fbpx

Los ancestrales secretos de la moribunda diosa coahuilense

ciengeas(SEGUNDA DE TRES PARTES)
De la información proporcionada en exclusiva para éste artículo por la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), se colige que, en efecto, el cenagal del municipio de Cuatrociénegas está en grave riesgo.
Ello se debe, en parte, a que este tipo de sistemas son «altamente frágiles» y para su preservación se requieren «condiciones ambientales estables y poco perturbadas».
Mientras tanto, otras «diosas» en el mundo también luchan por sobrevivir: Con el reciente hallazgo, en el desierto la Puna (Argentina), de un ecosistema con estromatolitos modernos, divulgado no hace mucho, suman apenas cuatro las zonas en la Tierra con características equiparables a las del valle de Cuatrociénegas. Los otros dos sitios son Bahía Tiburón (Australia) y Yellowstone (EUA).
En cuanto al humedal cieneguense, «es el único ecosistema acuático epicontinental -señala el informe oficial– sostenido por comunidades bacterianas, algunas de las cuales son similares a las halladas en las ventilas hidrotermales marinas.»
Más aún, este cenagal «es el único sitio del planeta donde los estromatolitos coexisten con organismos multicelulares, como caracoles, crustáceos y peces, haciendo de Cuatrociénegas un laboratorio natural extraordinario para entender el origen de la diversidad biológica.»
«Se caracteriza por su gran cantidad y diversidad de estromatolitos vivos (ecosistemas completos y autosuficientes, formados fundamentalmente por bacterias).
«Estos estromatolitos son únicos en el mundo y representan el registro evolutivo principal de los ecosistemas terrestres primitivos. Dicho de otra manera, estos microorganismos se presentan como agrupaciones de microbios fotosintéticos asociados a distintos grupos bacterianos y concreciones calcáreas que forman rocas orgánicas. Su surgimiento se estima en forma coetánea a la aparición de la Tierra, sí, hace unos 3 mil 500 millones de años.
Se sostiene que los estromatolitos liberaron oxígeno (O2) a la atmósfera y crearon la capa de ozono, lo que facilitó la transformación del planeta de ser hostil a la vida, a un ambiente apto para ella, tal como lo conocemos hoy.
En suma, los ecosistemas acuáticos de la zona poseen características únicas que le otorgan relevancia ecológica, científica, evolutiva y patrimonial, convirtiéndolos en un lugar extremadamente importante para la conservación.
Como dato curioso, en la cabecera municipal de Cuatrociénegas existe un templo católico construido a base de bloques de estromatolitos fosilizados. Con toda seguridad, esta es, si no la única, sí la mayor edificación de su naturaleza de que se tenga conocimiento.
ECOCIDIO A TAMBOR VATIENTE
La agresión que vienen sufriendo los valles «Cuatrociénegas», «Hundido» y «Calavera», entre otros de la zona, es descrita por la CONABIO de esta manera: «Existe una elevada modificación del entorno en estas regiones: algunas pozas han sido destruidas».
Así mismo, «hay desecación, deforestación y modificación de los cuerpos de agua para uso turístico y construcción de canales para riego y caminos; sobrepastoreo por caballos y cabras, y quema de pastos para ganadería; erosión, escasa recarga de acuíferos, sobreexplotación del manto freático.»
En cuanto al uso de recursos, hay introducción de especies de tilapia y ganado bovino, además de una caza furtiva y colecta ilegal de cactáceas. Los suelos son ampliamente usados para ganadería y extracción de sal.
En esta región, las principales fuentes de contaminación son la industria minera, la actividad humana, las aguas residuales domésticas, agropecuarias y urbanas, y desechos sólidos urbanos.
El coordinador de información y servicios externos de la Dirección Técnica de Análisis y Prioridades de la referida Comisión, Eduardo Morales Guillaumin, se refirió al trabajo denominado «Análisis de Vacíos y Omisiones de Conservación», desarrollado en el valle en coordinación con la CONANP.
Al respecto, revela: «Hemos detectado, para el área de influencia del proyecto, 31 sitios de prioridad extrema, alta y media para la conservación, el cual incluye 82 especies de plantas, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. De estas, 57 se encuentran en alguna categoría de riesgo de la NOM-059-SEMARNAT-2001, y 25 de ellas son endémicas.»
De acuerdo con una consulta al Sistema Nacional de Información sobre Biodiversidad (SNIB-CONABIO) en lo que respecta a la región de Cuatrociénegas, se obtuvieron los siguientes datos:
Se han identificado hasta ahora en el valle 1 mil 631 especies de plantas, 20 de invertebrados, 27 peces, 11 anfibios, 82 reptiles, 173 aves y 70 mamíferos. De este inventario, 98 especies, incluidas 32 endémicas (casi la mitad de las que existen), se encuentran en alguna categoría de riesgo de la NOM-059-SEMARNAT-2001.
Por su parte, el Consejo de Peces del Desierto (DFC, por sus siglas en inglés), advierte que, de continuar su aprovechamiento indiscriminado, el humedal no está muy lejos de desaparecer.
En su website, la institución afirma: «Es la opinión de muchos biólogos en México y de los Estados Unidos que Cuatrociénegas es una de las áreas más importantes de América del Norte, y que sus recursos están siendo o pueden perderse por explotación en el futuro no lejano.»
El control del uso de los recursos es una obligación en términos de preservación. Mientras tanto, «la utilización sin límite, acompañado por destrucción ambiental irrecuperable, serán decisiones políticas, ojalá que se basen en datos biológicos firmes», expresa la fuente, representada por Dean Hendrickson, del Texas Memorial Museum.
El DFC es claro cuando sostiene que «la mayoría del agua del valle es alta en sólidos disueltos», lo cual se atribuye al hecho de haber permitido «el desarrollo de agricultura o industria a gran escala en el área.»
«Tales amenazas a la biodiversidad aquí incluyen explotación no sustentable de agua, especies invasoras no nativas, desarrollo industrial, aumento rápido de turismo y crecimiento de la población humana»…
Continúa en la tercera y última parte: «Desarrollo económico vs equilibrio ecológico».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: