fbpx

Perspectivas en la identidad de Saltillo

Perspectivas en la identidad de Saltillo es un capítulo del libro La cultura municipal de Saltillo, en el período 2014-2017, es un ensayo que a la fecha vengo trabajando, nutriendo y retroalimentando con testimonios y datos relevantes a partir de hechos llevados a cabo en el terreno del arte y la cultura municipal actual.
Este capítulo del libro contiene entrevistas a personas de la tercera edad, jóvenes de bachillerato y de hasta 25 años aproximadamente, el tema está hecho con la intención de conocer, y dar a conocer, qué tanto saben de Saltillo, su ciudad, nuestra ciudad, sólo se aplicó la entrevista a personas que nacieron o que ya viven en Saltillo, las preguntas fueron las siguientes:
1.- ¿Sabes en qué año se fundó Saltillo? Si la respuesta es afirmativa se hace la siguiente: ¿Quién lo fundó? ¿En qué lugar? Si la respuesta es negativa a la primera pregunta pasamos a la pregunta número 2. 2.-¿Conoces a los viejos saltillenses? ¿Cómo son? ¿Conoces a los nuevos saltillenses? ¿Cómo son? Describir a los grupos culturales (sólo a los que se entrevistó). ¿Qué pasa en mí comunidad? La fundamentación de este trabajo consiste en prever, orientar y preparar para el futuro lo que ahora vemos y encontramos en estos registros y es: Que no hay identidad sobre Saltillo, los jóvenes no saben en qué año se fundó Saltillo, quién lo fundó, dónde lo fundó. No saben cómo son los viejos de Saltillo. Mucho menos sabrán cómo serán los jóvenes del futuro en Saltillo, ni lo que les espera, o si esperan algo. Surgen las preguntas: ¿Cómo consideramos a estos jóvenes?; ¿cómo parte de la tradición saltillense? o ¿cómo no parte de la tradición saltillense?, ¿cuáles son las tradiciones reales de una población que no ha asimilado culturalmente al viejo Saltillo? No se ha podido lograr un trabajo para integrar a la población saltillense porque a quienes les corresponde hacerlo, simple y llanamente no lo han hecho. La realidad de Saltillo es una realidad múltiple donde se está perdiendo el Saltillo antiguo y esta masa de población «nueva» no tiene una realidad saltillense; una representación interior de qué significa ser saltillense. De algún modo estamos condenando a esta masa de población a internalizar la realidad «ser saltillense» por sí misma; cada cual se hace saltillense a su manera y a su propia inspiración (propia mano, a la buena de Dios); provoca una pérdida paulatina de la tradición saltillense y la creación de una identidad futura que desconocemos; quien sabe cómo será.
Saltillo no tiene uso social de los espacios públicos porque el problema es que no se generan políticas al respecto. ¿En qué se transformará Saltillo y ser saltillense?, no lo sabemos. Objetivos Es necesario ir más allá de lo superficial, de los eventos y eventos que nada resuelven y en nada sirven para la gente de Saltillo, ésta gente entra y sale a los eventos igual, no hay transformación cultural, para ésta administración municipal sólo cuentan el número de eventos para al final de año decir cantidades exorbitantes del dinero que se invirtió. Es importante dinamizar el ser colectivo en lo cultural; diagnosticar y trabajar en el presente pensando en el futuro de Saltillo porque es el lugar donde vivimos, además tratar de rescatar nuestras tradiciones, debemos inculcarlas, darlas a conocer, de lo contrario en la medida que se vayan perdiendo irán desapareciendo y la visión de Saltillo de la nueva población saltillense no estará ligada a esas tradiciones. Este es el drama de Saltillo; como de otras poblaciones que crecen explosivamente en períodos psicosociales e históricos cortos. Metas ¿Qué hacer? Un diagnóstico real, no sólo de enunciado como el que, supuestamente, hizo José Guadalupe Palacios Ortiz director del instituto municipal de cultura de Saltillo y que nunca dio a conocer sus resultados, acerca de qué era Saltillo y cuál es el nuevo Saltillo, plantear lo étnico-social con qué se representa esta gente. ¡Para generar cultura esto tiene que ser tomado en cuenta! ¡No hay respeto por las diferencias!, y es importante aceptarlas.
Es lógico comprender que las expresiones culturales en el contexto de cualquier sociedad humana sean tan diversas. Esto, desde luego no constituye un problema; la diversidad cultural nos enriquece en tanto nuestra visión de la realidad, nuestra práctica social y la construcción de nuestra identidad no esté cerrada a la diferencia, a la indiferencia, ni mucho menos se plantee desde pretensiones hegemónicas como una «gestión cultural» sectaria, dominante y excluyente. Metodología De ahí la importancia de la promoción cultural para que impulse este cambio sustancial en la maneras de crear la realidad; en la visión, los objetivos y contenidos de una praxis social innovadora que resignifique al mundo, al ser y al quehacer humanos y que imagine nuevas vías y nuevos sentidos en la construcción de los instrumentos, de los lenguajes y del mismo sujeto del cambio cultural: la comunidad y no sólo pretender hacer una labor y un trabajo de espectáculos sólo para darle gusto al alcalde en turno, como ahorita es el caso.
De igual manera no se puede afirmar que la gestión cultural, es necesariamente la gesta del cambio social, cuando la praxis de muchos gestores, significa todo lo contrario: conservadurismo, reiteración, burocratismo, paternalismo, inmovilidad y desesperanza. Por eso es importante señalar una y otra vez la palabra que nombre, con precisión, el tipo de gestión a la que nos referimos y que proponemos como alternativa para un cambio de raíz en las determinaciones de la cultura en Saltillo. Perspectivas Pienso que la figura y la práctica de la animación cultural en Saltillo, sólo pueden dimensionarse cabalmente a la luz del método de trabajo de la promoción y gestión cultural. De no ser así, corre el riesgo de constituirse como un ejercicio funcionalista poco eficaz, ?como hasta ahora? desde una concepción más preocupada por administrar «los bienes y servicios culturales» que por provocar el desarrollo de la capacidad creativa; del conocimiento, ejercicio y disfrute del patrimonio cultural en general y del arte en particular. Para terminar, este capítulo, mostramos algunas de las personas que participaron en estas entrevistas, el testimonio fue el mismo; la mayoría se sorprendió, creyeron que se les iba a abordar para que hablaran sobre algo cotidiano. Todo lo anterior muestra este terreno virgen; es necesario proponer a la comunidad, a todos los medios, a todas las instituciones dar a conocer quién es Saltillo, promocionar su historia, sus orígenes, su pasado histórico para que lo conozca su gente y no sólo viva en Saltillo y no conozca su raíz, creo que eso sólo les sucede a los animalitos. Continuaré recopilando entrevistas y testimonios sobre este tema para seguir exhibiendo y nutriendo con hechos reales la pobre y nula cultura municipal que estamos viviendo a partir de este 2014; además, para incluir esta grave situación de desconocimiento de lo nuestro.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: