fbpx

Lo pasado y lo prohibido siempre serán lo mejor

Expropiacion-PetroleraSin duda alguna las denigraciones que hacen en el México tricolor a los países gobernados por el comunismo, solamente lograrán que en las próximas elecciones los partidos de oposición puedan obtener mayor votación, debido a que lo prohibido siempre es lo mejor.
Los tabúes bajo los que se rigen los gobiernos emanados por el Partido Revolucionario Institucional son los mismos con los que fue fundado este instituto político en año de 1929.
Hablaban los priistas de una educación socialista, basada en la igualdad y en la democracia, lo mismo que se envolvieron en la bandera del paternalismo social, y que actualmente sigue vigente en épocas electorales.
Las entregas de uniformes y de libros de texto gratuitos son una parte que nos habla de este socialismo disfrazado de beneficios comunitarios, y de populismos y que le han hecho daño a México por más de 9 décadas.
Los priistas para denostar a sus adversarios de izquierda, hacen lo posible por descalificar a los países como Cuba y Venezuela, pues ellos argumentan que su paupérrima economía se debe a que han tomado decisiones equivocadas de gobierno.
Se les olvida que en el año de 1937, se nacionalizaron los ferrocarriles y en 1938 la banca y el petróleo, por un presidente de la república emanado del Partido Nacional Revolucionario, padre del actual PRI, también se les olvida que luego de que fueron nuevamente los bancos vendidos a extranjeros, en el año de 1982, los banca nuevamente fue nacionalizada por otro presidente priista. La historia de la nacionalización de bienes y servicios, se remonta a la época del presidente Porfirio Díaz, un presidente que no quiere ser recordado por los priistas, pero que fue quien le dio vida a México y presencia en el extranjero en sus tres periodos presidenciales.
Los vales de despensa que actualmente entregan las empresas a los obreros mexicanos, son una emulación de lo que fue la época porfirista, en la que los patrones les entregaban vales a los campesinos y obreros para que fueran cambiadas en las llamada tiendas de raya y esta fue una aportación que hiciera un ex secretario de hacienda y de un presidente de la república tricolor.
La vida de México no se concibe sin la presencia de las políticas mediáticas del Partido fuere, el PRI, pues es sin duda el Partido que más ha durado en el poder desde su creación, esto, sin contar las ocasiones en las que presidentes de la república fueron electos en los partidos de la Revolución Mexicana y Nacional Revolucionario, partidos que antecedieron al actual Revolucionario Institucional. Este partido está próximo a cumplir 86 años de edad, es un anciano con mucha energía, y si en realidad es muy enérgico en sus políticas públicas, tanto así que si bien es cierto en México no tenemos un «problema grave» como lo tienen Cuba y Venezuela en materias económica y financiera (según los mismos priistas lo aseguran), si tenemos una crisis en materia de seguridad pública.
Los principales problemas de inseguridad, se deben a los acuerdos que ha firmado el actual Presidente de la República con las fuerzas del orden, pero en realidad no han dado resultado alguno. Se espera que pronto la tranquilidad regrese a los estados del norte, pero no se ve hasta cuando esto pueda tener una solución clara, pues las estrategias implementadas han sido un rotundo fracaso en este tema.
Y si se trata de comparar a los países entre sí de acuerdo a los índices de pobreza y marginación, nos podemos dar cuenta que México tiene todavía más rezagos en materia de educación, salud, vivienda,, empleo, seguridad, cultura, entre otros, lo que nos habla de que en eso nos superan los países que según dicen los priistas, viven en pobreza extrema.
La igualdad es un valor de la democracia y eso lo practican en los países comunistas de Hispanoamérica, tanto así que no hay pobres y si es cierto que utilizan vales para hacer compras, lo hacen porque se raciona la economía de cuerdo al número de habitantes por kilómetro cuadrado.
Los servicios básicos como agua y electricidad, no se condicionan a programas de gobierno, ni se priorizan de acuerdo a los sectores a donde deben de ir, sino que se aplican de acuerdo a los números de casas-habitación construidas y se introducen al mismo tiempo que las viviendas son entregadas a sus propietarios.
No hay vagabundos en las calles, pues a los desempleados se le entrega vales igual que a los demás y además una pensión mensual que se les retira en el momento en el que encuentran empleo, por lo que la pobreza extrema no existe.
Bien dijo el Maestro Jesucristo, que solo vemos la paja en el ojo ajeno y no vemos la viga que tenemos en el propio, por lo que ahora si el tricolor partido busca ganar elecciones tendrá que ser en un juego limpio porque el hecho de regalar televisiones a manera de compra de votos, se equivocaron, debido a que no fueron parejos con la población y no es un programa social tampoco, sino un acto populista y electorero.
Y debido a que no hay una transparencia en este hecho, pues entonces podemos ver que a los mexicanos nos quisieron hacer tontos, argumentando que las televisiones entregadas serían para que las personas «beneficiadas» (por no decir sobornadas), no fueran perjudicadas con el apagón analógico.
De manera que el PRI en su conjunto, dígase dirigentes, lideresas y gobernantes, pueden estar tranquilos gracias a que los mismos electores que les fueron beneficiados con los televisores los pusieron a la venta el mismo día que los recogieron y todo, porque no cuentan con conexión a internet y ahora van a tener que adquirir otras que si lo tengan.
Esta burla les va a costar caro a los tricolores y sus gobernantes, así como a sus candidatos, debido a que no siempre los beneficios llegan a donde deben llegar y se seleccionan en un bingo igual que los electores que van a las casillas a votar.
No es posible que tengamos un PRI-gobierno burlón incapaz de hacer algo bien, sino que copia las iniciativas de otros partidos y las ejecutan mal, porque no les importa la población, sino el poder y la manipulación es su medio.
Hay un promocional que aparece en televisión y radio en donde dicen «los priistas reconocemos a los mexicanos trabajadores que no hacen caso a los problemas», esto se debe que no todos los mexicanos salimos a las calles a protestar y este es un mensaje subliminal que en realidad quiere decir, «los priistas reconocemos a los mexicanos que no se manifiestan ni salen a la calle a gritar consignas en nuestra contra y que sin querer se convierten en nuestros cómplices».
No es posible que los priistas critiquen lo que ellos no hacen, y que fueron los ideales que enarbolaron por mucho tiempo, y aunque se practican en países extranjeros, no quieren saber nada de ellos, pues no supieron cómo aplicarlos correctamente. Así es la realidad y lamentablemente se olvidaron de estos principios y se dicen ser un partido de izquierda aunque en realidad caminan a la derecha y van directo a un fracaso político y su futuro no se ve muy alentador…

Comentarios al límite

Escribe: Carlos E. Robledo (robledoesparzac@yahoo.com.mx)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: