fbpx

Exigen restauranteros a Isidro López más seguridad

restaurantesLos asaltos que ocurren en los restaurantes de Saltillo, en algunos establecimientos comerciales y residencias han provocado que organismos empresariales como la Federación Estatal de Cámaras de Comercio, la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y otras organizaciones paren las antenas sobre el asunto y hayan comenzado a exigir una mejor seguridad pública.
Y es que eso de que personas armadas lleguen a los restaurantes a despojar a los cajeros del dinero de las ventas y después pasen por la báscula a todos los clientes a los que les quitan las carteras con su dinero, su información personal, sus tarjetas de debido y crédito e incluso sus pertenencias y recuerdos más queridos, además de sus joyas, no solo deja un mal sabor de boca en quienes sufren esa experiencia, sino que generan una sensación de inseguridad social y a la larga pueden ser factor para alejar el turismo que había empezado a regresar a la región.
En cuanto a los comercios, los asaltos pasaron del inocente robo de cigarros y botellas de vino, en las tiendas de conveniencia, al atraco armado y al despojo de dinero y mercancía, con el consiguiente riesgo de perder la vida de los dependientes y clientes que se encuentran en ese momento.
Y en las residencias el robo de joyas, autos y cosas de valor ha puesto en jaque a algunos adinerados que levantaron bardas, portones automatizados, alambre de filosas púas o electrificadas, tienen alarmas y personal de seguridad, pero ni así escapan a la delincuencia.
Recientemente en Ramos Arizpe, la policía municipal detuvo a 4 hombres y 4 mujeres que pertenecían a una banda de presuntos asaltantes que habían atracado empresas y comercios, al menos en 5 ocasiones y cuando se disponían a cometer el 6, fueron detenidos infraganti, ahora lo único que está por ver es si las autoridades federales, en este caso la Procuraduría General de la República, hacen bien su trabajo y consignan al juez federal a los implicados, pero de tal manera que se les procese y penalice de acuerdo a la ley.
Este comentario es porque casi siempre prevalece la impunidad, por el descuido de agentes del ministerio público o por la burocracia que impera en los sistemas de procuración y administración de justicia que ya necesitan una buena sacudida, porque con eso de la inmovilidad en los cargos, se dedican a vender la justicia a placer, que al cabo ni los tocan.
Además se informó que la policía detuvo a dos Colombianos que presuntamente traían suficiente información para atacar a por lo menos 40 personas adineradas de Saltillo, lo cual de ser cierto, pues implica que alguien de aquí adentro les está dando información a delincuentes organizados internacionales para hacer y deshacer, lo cual es muy grave, sobre todo cuando las autoridades policíacas municipales, estatales y federales no terminan de ponerse de acuerdo para trabajar en un mismo sentido.
Ya ve, el alcalde Isidro López Villarreal, le dio reversa a las medidas que se habían tomado para prevenir la delincuencia y está permitiendo la apertura de bares, cantinas, antros y lugares donde se venden bebidas para llevar, con lo que fomenta el vicio y asuntos como la prostitución que siempre aparecen juntos, está propiciando el comercio informal con la apertura de muchos pequeños negocios sin control alguno, porque se trata solo de recaudar dinero sin pensar en las consecuencias.
Se reabrieron algunos yonques donde presuntamente se vendían autos robados, se permiten las borracheras callejeras, que han dejado saldos trágicos.
Si bien es cierto que con las medidas que se habían tomado no era suficiente para contener la ola delictiva, sí desalentaban en cierta forma a la delincuencia, porque se les habían cerrado algunos mercados, pero con la ayuda que les está dando la presidencia municipal ya se puede robar y vender el botín con toda tranquilidad.
Por otro lado el integrante del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública, José Luis Flores Siller, afirmó que varios migrantes acudieron ante él para denunciar que policías municipales de Saltillo, los están golpeando y extorsionando, además de que violan sus derechos humanos.
Primero los dejan pedir ayuda en los cruceros, o trabajar en cualquier empleo momentáneo y después los detienen acusándolos de robo, o de violar la ley que ni los mismos policías conocen y luego los golpean, a veces los violan y les quitan su dinero.
La queja del consejero de seguridad no es un asunto menor, porque de ser cierta la denuncia, eso nos regresa al pasado remoto, cuando no teníamos mando único, ni capacitación de elementos policíacos, ni pruebas de control y confianza, ni comisionado de seguridad, ni consejo de seguridad, porque los policías municipales de Saltillo siguen violando la ley a placer, sin que nadie les diga nada y menos los procese penalmente.
Y el problema no termina ahí, ya hay rumores de que colombianos y gente de otros países de centro américa se dedican a vender drogas y son pastoreados por policías estatales y municipales, de ser así, entonces no hemos avanzado nada en el control de la delincuencia y la inseguridad.
Allá por la Confederación de Trabajadores de México, que dirige en Coahuila, Tereso Medina Ramírez, se creó una caja de ahorros para que sean los mismos trabajadores con sus aportaciones, los que salgan de apuros económicos, después de las amargas experiencias que tuvieron con las casas de empeño y los agiotistas que encontraron el terreno propicio para abusar de la gente, por los vacíos legales que hay en la ley y porque los juicios mercantiles y civiles son complicados, tardados y caros.
Los agiotistas todavía están cobrando deudas que contrajeron los trabajadores desde el año 2009 y no ven la manera de salir adelante, algunos llegaron al extremo de perder sus casas, sus muebles, sus autos y sus pocas propiedades.
Casas de empeño y agiotistas siguen despojando a la gente de sus cosas y aunque se amparen en contratos leoninos, nadie los regula ni le pone un alto y por eso los trabajadores decidieron blindarse para evitar sobresaltos.
Lo único que esperan los miembros de la CTM es que a la postre esta caja de ahorros no se convierta en lo que están combatiendo.
Otra de las cosas que levantó ámpula, sobre todo por el egoísmo social que caracteriza a los empresarios, fue la ley que declara la desaparición de personas y que contempla que los patrones tienen la obligación de pagarles el sueldo durante un período de tiempo razonable, con lo que habría una solidaridad social para sus familias, precisamente porque algunos trabajadores podrían ser sujetos de secuestro e incluso hasta de homicidio por la labor que desempeñan.
Pero los empresarios laguneros comenzaron las críticas y la oposición a esta ley, olvidando que los trabajadores se solidarizan con ellos cuando hay paros técnicos, cuando las empresas sufren accidentes e incluso arriesgan sus vidas, y ahora que los trabajadores requieren su apoyo, los empresarios esconden la mano y repelan mostrando de que están hechos.
Alguien dijo por ahí que habría que ver las estadísticas y sí tiene razón, el asunto sería gravosísimo si hubiera 60 mil desaparecidos en un año, pero no, por fortuna son un puñado y los que han desaparecido por lo general con gente vinculada a la seguridad, como policías, guardias, escoltas y de otros perfiles, y lo justo es que los patrones paguen su salario durante un tiempo hasta que se declare su desaparición lo cual no se lleva más de 3 meses.
El egoísmo social de los empresarios no es nuevo, por eso prevalece la miseria en México.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: