fbpx

La vanidad perdió a “El Chapo”

chapoDespués de seis meses de vacaciones, al escapar de la prisión de «máxima seguridad» que hay en el país y a la cual regresaron para no batallar al famoso Joaquín Archibaldo Guzmán Loera alias «El Chapo» al Centro Federal de Readaptación Social Número 1 «El Altiplano», conocida popularmente como «Almoloya», la cual es una prisión federal mexicana del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social de la Comisión Nacional de Seguridad en Santa Juana Centro, Municipio de Almoloya de Juárez, Estado de México,1 a unos 25 km de Toluca aproximadamente.
El CEFERESO No.1, cuenta con una superficie de 260.000 m², tiene una capacidad para 724 prisioneros. Es una prisión de seguridad máxima, según ellos y lo regresaron con el mismo número y seguramente no a la misma celda, pero tal vez con las mismas canonjías y privilegios de los que gozaba antes de su espectacular fuga por un largo túnel de un kilómetro y medio, o cambiarían las medidas de seguridad en general a cómo eran durante el sexenio pasado.
Dentro del mar de tinta que se ha escrito por la recaptura del «Chapo» todos quienes lo han hecho coinciden con que su vanidad lo perdió, ya que quería producir una película autobiográfica y estaba en contacto con la casa productora de Kate Del Castillo y solo la siguieron, documentaron los encuentros de ella con los abogados de Joaquín Archibaldo y solo la tuvieron vigilada esperando que les diera la ubicación del famoso narcotraficante y paso en un par de veces, la primera cuando se hizo la entrevista y la segunda cuando lo pudieron recapturar por segunda ocasión.
Hasta el momento no ha habido consecuencias dentro del gobierno del Presidente Peña Nieto, ni para bien ni para mal, cuantos involucrados respiran tranquilos ahora que creen que todo lo relacionado con su segunda fuga se va a olvidar, con la recaptura pero tal vez no deberían estar tan tranquilos, ahora sí tal vez suelte la sopa o lo que es lo mismo entrega toda la información con la que cuenta.
Lo que no debe de hacer el Gobierno Federal es entregárselo a los gringos, no solo por la enorme cantidad de dinero que tiene, sino por la tremenda cantidad de información con la que cuenta, sería un suicidio permitir que le entregara a los Estados Unidos, por ejemplo los nombres y cantidades con las que sobornaba no solo a las policías locales, sino a las estatales y federales, además de ¿Cuántos? Políticos y de que niveles, en los tres Poderes de la Unión ahí es donde se deben de intentar que se le informe a las autoridades mexicanas y no a las norteamericanas.
En la actualidad, coordina el cartel de drogas más grande que el mundo haya conocido, incluso más grande que el de Pablo Escobar. Él compra y envía, estiman algunos, más de la mitad de toda la cocaína, heroína, metanfetamina y mariguana que circula en los Estados Unidos, la reputación del ‘Chapo’ entre los demás narcos mexicanos que a diferencia de sus rivales, que se enganchan en violencia y secuestros sin motivo, él es primero un empresario que sólo utiliza la violencia cuando le conviene a él o a sus negocios. Era una de las fortalezas del cártel de Sinaloa, una de sus estrategias más calculadas (una organización cuya cara famosa es el Chapo pero que incluye a Ismael »El Mayo» Zambada en la cabeza). Esta estrategia ha hecho posible que el cártel se haya vuelto dominante entre los grupos criminales mexicanos, alcanzando límites más allá del estado rural, con caminos significantes a todas las principales puntos fronterizos de Estados Unidos y México: Juárez, Mexicali, Tijuana y llegando hasta Los Cabos.
«Al hablar de los políticos, mantengo mis opiniones para mí, ellos van hacer sus cosas y yo hago lo mío» entonces hay una sana distancia entre «El Chapo» y los políticos, esta es una afirmación que hizo en la entrevista que concedió al actor «Sean Penn», para la revista «Rolling Stone» con el enorme apoyo de la actriz mexicana Kate Del Castillo.
«Puedo proporcionar más heroína, metanfetamina, cocaína y marihuana que nadie en el mundo. Tengo una flota de submarinos, aviones, camiones y barcos» parte de la misma entrevista y lo que asusta a los gringos es que el cártel del pacífico ya controla la mitad o más de la mitad de la droga que reclaman los ciudadanos de ese país, porque pueden decir lo que quieran pero, si no hubiera compradores de mugrero, no habrían narcotraficantes que les surtieran la mercancía para mantener sus vicios.
En sus inicios bueno, «desde que tenía 15 años y después, de donde yo vengo, que es el municipio de Badiraguato, me crié en un rancho llamado La Tuna, en esa zona y hasta hoy no hay oportunidades de trabajo, la única manera de tener dinero para comprar comida, para sobrevivir, es crecer amapola, mariguana, ya esa edad, empecé a cultivar y a cosechar para venderlo, a partir de ahí, de mi rancho, cuando cumplí 18 me fui a Culiacán, luego a Guadalajara, pero nunca dejé de visitar mi rancho, incluso hasta hoy, porque mi mamá, gracias a Dios, todavía está viva y sigue nuestro rancho, que es La Tuna, y así es como las cosas han sido.»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: