fbpx

Alto Impacto

…la desesperación de Victor Zamora, flameado secretario de gobierno y de Homero Ramos, que no halla la puerta de la celda de la procuraduría, no es otra que la de crear un cuerpo de policía de todavía más élite que los GROMs

Vehiculo Blindado GurkhaSabido es que no importando cuántos topes se den los funcionarios públicos contra las paredes de sus elegantes oficinas, nomás no entienden en cabeza ajena. De vuelta la burra al maiz, dicen que decían en el rancho, porque ahora en el campo no puede uno encontrar ni burros, ni sembradíos, ni casi campesinos que anden transmitiendo al viento la sabiduría de antaño, todo para decir que los ciudadanos gobernantes, cuando se equivocan… corrigen sus errores con errores todavía más grandes y gordos.
Otra era la opinión que teníamos de Homero Ramos Gloria, no de que fuera especialmente político o especialmente inteligente o siquiera que de tanto hacer la chamba, se le prendiera de vez en cuando el foco de lo que debería hacerse en su área de competencia para que las cosas que están mal se corrijan, pero oh equivocación la nuestra, a la hora de que comienza a llegarle al gobierno del estado la lumbre a los balcones del palacio color de rosa, con el escándalo de los celebremente tristes GROMs, lo único que se le ocurre al procurador general de justicia… es crear otro grupo policiaco que se entienda de resolver lo que los actuales, más los anteriores, más sus predecesores, más los que estaban, más los que no han corrido por no tenerles la mínima confianza, no han podido hacer, acabar con la clase ratera local.
Bueno, cabe una primera precisión: el problema de los integrantes del Grupo de Reacción Operativa Metropolitana, antes lo mismo pero Municipal, no es en primera instancia de incompetencia, sino de haberse saltado unos, varios o muchos de sus selectísimos elementos al bando de los “malosos” que hubiera dicho el presidente Ernesto Zedillo Ponce de León.
Ah, porque recordemos que cuando los GROMs eran los originales GROMs, el juguete consentido del nene consentido Jericó Abramo Masso, eran extremadamente eficientes… peligro-samente eficientes… aterradoramente eficientes… a la hora de lidiar con toda clase de malandros, desde los raterillos de esquina hasta los expendedores clandestinos de bebidas embriagantes, pasando por los yonqueros y por los ciudadanos que en mala hora andaban con una botella de licor en el carro.
Esos eran GROMs y no chincholeras. A esos no se les ponía enfrente ni una unidad de GATEs, ni una cuadrilla de soldados, ni una unidad de la policía federal preventiva o un pelotón de infantes de marina. Y no se les ponían enfrente porque traían tatuado entre ceja y pelona “dispara primero… después Jericó te salva del bote”.
A aquellos GROMs qué les duraba un ratero de carteras, de celulares y que para acabar de enlodarse, carga con unas conchas Bimbo, unos tabacos y dos six de cervezas, de habérselo topado lo hubieran dejado más lleno de hoyos que las cuentas del megafraude. Y no es que hayan cambiado los GROMs, podemos suponer que debajo de esa máscara, casco y uniforme, detrás de ese fusil de asalto son los mismos sicópatas de siempre, la diferencia es que hoy no pepenan ni una rata por la triple situación de que: son menos GROMs, en vez de ser un municipio son tres o más dependiendo de lo que se le ofrezca a la ‘superiorida’, y lo que antes les daban de gasolina, balas, camionetas y demás implementos, se los tienen recortadísimo, y eso desde antes de que el petróleo mexicano se cotizara más bajo que el cirre para abono.
En aquellos tiempos gloriosos, en que Jericó Abramo se paseaba orgulloso entre dos camionetas de GROMs y diez guaruras de chalequito “beish”, salían los GROMs de debajo de las alcantarillas, eran un montón y parecía que eran tres montones, y sí, de que tenían contenida a la delincuencia organizada y “apanicada” a la delincuencia desorganizada, no cabe ninguna duda a nadie. Ah, pero entre las hipócritas declaraciones de Isidro López y Rubén Moreira de que entre ellos todo es colaboración en materia de seguridad pública, las puñaladas traperas están de a peso, habiéndose llevado de encuentro a los GROMs como primera víctima y como segunda, la tranquilidad de los saltilleros, que no pueden ir a echarse sus rigurosos tacos, tortas o gordas, porque corren el riesgo de que los desvalije un par de raterillos que nadie ha podido agarrar, y de los que los “profilers” de la procu dicen que seguro eran, son o serán policías, pues se saben todo lo que hay que saber de cámaras urbanas, operativos, tiempos de respuesta de los que se supone que deberían poder atraparlos en flagrancia, tras sesuda investigación, o en su defecto, en punto cadáver luego de un enfrentamiento en el que obvio, ganen los “buenos”.
Luego de la huidiza de 23 GROMs, y que el estado de fuerza quedó reducido a menos de cien, o los que sean, porque eso es secreto de estado, y ante la perspectiva de que las cosas que están color de hormiga roja se pongan color de asqueles negros, con el agravante de que por más “marcaje personal” que les pongan a los que se rajaron, es más que posible que se dediquen a delinquir, la desesperación de Victor Zamora, flameado secretario de gobierno y de Homero Ramos, que no halla la puerta de la celda de la procuraduría, no es otra que la de crear un cuerpo de policía de todavía más élite que los GROMs, para que a estos los haga puré, y de una vez por todas, acabar con los rateros y gandallas…
¿Puede alguien creer esto?, ¿grupos de élite para resolver robos?, que además déjeme decirle que en ninguna otra parte al robo se le considera un delito de alto impacto, al secuestro sí, al narcotráfico sí, al tráfico de armas sí, pero no la ratería, pero bueno, es lo que le reclaman y es lo que hay que atender.
¿Pero alguien creerá que 40 bisoños egresados de la academia de policía van a poder contra los GROMs, si es que son los GROMs, contra los GATEs, si es que son los GATEs, o contra quienes sea que sean los policías que se tiraron al crimen?, los están mandando al matadero, con fusil sí, pero con poca cosa más. ¿Cuanto tiempo pasará hasta que estos, los Altos Impactos o como se llame el nuevo grupo también se corrompa y haya que crear otro grupo, superior obvio, para que los aniquile?, y hablan de espirales y de círculos viciosos, déjelo en incompetencia, pura incompetencia.
Y «just for the record» como dicen los programas gringos, los gates borrachos, los que destrozan patrullas, los que secuestran o les pegan a sus esposas, ellos son los que dan la nota, nadie tiene que presionar a nadie para que publique algo en contra de tan nefanda pandilla, según dice el gobernador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: