fbpx

Cae asesino del hijo de Humberto Moreira

*** “Z-42” habría ordenado la ejecución del joven José Eduardo Moreira.

** Tras su detención, investigan a “empresarios del centro y norte de Coahuila.

El exgobernador Humberto Moreira y su hijo Eduardo Moreira Rodríguez.
El exgobernador Humberto Moreira y su hijo Eduardo Moreira Rodríguez.

Saltillo, Coah.- Omar Treviño Morales “Z-42” podría estar, junto con su hermano Miguel, detrás del crimen de Eduardo Moreira, hijo del ex gobernador Humberto Moreira Valdés, de acuerdo con versiones vertidas por la Procuraduría General de la República que lo señalan como responsable de esta ejecución y de una serie de hechos violentos en el que perecieron cientos de personas.

La detención del líder del narcotráfico en el norte del país se realizó sin que hubiera necesidad de hacer un solo disparo y ésta se dio después de mantener guardias permanentes sobre Carlos Arturo Jiménez Encinas, originario de Monclova, donde es dueño de un bar desde donde operaba los recursos del grupo delincuencial.

Como se recordará, José Eduardo Moreira Rodríguez, fue asesinado en Ciudad Acuña el 3 de octubre del 2012, tan solo a unos días en que “extrañamente” el gobernador Rubén Moreira ordenó que le fuera retirada la escolta que tenía.

El cuerpo de Moreira Rodríguez, de 24 años de edad, fue hallado en un camino rumbo al poblado Santa Eulalia de Acuña, alrededor de las 21:30 horas, del día siguiente,  luego de haber sido privado de su libertad a las 20 horas del miércoles. Los primeros indicios apuntaron como responsables del artero crimen a grupos del crimen organizado.

Moreira Rodríguez se desempeñaba como coordinador de programas sociales del gobierno de Coahuila en la zona norte. Vivía en Acuña desde hace un año con su esposa e hijo.

Después de esa ejecución, la seguridad en torno al gobernador Rubén Moreira Valdez y su familia se reforzó.

Humberto Moreira dijo entonces: “mataron a mi hijo José Eduardo, un joven limpio. Promotor social que se dedicaba a trabajar con la gente más humilde de Acuña, Coahuila”.

Tras ese crimen que devastó al exgobernador de Coahuila, la poderosa agencia de noticias CNNMéxico recopiló la siguiente información:

— El exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, dijo este jueves que el asesinato de su hijo José Eduardo fue la venganza de un grupo de la delincuencia organizada, y denunció que empresarios del estado financian a cárteles del narcotráfico en la región.

A 22 días de la muerte de Eduardo Moreira, el exdirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dijo que «de manera oficial» el procurador de Coahuila le informó que el asesinato de su hijo fue una venganza, luego de que elementos de la policía estatal asesinaran al sobrino de El Z-40, un presunto líder de Los Zetas.

“Al día de hoy ninguno de los asesinos ha sido detenido”, mencionó Humberto Moreira al periodista Joaquín López Dóriga, de la cadena Radio Fórmula. “Tampoco han detenido al autor intelectual de esto”, agregó.

“Se da la orden de que maten al sobrino del gobernador y buscan a un hijo de una hermana mía y al mismo tiempo buscan a mi hijo y al que matan es a mi hijo”, detalló Moreira en la entrevista.

El 3 de octubre las autoridades informaron sobre el asesinato de José Eduardo Moreira, ocurrido en Ciudad Acuña, Coahuila. Su muerte causó conmoción en el estado y fue condenado por el presidente Felipe Calderón, y por el presidente electo, Enrique Peña Nieto.

Un par de semanas después, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) federal informó sobre la captura de tres personas involucradas en el secuestro y muerte de Moreira Rodríguez.

Dos de los detenidos, Víctor Landeros Sifuentes y Jorge Tenorio Takajasi, trabajaban como policías municipales de Ciudad Acuña, indicó Luis Cárdenas Palomino, funcionario de la SSP.

Ambos habrían participado en el secuestro de Moreira Rodríguez, antes de entregarlo al grupo delictivo de Los Zetas, para que lo asesinaran, agregó el jefe de la División Regional de la SSP federal. Otro de los detenidos los ayudó a esconderse.

La Procuraduría General de la República (PGR) solicitó y obtuvo este jueves un arraigo de 30 días en contra de los tres detenidos.

El organismo de justicia precisó antes que un hombre conocido como El Shaggy, así como Carlos Eduardo Flores Flores, El Pelón, y El Flaco son los principales sospechosos del crimen.

El priista denunció que empresarios están relacionados con el narcotráfico. “Se la dan de santones aquí en el pueblo, en el estado (…) se codean con la sociedad, se han hecho millonarios a partir de su trato con los narcotraficantes. A ésos los quiero ver en prisión”, dijo Moreira al diario Vanguardia, de Coahuila.

“Son igual o más responsables por andar entre la sociedad aquí dándose golpes de pecho y son los que financian a los cárteles, yo los quiero ver a ellos en prisión. A esos cerdos que se las dan de santones aquí en el pueblo, en el estado”, agregó.

El exdirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) dijo que no busca venganza, sino justicia, y pidió que los empresarios que dan recursos al crimen organizado sean identificados y perseguidos, para que reciban un castigo, de acuerdo con un reporte del medio local.

“Ellos le deben de tener miedo y terror y temor al castigo de Dios”, dijo el exgobernador y ex líder del PRI en México.

Moreira mencionó que durante su gestión como gobernador no recibió “amenazas, ni ofrecimientos ni acercamientos” con grupos delictivos, y que dio información a las autoridades federales para que atacaran al crimen organizado.

DELITOS COMETIDO POR Z-42 SEGÚN LOS EU

Según el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, Omar Treviño Morales, Z-42, tuvo nexos familiares y de negocios con Coahuila:

Está casado con Carolina Fernández González, originaria de Nava, Coah. Según las autoridades estadounidenses se casaron cuando ella tendría 15 años, en 2007.

Junto a Jesús Fernández de Luna, su suegro, fundó la Compañía  Ganadera 5 Manantiales S. de P.R. de R.L. Como accionistas aparecen la esposa de Fernández de Luna, su hermano y su cuñado.

Esta compañía es una de las empresas que EU identifica como fachadas para lavar dinero. Las otras se ubican en Nuevo León, Veracruz y Zacatecas.

Según la Acción Civil No. A-13-CV-761, que se sigue al empresario veracruzano Francisco Colorado, dos coahuilenses habrían testificado en su contra ante EU, las familias de esos testigos habrían sido asesinadas en Allende y la zona de los Cinco Manantiales en 2013.

El mismo expediente refiere que los hermanos Treviño Morales controlaban el tráfico de drogas en la frontera de Coahuila con EU.

CAE EL PRESUNTO CULPABLE

Ahora, a casi cuatro años del asesinato, las fuerzas federales dan con el presunto asesino quien “extrañamente” tenía empresas y propiedades en el centro y norte de Coahuila sin que  las autoridades supieran que invertía y lavaba sus recursos fruto de secuestros y asesinatos en la entidad.

Z-42 se significó, de acuerdo con las informaciones proporcionadas por la Procuraduría General de la República, como uno de los hombres más violentos que manejaron la agrupación delictiva de los Zetas.

Se cree que Omar Treviño Morales cuenta con un grupo de operadores en Coahuila y Nuevo León, algunos de ellos detenidos junto con él. Se espera que en cualquier momento la PGR anuncie nuevas detenciones en torno a este líder del narcotráfico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: