fbpx

 ¡No Es el Fin del Mundo!

abra

Zanjas, socavones y abras son producto del reacomodo del suelo y subsuelo, en parte por la humedad y la sobreexplotación de mantos freáticos; un abra se tragó una persona con todo y cama.-

Por Carlos Padilla Muñoz.-

La aparición de abras, socavones, dolinas  y zanjas gigantescas en la tierra, algunas hasta de kilómetros de extensión, como en las películas de ciencia ficción, no es una novedad. La última se registró en el Paso Exprés, en Cuernavaca, Morelos, México, donde una abertura de un radio de hasta 20 metros se “trago” materialmente un vehículo, cuyos dos ocupantes murieron por asfixia, al no recibir ayuda en forma oportuna.

Este socavón, como definió la Secretaria de Comunicaciones y Transporte y la Dirección de Obras Públicas de Cuernavaca, apareció de pronto en unos instantes, cuando la carretera, un puente recién construido e inaugurado con bombo y platillo por el Presidente de la Republica, Enrique Peña Nieto.

Hasta el momento los peritos no se han puesto de acuerdo sobre las causas de su origen, pero adelantaron que el mal manejo de un arroyo que pasa cerca de la vía reblandeció el subsuelo y ocasiono la tragedia.

Recientemente en Gómez Palacio aparecieron otras aberturas en la colonia  Bellavista, los geólogos las identificaron como Dolinas, algunas hasta de 10 metros de diámetro como la que se muestra en la foto.

Explicó el geólogo Jorge Castañeda Nené, quien fue contratado por el Sistema Descentralizado de Agua Potable y Alcantarillado (Sideapa) de Gómez Palacio, para realizar el estudio que alcanzará de 100 a 200 metros de la periferia donde se presentó el socavón.

abra2

Según el geólogo, la oquedad de la Bellavista, es una falla tipo dolina que no avanzará en derrumbes, hacia ningún lado, al ser muy específica.

Dijo que fue originada por el secamiento del subsuelo ante el abatimiento de los mantos acuíferos, que al dejar el espacio libre de agua, la zona esta húmeda e inestable formándose los llamados conos que si tienen fin.

El especialista detalló que donde hay vegas, existe la posibilidad de que ocurran este tipo de fenómenos naturales, las cuales reveló, tienen detectadas en diversas partes de la laguna como: el antiguo canal del coyote, el parque fundadores en Torreón, la colonia César G. Meraz en Lerdo, y las colonas las flores Magón y el Consuelo en Gómez Palacio, además de las márgenes del canal de sacramento.

De acuerdo al geólogo, una puerta que deja de abrirse, la ventana que se atora, el polvo que cae de las paredes, las baquetas que se agrietan, fisuras en los muros de las viviendas y ruidos como truenos que aparentemente no tienen razón de ser, son las señales que podrían alertar sobre la posible presencia de un fenómeno de esta naturaleza.

Se prevé que el estudio que realiza el geólogo Castañeda, quede terminado en un plazo de 20 días y será entonces cuando se podrá tener la certeza de las situaciones geológica que presente el subsuelo de dicho sector habitacional.

 abra1.png

EN LERDO UNA ABRA SE TRAGO UNA PERSONA

En la década de los 80s en Ciudad Lerdo, Dgo., un abra se abrió en una casa habitación y se tragó materialmente a una mujer que dormía en su cama.

El abra de unos cinco metros de diámetro estaba conectada con una rio subterráneo por lo que ya no pudo rescatarse a esta persona.

En los años 90s en Torreón, la resequedad de la tierra y la sobre explotación de los mantos acuíferos, ocasiono que en el suroriente se te abrieran algunas zanjas o abras con longitud de hasta tres kilómetros con una ancho de tres metros y una profundidad de cinco a diez metros

Enrique Vázquez Ávila, estudioso del suelo lagunero, el agua y su comportamiento, manifestó en aquella ocasión sur por la sobreexplotación de los mantos acuíferos y loa perforación de miles de pozos de agua para la agricultura  en la Laguna se producían estos fenómenos.

Recientemente en una parcela por el rumbo de Francisco I. Madero se abrió una gigantesca abra de aproximadamente 30 metros de diámetro, la que fue tapada después de que algunos geólogos la observaron.

La aparición de estas zanjas también ha sido asociaciadas a los alienígenas, según algunos estudioso de este tema. Raúl Pérez, guía de la zona del Silencio, manifestó en la década de los 90s, que en la zona del Silencio,   los marcianos tenían una base subterránea y entraban por zanjas gigantescas.

Coahuila por ser una zona desértica es propensa a la aparición de estas aberturas en la tierra, sobre todo en la parte desértica y donde existen extensiones de tierra suelta o laboral.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: