrida burocracia para el país entero, un padrón con fotografía que no lo tienen ni los norteamericanos.
Pero por supuesto que tienen igualmente un instituto nacional y otros para cada entidad federativa con todo el personal que se necesita y alguno más; consejeros, tribunales especiales, suprema corte propia y cuanto lujo se ha pensado. Incluido por supuesto su burocracia pagada con toda generosidad que caracteriza a los pobres y a quien maneja el dinero ajeno.

Los aumentos de impuestos traen aparejado sus instrumentos para gastar a manos llenas, como el programa contra la pobreza que pretenden coordinar los esfuerzos de varias secretarías de Estado que debían coordinarse solitas en torno al objetivo MEXICO y el de la salud y medicinas, que viene a sumarse a los ISSSTE IMSS y algunos servicios similares de orden oficial, cuya operación podría simplificarse, sumarse, para hacer un solo servicio pero muy adecuado.
Producirán tanto los nuevos ingresos por concepto de IVA que no necesitarán quitarle dinero a PEMEX, que finalmente no podrá aportar nada cuando pase a manos de particulares (extranjeros con seguridad y por desgracia).
En otra ocasión se verán otros destinos de la riqueza fiscal producto del IVA? Ahora que se cita el petróleo, que en manos de particulares, tampoco se dedicará a producir lo que el país requiere, a obtenerlo a los menores costos para bien de la empresa y del mexicano. Porque con seguridad aumentará la producción y exportación de crudo, con el mínimo de valor agregado; producirá menos refinados que por estos tiempos, porque le sale más caro producirlo que importarlos y no les importa que haya millones de mexicanos sin trabajo y muchos más connacionales en condiciones laborales marginales.
Puede ser que los nuevos administradores vigilen que no haya robos, ordeñas, accidentes que tanto cuestan al país y a familiares de víctimas, lo que sería un avance y un mentis a quienes bien pagados, en exceso, han sido incapaces de controlar y producir la buena marcha de la empresa.
Los nuevos patrones probablemente no tengan la libertad para disponer de los recursos ilimitados que ahora, para quedar bien con los líderes sindicales otorgándoles préstamos gigantescos para construir casas, pagaderas a 10 años y sin intereses, o para que hagan política fuera de su gremio, quizá sin obligación de regresa los fondos.

En manos privadas Pemex será bien distinta, la privatización dejará al gobierno mucho dinero como los cientos de empresas que pasaron a los particulares sin dejar nada durable, sin dejar claro lo que se hizo con tanto dinero.
Con certeza será menos benévola con los clientes como los ferrocarriles, que redujeron sus servicio luego de encarecerlos y semejante a lo sucedido con teléfonos de México, con tarifas superiores y servicios restringidos.
No podrá dar al gobierno el 40% de lo que necesita para mantenerse como ha sucedió hasta hoy y de dónde obtendrá tanto dinero ese gobierno ¿?
Quién le prestará tanto dinero como necesita para subsistir a su pesada burocracia y los múltiples servicios no esenciales que mal presta, cuando deje de contar con el patrimonio de los recursos naturales que han ido dejando a los particulares… extranjeros?
Se avizora un panorama político parecido al de España, al de Grecia, con desocupación mayoritaria y sujeto a la dictadura bancaria que exige mayor austeridad, restringir servicios, desocupar trabajadores del gobierno.
Con IVA ampliado o sin exenciones ni subsidios a contribuyentes, difícilmente podrá recaudar lo suficiente, con una economía en receso, con un mercado cada vez más pobre por falta de empleos, por causa de que el mercado interno sea menos importante y las empresas se enfoquen al mercado exterior.
Si el gobierno insiste en dádivas, caridades en vez de fomentar actividades económicas, tendrá menos posibilidades de subsistir, de garantizar la seguridad del equilibrio social la paz y conservar su bien más preciado, la gobernabilidad.
Con la reforma laboral seguramente se corregirá la práctica de permitir que los sindicatos hagan negocios jugosos con las prestaciones a los trabajadores, tales como asignación de viviendas, prestación de servicio médico, administración de los fondos de pensiones y algunos otros, de amarga experiencia para los «asegurados».
De manera que vuelvan los agrupamientos sindicales, su protección, vigilar su desarrollo, desempeño y evitar los abusos que se cometían en asignaciones de salarios, tiempos adicionales, derechos de antigüedad, vacaciones y algunos otros.

El gobierno federal dejará de tener influencia entre los trabajadores de las empresas privatizadas, en cuanto carezca de fondos para manipular sus organizaciones laborales, que le han servido para justificarse ante la sociedad por medidas impopulares o supuestamente revolucionarias y más bien populistas, de aparato.
Y por supuesto que dejará de tener interés en otorgar nombramientos gubernamentales a integrantes de sindicatos que pierden su influencia por carecer de apoyo real. Los representantes de trabajadores podrían llegar a ser eso, verdaderos representantes de sus compañeros de labor.
Parece que de pronto México se volvió el país de utopía, donde todo es como debe ser, justo y honrado, aunque los contertulios dudan que sea posible. Aseguran que nada puede cambiar de la noche a la mañana, tan pronto y la mayoría sostiene que así es el sistema y no podría funcionar de manera diferente a como lo hace desde hace siglos.
Más una lección de honradez y de valentía fue dada recientemente por el rector de la UNAM cuando dispuso la reanudación de clases en el CCH, la devolución de las instalaciones que tomaron los supuestos alumnos. Derivada de ella la decisión de proseguir los trámites de responsabilidad en contra de los supuestos estudiantes secundarios que se les pudo imputar los daños y desperfectos causados con su movimiento.
Una cosa tan sencilla pero tan peliaguda de llevar a efecto la puso en marcha el Dr. Narro Robles, al poco tiempo de un movimiento, parecido al que mantuvo más de un año parada a la institución universitaria UNAM completa, hace unos años… cuando era rector un personaje considerado sabio y destacado en muchos aspectos. Pero no quiso o no pudo hacerlo.
Tan simple como que debe utilizarse su ejemplo para evitar mayores daños en el país, en varios Estados y con diversos pretextos; contra una ciudad, instalaciones turísticas, negocios legítimos y pagadores de contribuciones. Por supuesto que habrá necesidad de ajustes y precisión en las disposiciones legales, para evitar se escapen de ser calcificados como delitos, el manejo de recursos cuantiosos respecto de los montos salariales de las personas así como sus transferencias a cuentas y países, con objeto de ocultar origen y destino, así como destino y beneficiario finales.
Lo cual automáticamente implicará la intervención de varias personas y hecho que se calificaría como conspiración en contra del fisco, del país y de los legítimos beneficiarios de tales recursos.
Sin que en momento alguno se justifique enredar todavía más el intrincado mundo de las leyes, códigos y decretos, sino precisamente al contrario, para beneficio de los afectados y la defensa de sus legítimos intereses… así como de su información con sencillez.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: