¿Hasta cuándo van a parar?

Del Tintero.-

Escribe: Fidencio Treviño Maldonado.-

fidencio

Nuestros representantes, en cualquier nivel, no tienen llenadera. Y el pueblo, en su opacidad, tiene el mayor aguante de todas las naciones, una resistencia tal que espanta, tal vez de ahí nace que somos la Raza de Bronce, aunque nuestros bien pagados representantes nos lleven a un precipicio en el que ya vamos en caída libre.

Vemos como la sociedad de los USA se desmorona y se levanta a pesar de innumerables guerras y constantes tragedias, marcando la historia como la economía más poderosa del mundo.  En contraste, nuestra devastación es horrible y sobre los escombros de nuestras instituciones está sembrada la falta de equidad, la violencia contra mujeres, niños y los más vulnerables, sobre todo el mal trato a quienes son distintos. La infamia de nuestra Clase Política o la Casta Divina que nos gobierna parece no tener paradero ni misericordia y segundo a minuto nos llenan de afrentas y cada día es peor la telaraña que no nos mata, pero atrapados como estamos tampoco nos deja salir.

Las reformas que, entre ramilletes de micrófonos, con glamur, opíparas cenas y brindis, fueron firmadas por decenas de sectores en mesas perfumadas y adornadas por caros racimos de flores, de nada sirvieron y al contrario nos están dando en donde más duele a los mexicanitos; en la bolsa.  La Reforma Laboral sólo dos o tres patrones de los miles que hay la conocen pero no la aplican, la Reforma Educativa que con el SNTE y sus líderes charros hundieron más al estudiante y al profesor, donde ahora nuestras escuelas son fábricas y  templos del analfabetismo, donde el trabajador sea afiliado a una central a un sindicato o libre está indefenso y sigue peor que antes de la mentada reforma Laboral, aún afiliado al IMSS o al ISSSTE no ha ganado nada, las maquilas ponen, hacen leyes y pagan lo que quieren; ahí aterrizó la mentada Reforma Laboral.

El libertinaje en todos los sentidos nos rebasó; los impostores, los simuladores, los estafadores y los monopolios nos cayeron a palos y en este país es fecha que la clase media para abajo no vemos una rendija por dónde nos dé el sol. Nuestras instituciones, todas son de papel y juegan este mismo papel para la gente pudiente y de casta o alcurnia.

Nadie puede parar el precio de los productos que se supone son nuestros, es decir los combustibles que provienen de PEMEX,  gasolinas, diésel y gas doméstico (Butano ) ya que su aumento va cada día deteriorando el bolsillo de los mexicanos y lo peor no es el aumento, sino la indolencia del pueblo, es decir como nos pasó con la violencia en este país, la pena tan grande de que ya nos acostumbramos a que al día sean 30 o más los muertos, algo tenebroso y malo sucede con los mexicanos que al parecer también lo tomamos como rutinario, junto con todo lo que la clase pudiente nos quitó entre otros rasgos que teníamos por nuestra idiosincrasia  y que la perdimos como fue; la Capacidad de Asombro,  hasta  a eso ha llegado el pueblo y podemos poner un ejemplo de la basta bonetería nacional y que es sobre los “Dueños o Jefes ” de PEMEX que  cada vez que se les ocurra suban de precio nuestro producto y que ni siquiera tengamos de ellos alguna ganancia en los 80 años de explotar esa industria o empresa. No protestamos de ninguna forma, somos pasalones, costumbristas, indolentes y sobre todo flojos que preferimos mejor dejar que “ellos” hagan con la empresa y con nosotros, que somos los dueños, lo que les venga en gana.

Poco nos importa exigir o saber cuánto ha generado nuestra empresa PEMEX en los más de 80 años vendiendo petróleo, tampoco nos interesa saber a qué se debe que cada semana o cada tres días aumente los precios de nuestros combustibles, como nadie informa sobre lo que hacen con los cientos de impuestos que recaban, hasta en parquímetros en algunas ciudades o pueblos, hasta allá nos roban.

Al mexicano resulta más fácil robarlo, que quitarle una paleta de dulce a un bebé de 10 meses, el bebé llora y en su mayoría logra le compren otra o le devuelvan su paleta, nosotros esperamos milagros, nos sentamos a ver telenovelas que nos presentan nuestros próximos jefes de la nación y como alguna corporación “agarra” al número 8 de los narcos, que pertenece a los 300 más buscados, pero aun así ayer sólo fueron 23 ejecutados de los que se supo en todo el territorio nacional, antier sólo 19.

Sin embargo es insultante que a los que roban al pueblo hasta los premien con altos puestos y la misma ley lo cobije ¡Vaya País el nuestro! que tenemos la ortodoxia como método, la paradoja como forma y la utopía como rasgo en este aun vasto país lleno de recursos. Pero inmerso también de ficción y surrealismo.

¿Hasta cuándo van a parar estas atrocidades y abusos de nuestros líderes y jefes contra el pueblo?…  Le atinó amigo lector, cuando nosotros los mexicanitos enanos nos decidamos a llevar a cabo su funeral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s