MIGRANTES ODIADOS… 

NOTICIAS DIVERSAS.-

Por Héctor Barragán.-

migrantes

En un lugar de la frontera entre México y Estados Unidos. (Foto de Periodista Digital.)

Los migrantes del mundo entero, que son muchos millones cada año, se encuentran con el desagrado de la gente de los lugares a los cuales llegan en búsqueda de seguridad, de oportunidades para trabajar, para ganar el derecho a tener habitación, alimentos, vestido, en fin un medio de superar la condición de inseguridad y pobreza que los expulsa de sus lugares de origen.

Pero son tan numerosos que llegan a provocar miedo y celos en pueblos a los que llegan, cuando no desplacen a nadie, porque están dispuestos a laborar intensamente y a recibir paga insignificante y desempeñar labores que ellos consideran denigrantes u odiosas.

Porque encuentran personas dispuestas a ofrecerles empleos, que no les significan sino erogaciones mínimas, pero por las cuales los nacionales no están dispuestos a ofrecerse.

Este movimiento es tan significativo que efectivamente abarata el costo de la mano de obra en general, pero a su país por conducto de sus empresarios, les representa incrementos considerables en sus ganancias y en el desarrollo de su nación.

La lucha de un gobernante de país poderoso como los Estados Unidos de Norteamérica es de todo punto vista injusta e inhumana, porque ordena la extradición de gente que  ha recibido malos tratos y exiguos salarios, durante años y en ocasiones qu9inquenios, que ha participado en la creación de riqueza para el país, que por supuesto ha pagado muchos millones de dólares de impuestos.

Particularmente absurda resulta su orden respecto a los “dreamers”, jóvenes que durante varios años han trabajado a cambio de esos precarios salarios, sobre todo porque han tenido que estudiar simultáneamente. Los han asimilado a su cultura y sus hábitos diferentes, invirtiendo parte de su presupuesto en la instrucción y educación de esos millón y 800 mil prospectos de buenos ciudadanos aculturados.

Por lo que carece de sustento racional desperdiciar a esa gran cantidad de personas preparadas, altamente dedicadas y ambiciosas, después de que muchos de ellos tienen derecho a su ciudadanía por haber nacido en su territorio o haber contribuido a su prosperidad por tanto tiempo.

Vaya, que por otro lado parece4 un mero capricho, con visos de xenofobia, la ocurrencia presidencial.

DEL MURO FAMOSO.

Increíble la insistencia de que se construya un muro entre la frontera mexicana y la norteamericana, porque no tiene ningún sentido inteligente.

No impedirá el paso de migrantes, como que los instrumentos utilizados a la fecha no sirven debidamente ni frenará como se pretende, la corriente de enervantes, por la misma razón.

Con todo y la pena de muerte a que condenan a todos los que tratan de pasar el muro ha sido suficiente para evitar el tránsito, desde la muralla china al muro de Berlín, que poca utilidad reportaron, desde la lejana prehistoria.

De alguna parte habrán de suministrar los estupefacientes a los Estados Unidos, los que no producen internamente claro, como no han podido controlar la oferta de los mismos que proveen sus propios nacionales.

Pero volviendo a los absurdos, resulta patético pretender que otros gobiernos provean el costo de la muralla moderna y que estará en su propio territorio.

Que a los contratistas les reporte beneficio es indudable, que ninguna obra se hace sin el interés de las utilidades, pero el aumento de requisitos para el cruce entre países elevará los costos del tránsito y seguramente dificultará y encarecerá las mercancías intercambiadas, aunque el tan encarecimiento no afectará a los grandes comerciantes y prósperos habitantes de esos países, aunque sabido es que con minoría de ambos pueblos. Pero el tiempo dirá si el dirigente sigue adelante con su anacrónico proyecto.

LA BASURA EN SU LUGAR.

Nada más importante que dar el lugar adecuado a los desechos, pero es lástima que se dé más publicidad a la imagen concierta de los candidatos a los miles de empleos vacantes (menos los que simplemente cambian de sitio) este año, que convencer al pueblo de mejorar su conducta en cuanto la basura.

La empresa encargada de administrar el agua y el drenaje, participó brevemente en esto, para ahorrar gastos necesarios para limpiar el drenaje y los cauces de arroyos, porque efectivamente le conviene tratar de evitar las inundaciones por obstrucción de los cauces que tanto daño y gastos generan en las temporadas de lluvias.

Parte de la responsabilidad publicitaria y los gastos para una campaña efectiva corresponden a los empresarios que venden productos chatarra y agua embotellada en envases desechables, como principales contribuyentes a los desperdicios que invaden las calles.

La publicidad será el medio más inteligente y práctico de resolver el problema, pero quizá también de estimular a científicos y técnicos así como a gente de empresa, de buscar el mayor aprovechamiento de todos los desperdicios porque de ellos derivaría multitud de industrias y talleres, para recuperar los productos de plástico, los químicos, los detergentes y otros químicos contenidos en las aguas negras.

Empresas y talleres que por supuesto, para garantizar un abastecimiento de materiales, estarán conscientes de ofrecer precios atractivos por los materiales recopilados,  o sea, abandonar la práctica de pagar unos cuantos centavos por el kilo de cartón, papel, envases de aluminio, vidrio, hojalata y demás, así como establecer precios razonables a los productos recuperados.

La recuperación de ingredientes contaminantes vale buen dinero y servirá para dar ocupación bien remunerada a muchas personas y agregar valor a la economía nacional.

ROBO DE EMPLEOS.

Terrible acusación del Presidente Trump a sus consocios del NAFTA como ellos llaman al TLC, el tratado de libre comercio, en el sentido de que les quitaron sus empleos a los estadounidenses a llevarse sus fábricas de su territorio, lo mismo que su riqueza.

Como empresario especulador, deja de lado considerar que el famoso tratado se hizo para beneficiar especialmente y en alto grado a los Estados Unidos. Las empresas llegaron voluntariamente, para beneficiarse del bajo precio de la mano de obra, además de obtener beneficios, exenciones de otro tipo, que no tienen en su patria.

Que la balanza comercial les resulta desfavorable, es el aspecto menos importante del asunto, porque nunca menciona las utilidades y regalías y quizá transferencias de otro tipo, que no se cuentan en la balaca comercial.

Además de los bajos sueldos que dejan en el país, los escatimados impuestos, hay que tomar en cuenta que se les compra a Estados Unidos solamente productos de la industria, de alto precio y a cambio compran mercancía barata, materias primas. Aún más, se les compran alimentos, granos, carne y otros parecidos, que producen industrialmente, a muy bajo precio por sus costos y economías de escala, que les sirven también para cotizar por debajo los productos que llegan adquirir.

Particularmente se beneficiaron los empresarios norteños con las maquiladoras, muchas de las cuales cubren los sueldos mínimos y dejan de pagar el tiempo extra, elevando sus utilidades, seguramente sin hacer la contribución legal a su propio gobierno.

Sin contar que tienen participación elevada en los negocios financieros y bancarios, que en México les aportan los mayores beneficios de sus oficinas en el mundo, siendo el canal invisible de llevarse la riqueza nacional a su tierra de origen.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s