fbpx

Los gordos son “negocio redondo”

Es México un país que entró no a la tecnología, sino a la modernidad del alimento chatarra, de las botanas y donde la industria del refresco azucarado encontró su nido de oro…-

gordas

NOTICIAS DE LA ALDEA.-

Escribe: Fidencio Treviño Maldonado.-

La tecnología actual, pariente cercano de la modernidad, impone la moda de la delgadez, donde los productos cebadores están prohibidos y la cantidad de calorías cierra un camino en círculo constante, hasta formar un espiral inacabable e inalcanzable, siempre fieles estas delgadas personas a su robusta estrechez.
«Es mejor ser una gorda feliz, que una flaca infeliz», reza un refrán de la gente robusta que está decidida a ser de figura rellenita, otro dice «Dándole gusto al paladar, que el cuerpo tome la forma que quiera» y las frases siguen como rosario acomodadas cada quien a su fiel gusto por la comida y su figura.
De los llamados gordos u obesos, de los y las que su cintura delata el buen diente, los negocios dirigidos a estos van viento en popa, productos maravillas de cientos de laboratorios, algunos fantasmas, desde quema grasa, hasta aparatos y ropa de poderes mágicos complaciendo al que adquiere estos con que puede comer y tomar lo que quiera y guste con sólo una cápsula después o antes de cada comida, rápido, descansando o viendo televisión, en pocos días y con 12 frascos de estas maravillosas cápsulas tendrá cintura de avispa, otro método son varios tipos de fajas «corsee» que en minutos el estómago queda comprimido y la figura es de esbeltez tal que el Ángel de la Independencia quedaría opacado.
Muchas personas llevan dietas tremendas por tal de usar X prenda, dos o tres tallas menos y se ponen fechas para quitarse kilos y una vez pasado el evento regresan a su vida trashumante en comida y sedentaria en sus quehaceres, es decir el eterno vivir en coserse, descoser y remendarse, lo que es lo mismo, coquetear con el hambre, el ejercicio y en resumen y resultado, dietas llamadas de rebote, completando el dicho «El que es panzón, aunque lo fajen».
En esta guerra de llantas en la cintura o » Nalgas del juicio» entra también el gobierno, más como cuestión política, populista y como aviso a medias de prevención y, este mismo gobierno es incapaz de parar tanta fritanga, refrescos endulzantes y golosinas ya que estos productos en este país de gordos le produce una renta e impuesto muy elevada, es decir, no basta prohibir la sal en las mesas de los restaurantes, si como paradoja ahí mismo se expenden refrescos con altas cantidades de azúcares ¿o es mejor azúcar que sal?
La anorexia es también considerada una adición a la delgadez que raya muchas veces en la flacura cadavérica, donde el espejo es el diablo consejero y reducir cada vez todo tipo de alimentos y por ende sus consecuencias, otra es la bulimia, es decir «Comida de Buey» tragar de todo y después inducir el vómito, usar laxantes e inclusive diuréticos, los dos son causa de problemas físicos y hasta psicológicos.
También está el negocio de la liposucción que, en ocasiones sino es bien ejecutada es riesgosa, pero resulta negocio redondo para aficionados y clínicas piratas, poner candados en el estómago, «Reducción de Estómago», de moda en gente obesa que quiere verse delgada, los llamados GYM , locales para bailes reductivos y muchos espejos para crear el narcisismo de la figura.
En fin, el caldero de las vanidades hace que crezcan los negocios dirigidos hacia la gente gorda, cosa que ha fracasado, al menos en México y como están las cosas es curioso y paradójico que este país en donde la comida es cara, el salario reducido, el trabajo bien remunerado escasea, la producción del campesino nula y con 14 millones de miserables, sea un país de gordos y que esta clase se convierta en un redondo negocio para muchos, con recetas mágicas y crasas mentiras.
Sugerencias y comentarios; kinotre@hotmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: