fbpx

La democracia mexicana no se practica ni en los nada democráticos partidos políticos

corrupcionGRECIA LA INSIGNE.
Donde se inicia el impresionante desarrollo de la civilización occidental en el lejano siglo V a.C. cuenta en la actualidad con más de 10.5 millones de habitantes y una extensión de 132 mil kilómetros cuadrados. Su capital es Atenas y forma parte de la comunidad económica europea cuya moneda es el euro.
Su influencia cultural abarca múltiples facetas, y varios siglos, desde la filosofía, medicina, química, astronomía, matemáticas hasta literatura, música, teatro y es referencia para los más destacados pensadores de la humanidad en temas como psicología, economía, sociología y por supuesto política. En arquitectura y escultura continua siendo clásica.
En los tiempos antiguos dominó hasta Bizancio, hoy Estambul y perteneciente a Turquía y no contaba con Esparta y Creta. Pero de entonces a la fecha incrementó considerablemente su territorio. Tiene Grecia vestigios así como paisajes diversos en sus islas, como lo que es de gran atractivo para el turismo de paseo y de interés cultural.
De su agricultura obtienen trigo, uva, cítricos y tabaco y de la minería obtienen lignito, un carbón mineral de alta energía y bauxita, de donde se produce el aluminio.
Probablemente continúe siendo de importancia el ingreso producido con las actividades de su nutrida flota.
Pero ha resultado que el gobierno griego debe más dinero del que puede pagar y dispone de muy poco tiempo para cumplir con los compromisos contraídos para el corto plazo.
Su primer ministro Alexis Tsipras pretende acabar con la austeridad impuesta por la Unión Europea, sus acreedores, el Fondo Monetario Internacional entre ellos. De igual manera apoya a sus representados en lo tocante a no aumentar los impuestos, recorte los empleados y disminuya o suspenda las pensiones y deje de lado los programas de inversión; elementos estos que empeorarían la condición económica del país y dificultaría considerablemente la recuperación.
Es muy posible que a Grecia le haya sucedido lo que a muchos otros países como España, Portugal, Irlanda, cuyos gobiernos resultaron malos previsores, muy gastadores, sin que el pueblo se enterara o estuviera imposibilitado para impedir el endeudamiento desmedido, impagable. Que pudiera evitar los despilfarros y el endroga miento impulsado por la banca internacional, bajo el señuelo de que los intereses son bajos, más que en el país, que gastar ahora en servicio o en obra es más barato que diferirlo; pero haciendo mutis en cuanto a que con cada dólar euro que presten, recibirán parte del trabajo de los gobernados, sin necesidad de trabajar ni sudar. Y los financieros felices por renegociar las deudas, que aparentemente abaratan los intereses, pero cobran las comisiones por renegociar y amplían indefinidamente los plazos en que esclavizan a los habitantes de los países deudores morosos.
Aquellos banqueros y políticos de países industrializados promueven los programas de asistencia social, son lo regular dádivas degradantes de la dignidad humana, fomentan el ocio y la dependencia y solo aparentemente combaten la pobreza y el hambre.
Parece que no se percatan que los programas para defensa de los derechos humanos, combaten la criminalidad dan becas y subsidios a la gente, crecen indefinidamente en costo de administración y ese consumo improductivo limita la capacidad financiera de los gobiernos y del país.
Sin considerar la contingencia de inseguridad y aumento de criminalidad por razón del hambre y la pérdida de empleos, es decir que el riesgo político aumenta ante el solo anuncio de recorte de presupuesto, que en el cortísimo plazo produce tortuguismo, ineficiencia laboral, sin contar las conocidas marchas de protesta, paros, violencia en manifestaciones públicas.Actividades estas si bien ilógicas e ilegales, se producen y generan baja en las actividades productivas en general y estas en disminución de los ingresos del gobierno, temores en los inversionistas y más deterioro económico general.
No faltarán los simpatizantes en pro de los movimientos populares de los áticos, como respuesta a su fundado descontento y más aún considerando que aquel país es el padre de la democracia, bella expresión que se ha quedado en aspiración solamente, porque desde su origen tenía limitadas las voces a los que no eran esclavos ni mujeres y también a los que carecían de cierto monto de recursos económicos. Tal como ahora se restringe a que los elegidos son predeterminados a ciertas ideologías y enseguida al acatamiento de la directriz general que le lleguen, con las condiciones necesarias al objetivo del alto nivel. Y al contrario, faltarán las recomendaciones inteligentes y viables que resuelvan los conflictos, con honradez y sin distingos, como son la exigencia de justicia fiscal, eficiente administrativa, con lo que se resolvería lo económico y luego la paz social.
Revisar honradamente el problema de la burocracia excesiva, molesta y corrompida, evitar el trabajo inútil o de baja productividad, el desperdicio de recursos de todo índole, especialmente los humanos y presupuestales por supuesto.
Evitar que los mandos perciban ingresos que no devengan, que nunca podrían desquitar con su paciencia y dedicación.
Gobernantes anteriores de Grecia, en 1992, se enfrentaron a los requisitos para ingresar a la Unión Europea, inflación menor igual 1.5% anual; déficit presupuestal inferior al 3% y un coeficiente inferior a 60% entre la deuda pública y el producto interno bruto.
Con posterioridad, es decir, ahora, que explotó la crisis, se dio a conocer que los gobernantes griegos falsearon la información, para lo cual contaron la complicidad del banco norteamericano Goldman Sachs, de acuerdo con datos dados a la publicidad general.
Y otra mentira, a modo de chisme, es que aseguran los que saben, que el plan de los juegos olímpicos celebrados en aquel respetable país resultó demasiado optimista. Que iban a recaudar más dinero del que pidieron prestado, tal como les había resultado a los norteamericanos con sus juegos de Los Ángeles. Ahora bien, los griegos, poseedores del poder democrático en mayor grado, podrían obligar a sus autoridades a resolver las incógnitas que en otros países son imposibles, como por ejemplo determinar si los principales capitales cumplen cabalmente con sus obligaciones fiscales, es decir, en proporción a su capacidad económica y comparativa con los menos favorecidos.
Si las pensiones y jubilaciones corresponden a los derechos adquiridos y en caso contrario depurar. Ejercer una contraloría social por especialidades, honoraria y sostenida en jubilados de preparación suficiente y honorabilidad probada. Se encargaría de revisar concursos, especificaciones, calidades y de los ahorros, establecer compensaciones y cobertura de gastos.
Establecer auditorías adminstrativas y a los poderes, ejecutivo, legislativo y judicial, para la revisión y ajustes de número de trabajadores, las cargas laborales, el establecimiento de los mínimos de empleados y obreros.
Que la administración de los recursos nacionales benefician a preferentemente a los connacionales, concesiones, negocios, agua, combustibles. Para que esa mejor administración permita cumplir con las obligaciones financieras y el gobierno pueda atendewr con la elevación de recursos, a sus obligaciones, en mejor medida.
Procurar negociar la deuda sobre bases más favorables, evitando a toda costa, que los intereses se cubran preferentemente, de moda que cada pago cubra la mayor parte posible del adeudo.
El gobierno democrático es un sueño, del cual se dice que Sir Winston Churichill dijo que era el menos malo de los gobiernos y que algún otro pensador aseguraba que no era otra cosa que la dictadura de las mayorías. Lo cual sería cierto, si se tomaran en cuenta los dictados de esa mayoría y no de las élites que se van formando hasta crear el grupo sólido y casi inamovible que se observa tan frecuentemente. En descargo de tales acusaciones, vale decir que, la voluntad popular fue limitada en Grecia, porque no votaban las mujeres ni los esclavos, que eran la mayoría de la población. Sin embargo había la facultad de cambiar los mandos cuando se ponían de acuerdo en las asambleas.
De la democracia mexicana cabe decir que no es preciso repetir las faltas que tiene y que llevará muchos años superar, porque constan en páginas de este diario y se ostenta como sueño o aspiración en uno de los partidos más viejos de la nación. Además, la tal y honorable por ideal, democracia, no se practica ni en los nada democráticos por subsidiados, abundantes partidos políticos deficientes en la materia política.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: