fbpx

Voto de castigo contra el PRI en Coahuila

Tiene “casi perdidas” cuatro diputaciones federales.

Sacrificarán a Jericó Abramo para sacarlo del juego sucesorio.

luna1
Armando Luna recibe la “protección” de Rubén Moreira

David Aguillón Rosales y Rubén Moreira Valdez, gobernador de facto y gobernador legal, respectivamente, ven con preocupación que sus candidatos a diputados federales nada más no desarrollan como se esperaba por más que le han inyectado cientos de millones de pesos a sus campañas políticas, violando con ello la ley y abriendo la puerta para que el Partido Acción Nacional presente una denuncia en contra de estos «mandatarios» de Coahuila quienes en forma por demás desaseada tienen las manos metidas en la elección.
Esto sin contar con que, de pasadita, se llevarán a los tribunales a sus propios candidatos toda vez que los recursos que han repartido son muy superiores a las cifras de gastos de campaña permitidos por el Instituto Nacional Electoral y vaya que así es, entre tinacos, cubetas de pintura, saleros, banderitas, despensas, comelitonas y francachelas, los priístas gastaron, por lo menos, entre quince y veinte millones de pesos, en lo que va de la campaña. Faltan los gastos que se acumulen.
Pese a todo ese grotesco dispendio de recursos implementado por el gobierno de Moreira y el PRI de Aguillón, las campañas no levantan, el desinterés de la gente va en aumento y, a estas alturas, de acuerdo con sondeos de opinión serios y responsables realizados por empresas de comunicación, el Revolucionario Institucional estaría a un paso de perder entre cuatro y cinco diputaciones de las siete que se encuentran en juego.
En esta contienda electoral, solo hay de dos moles: PAN y PRI, el resto de los partidos y partiditos políticos, de los que abundan en Coahuila como si fueran palomitas de maíz en el estreno de alguna película, no llegan ni siquiera a comparsas y sólo han servido para que Rubén Moreira pague viejos favores. Es por eso que, aunque lleve de porras a los representantes de la veintena de grupitos políticos estos no hacen más ruido que una canica en bacinica. O lo que es lo mismo, sus votos apenas si alcanzan para sumarse con los dedos de las manos.
A este panorama de corrupción y despilfarro, Aguillón Rosales y Moreira deben agregar las posibilidades de que la gente implemente un voto de castigo en su contra para cobrarse afrentas recientes, como lo son el decomiso de automóviles, el cobro excesivo de tenencias y multas y, además, el punto más importante: las promesas incumplidas de un gobernador que tuvo la ingrata ocurrencia de firmar ante todos, ante la opinión pública, ante pobres y ricos, que nada más llegando al poder echaría por tierra impuestos nocivos como la Tenencia Vehicular.
Esto, a la postre, resultó ser la más grande de las mentiras de un mandatario mediocre, con un gobierno gris, más gris que el sexenio en el que gobernó Eliseo Mendoza Berrueto. Bueno, por algo fue su maestro en las artes de saltar al poder sin méritos y sin calidad moral para hacerlo, pero ese es tema de una colaboración aparte.
Así, con todas esas circunstancias adversas, el PRI se atrevió a postular a candidatos desconocidos muchos de ellos, y su nombre nada más lo conocen sus padres porque los llevaron a registrar que sino, ni ellos los reconocerían y menos unidos a un clan de corrupción, ladronaje e inmerso en crímenes de estado.
Son siete los candidatos del PRI, a saber: Francisco Saracho Navarro, Ana María Boone Godoy, Guadalupe Oyervides Valdés, Armando Luna Canales, Flor Rentería Medina, Refugio Sandoval Rodríguez y Jericó Abramo Masso.
De todos estos tal vez el único conocido porque fue un golpeador del pueblo cuando fungió como alcalde de Saltillo, es Jericó Abramo. Y si la gente no quiere a este torvo y ruin personaje de la política del pueblo, menos aún lo quieren sus enemigos que se encuentran dentro de las filas del propio gobierno del estado. Es desde ahí de donde le llueve el fuego amigo. Quienes ven al exalcalde con ciertas posibilidades colarse como aspirante a la gubernatura de Coahuila son los encargados de denostar su campaña política, aunque ni lo necesita toda vez que su accionar pasado le está llevando al caos y al repudio generalizado de los saltillenses.
Aunque los rumones van más lejos. De acuerdo a los cafétologos que conocen todos los movimientos de la tierra y la política de la región, Rubén Moreira ha pactado ya con el Partido Acción Nacional la derrota de Jericó Abramo a cambio de proteger a uno de sus delfines: Armando Luna Canales.
Este sacrificio anticipado llega porque los sondeos de penetración de la campaña del exsecretario de Gobierno y comandante GATE está por los suelos, no levanta ni con pastillas azules. De ahí que su derrota sea inminente.
Esa es la causa por la que se llegó a hablar de los sacrificios. Jericó Abramo no tiene las simpatías de Rubén Moreira es más, goza de su desprecio y nada le daría más satisfacción que mandarlo a los espacios de los candidatos priístas derrotados como ya ocurrió en el pasado con Enrique Martínez y Morales y con Fernando «El Diablito» de las Fuentes, personajes a los que también vendió en aras de la democracia y el revanchismo político.
Así se dan los sacrificios políticos. Llegan los amigos, los que picando piedra lograron acomodarse, inclusive pagándole al dirigente del PRI, David Aguillón por el espacio público por el que pelean ahora.
Es una especie de mercado de la política en donde los únicos beneficiados son los dos gobernadores de Coahuila.
En fin, a estas alturas del camino no se puede ver a un solo candidato del PRI como ganador de la contienda del siete de Junio, a excepción de Luna Canales cuyo destino ha sido negociado por Rubén Moreira en un afán desmedido de encumbrarlo para que dentro de unos meses más su nombre se mencione con insistencia como el más viable aspirante al gobierno de Coahuila.
Total, todo esto es un enredo. Del que solo podrá salir el PRI utilizando sus famosos algoritmos que le permitan cambiar las tendencias en las votaciones. Después de todo ¿desde cuándo vale el voto del molesto pueblo?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: