La calidad de la educación pública es tan deficiente como la privada

ESCUELASREORGANIZACION.
Los cambios de colaboradores inmediatos del Presidente Nacional parece pertinente y merecedora de aplausos por una parte de la ciudadanía, en tanto otros opinarán que es relativamente tardía, que para medir resultados hubiera bastado con observar desde el principio las actuaciones y máximo en un año disponer la sustitución.
Como les hubiera gustado que no se hicieran transferencias de responsabilidades con el mismo equipo, porque difícilmente se encontrarán tantos elementos que sirvan para cualquier responsabilidad.
Pero en fin, ya está hecho y caben solamente algunas observaciones y puntualizaciones, por ejemplo, no se ha mencionado el principal problema educativo, la mala calidad de la educación pública porque se ha deteriorado, de manera que habrá que dotar de mayor calificación y sistemas de enseñanza a los profesores, para que los alumnos sean competentes para resolver los problemas que en lo futuro les tocará forzosamente que enfrentar y resolver.
Este problema es sumamente grande, porque afecta a demasiadas personas, sin considerar que la educación hasta cierto nivel, debe ser gratuita, laica y se ha abierto un campo igualmente considerable a la educación privada, cara y también deficiente en calidad.
Esto a pesar de que los padres de familia estiman que la educación pública es deficiente, sin considerar que hay muchísimas instalaciones particulares donde la enseñanza es tan incompleta y tantas veces más, que la pública y gratuita. Calificar de tragedia tener que enviar a sus hijos a las escuelas de gobierno, por la imposibilidad de afrontar los gastos de las instituciones de paga.
Se ofrece por conducto del nuevo titular educativo, mayores percepciones a los profesores que demuestren de pronto y en lo futuro, mejoras de calificación para su desempeño, pero la reforma fiscal no ofrece perspectivas y el mercado petrolero tampoco, recursos para transmitir al gobierno. En este último caso, los recursos que pueda aportar la descentralización serán cada vez menos, contando la necesidad de comprar petróleo crudo ligero, gasolinas en importantes cantidades y gas natural procesado, para cubrir las necesidades nacionales.
Por otra parte, la explotación de otras fuentes energéticas requerirá cuantiosas inversiones de que no se disponen para cubrir las deficiencias de equipo y tecnología que no se está desarrollando ni maquinaria en producción, trátese de gas shale, carbón descontaminado, hélices y generadores que ya debería producir el mexicano, exploraciones en mar profundo y plataformas de explotación, paneles solares y algunos más, que existen en el mundo y aquí no se han intentado.
En agricultura está casi todo por rehacer, para lo que se necesitará más dinero, porque todavía hay renglones factibles de notable incremento para lograr una balanza comercial favorable, al tiempo que muchas personas sin trabajo que podrían emplearse y resolver los problemas de economía informal y bracerismo.
También ayudaría este sector a mejorar la situación en el país derivada de la caída de mercados como el relacionado con la industria automotriz y el precio del mercado petrolero, básicamente, pero también para compensar la pérdida de mercados de otros productos menos importantes en sí pero que afectan a miles de personas.
INSEGURIDAD
Principalmente a partir de créditos revolventes, rigurosamente recuperables para circularlos, evitando filtración de fondos como es tradicional, responsabilizando a las familias en el proceso de producción.
Apoyando al sector primario de la economía con servicios adecuados de intermediación, de manera semejante a como lo hacía Conasupo, es decir llevando satis factores a precios convenientes y recibiendo su producción de modo que los productores reciban más (se conviertan en consumidores importantes) y llevaran los dichos productos a precios también atractivos a los consumidores . A la fecha y de tradición, los intermediarios se quedan con la mayor parte del sobreprecio entre lo que pagan al campesino y como lo vende la tienda.
Coadyuvaría otra vez la banca con los créditos, siempre que volviera a ofrecer sus créditos a baja tasa y recuperando invariablemente lo que prestaran. Es decir, que olvidaran sus tasas leoninas y prescindieran de la burocracia actual que les restringe su capacidad de realizar operaciones.
En Hacienda no se registró cambio, pero le vendría de perlas una modificación en sus políticas, que le redundarán en mayor recaudación y aligerarían su carga de trabajo.
Revisar las captaciones que se hacen de las principales empresas nacionales y los contribuyentes mejor conocidos, para convencerlos de que participen con su gobierno de manera más equitativa.
De momento, no estorbar a los contribuyentes informales, que por definición no cuentan con los recursos suficientes para contribuir, con la excepción de sus organizadores, cuando los tienen, que son los únicos que ganan y en qué forma.
Porque se estimularía más las economía informal, que por lo pronto tiene tantos trabajadores como la formalidad dando cobijo a los miles y miles de desempleados que está produciendo la recesión mundial, que no compensará nunca, la entrada de las empresas extranjeras, las que se retiran fácilmente y dejarán de venir con la abundancia de los últimos años.
Podría Hacienda y su filial el SAT elaborar los difíciles programas que le permitirían obtener grandes cantidades de impuestos y derechos y similares, de aquellos personajes que se benefician, al margen de ellos (Hacienda y SAT) con especulaciones, ocultamiento de mercancías, acumulación de propiedades con fines especulativos.
Sin contar lo que pueda hacer y otros países hacen, para participar de las ganancias con el tráfico de acciones y valores con lo cual amasan fortunas de proporciones increíbles. Asunto nada sencillo pero presupuesto que viable técnica y jurídicamente.
En materia de turismo la mayor parte del trabajo está por realizarse, lo mismo para preservar los sitios atractivos en mejores condiciones, evitar los daños y robos a las riquezas existentes, como promover la mejoría de servicios, su abaratamiento para abarcar mayores cifras de clientes.
Tareas indispensables que deberán contar con el apoyo de profesores y alumnos que conozcan el valor del patrimonio precolombino, tener la capacidad de transmitirlo, producir el material de difusión (técnico y vulgarizado o publicitario, respectivos) que canalizar a los prospectos a que estudien actividades coadyuvantes con los requerimientos y preferencias de los visitantes. Hotelería, restaurantes, construcción o habitación de inmuebles para los diversos niveles económicos y cien posibilidades más.
La participación de las cadenas hoteleras en la promoción no ha sido suficiente, no obstante su gran peso en el ramo que tiene entre el total de establecimientos nacionales, no ha sido bastante, para llevar el volumen turístico a los niveles de España o Francia, por lo que deberán reforzarse relaciones, platicas, para resolver la problemática existente y resolverla en común.
Porque los videos y anuncios, tampoco han contribuido mayormente al éxito, al nivel que el potencial se supone y con ciertas bases, existe.
Por supuesto que hay problemas serios como la inseguridad, que la hay, pero se magnifica por los medios comunicadores, sin ofrecer una contra publicidad pertinente, a sabiendas por supuesto que esa inseguridad hay que suprimirla y hay maneras de conseguirlo.
Más la oferta de especialidades que buscan los turistas en diversos aspectos, las cuales conocen los hoteleros suficientemente y hay que consultarlos y resolver en conjunto también.
Y por cierto que el renglón pro- seguridad también fue tocado, siendo prioridad atenderlo, como resolver los conflictos y diferencias que existen entre grupos y ciertas dependencias, que producen desconfianza a todo paseante potencial.
Y hablando de potencial turístico, como de otros ramos, la cantidad de inversionistas que sueñan con llegar a México a establecer sus actividades, junto al mercado más grande del mundo… de todo lo que pueda imaginarse.
Debajo del asunto queda por resolver la cuestión judicial, la impartición de justicia, que debe ser pronta y sencilla, para no atiborrar los penales y sus múltiples denominaciones, de gente, mucha de ella inocente o pendiente de resolución y sentencia. Con objeto de dejar espacio para los verdaderos infractores y delincuentes, que de seguir sin detenerlos configuran la impresión (o realidad) de impunidad nacional, que tanto daño hace para que prolifere la delincuencia.
Seguramente de poca monta les parece a los involucrados, el hecho de que en el penal en construcción de Paredón Coahuila, se hayan retardado considerablemente las obras, que deberían estar terminadas y que los trabajadores hayan suspendido los trabajos debido a que la empresa constructora les retenga una parte o la totalidad de sus salarios, posiblemente por falta de dinero que aporte el gobierno. De ser así tendrá que resolverse, sobre todo ante el riesgo contingente de que la suspensión de trabajos abra la posibilidad de que personas ajenas tomen datos que en lo futuro se utilicen para vulnerar la seguridad de que debe haber en estas instalaciones. Y el riesgo de que particulares hagan ese tipo de trabajos tan especializados, lo hay, por la misma razón que de la suspensión de actividades y la demora en terminarlas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.