Año Nuevo

Las nubes negras habrán de disiparse. La luz iluminará los rostros de los confundidos y opacará las caras de quienes esconden la mirada porque son desleales frente a quienes deben respeto.- Es este mi último artículo del 2015. Con la venia divina, ánimo renovado y proyectos en puerta, iniciaré el 2016. Doy gracias a Dios…