fbpx

“Salva” gobernador a alcaldes incapaces

…Ciudadanos claman por mayor seguridad, aumenta las cifras de asaltos

Presenta obras del estado en Saltillo y Ramos Arizpe
Presenta obras del estado en Saltillo y Ramos Arizpe

A un año de que iniciaran las administraciones municipales, el gobernador Rubén Moreira Valdez ha tenido que hacer las veces de alcalde de Saltillo y Ramos Arizpe y dar a conocer, mediante inversión estatal, la obra que se realiza para el mejoramiento de calles, avenidas y espacios públicos.
La incapacidad es tal que las obras municipales brillan por su ausencia, aunque se ha dotado a estos dos ayuntamientos de un presupuesto millonario que se adiciona a los recursos propios que recaudan por concepto del cobro de agua potable y diversos impuestos, principalmente el predial.
Son recursos que nadie sabe a dónde van a parar aunque es secreto a voces la inclusión en la nómina y la adjudicación de «obras fantasmas» — o de baja monta y alto costo– a familiares y amigos que se están enriqueciendo con los recursos propios de los ciudadanos de Saltillo y Ramos Arizpe.
Es tal el saqueo desmedido que se vive en ambos municipios, –uno gobernador por el PAN a través de Isidro López Villarreal y otro por el PRI, «administrado por «el sucesor del gobernador» Ricardo Aguirre Treviño– que los ciudadanos están ya demandado del mandatario estatal que realice más giras de trabajo, disponga la construcción de mayores espacios educativos, sociales, culturales y deportivos, así como la reparación de calles y avenidas, el rescate del alumbrado público y el recarpeteo y bacheo de, por lo menos, las principales calles de estas dos ciudades que han sido abrazadas por el olvido y la apatía de las autoridades.
Pero el problema más grave al que se enfrentan los ciudadanos de ambos municipios es la inseguridad pública que priva en las calles, agregado al abuso que cometen los policías y guaruras de Ricardo Aguirre e Isidro López Villarreal.
Tan solo en las últimas semanas, diversos comercios, principalmente restaurantes, se han visto atacados por grupos armados que quitan sus pertenencias a los comensales y causan destrozos a los negocios. Los dos alcaldes ni se inmutan cuando les informan que nuevamente están atracando negocios comerciales. A ellos les preocupa más ser parte del pillaje, y mientras las calles de las ciudades se encuentran en manos de la delincuencia –organizada y desorganizada– las cajas de las tesorerías de Saltillo y Ramos Arizpe están en manos de asaltantes de cuello blanco que se reparten cómodamente el botín con amigos y familiares.
Y mientras esto sucede en Saltillo y Ramos Arizpe, el gobernador Moreira sigue empeñado en «sacar al buey de la barranca» y realiza giras diversas en las que pone en marcha obras importantes, remodelaciones de escuelas, de calles, del aeropuerto Plan de Guadalupe, otorga apoyos a los ejidatarios de los dos municipios, les pavimenta caminos y proporciona insumos para la producción agrícola y ganadera.
Entonces, si eso está ocurriendo con estos dos ayuntamientos, ¿qué caso tiene que se les sigan otorgando participaciones federales que solo sirven para engrosar los bolsillos de estos corruptos alcaldes y sus principales colaboradores?
Definitivamente se hace necesario hacer una reestructura en el reparto de los dineros públicos, verificar cuál ayuntamiento está aplicando los fondos en obra pública y labor social y cuáles lo están destinado –como es el caso que nos ocupa– al pago indiscriminado de nóminas fantasmas en las que aparecen todos los López de Saltillo y todos los Aguirre de Ramos Arizpe, al menos así se encuentran esas nóminas que esconden, y cuyo dinero va a parar directamente a los bolsillos de los presidentes municipales. En otras palabras, se hace necesario etiquetar los dineros que se les entregan para tal o cual fin, porque a la vuelta de la esquina terminarán como Rosendo Villarreal, entregando estampitas de la Virgen del Cobre como comprobantes de pagos y salidas de dinero.
Pero bueno, bien por el trabajo que realiza Rubén Moreira, mal que tenga que hacer las veces de presidente municipal para tratar de salvar esa incapacidad y apatía de quienes se dicen alcaldes. Y para colmo de males… ¡Ambos quieren ser candidatos a gobernador de Coahuila por sus respectivos partidos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: